El RETAbet Bilbao obligado a ganar y mirar de reojo a Andorra

El RETAbet Bilbao obligado a ganar y mirar de reojo a Andorra

El RETAbet Bilbao Basket visita este domingo el vecino Buesa Arena de Vitoria (18:30 horas) con la necesidad de ganar al Baskonia y esperar a que el MoraBanc Andorra caiga en su cancha ante el Real Betis Energía Plus y además neutralizar los 11 puntos en los que el conjunto pirenaico le supera en el diferencial global de puntos.Esa complicada carambola permitiría al equipo bilbaíno regresar a la capital alavesa en febrero para disputar la Copa del Rey. Una aspiración ya más que complicada para un equipo que comenzó pletórico el curso con cuatro triunfos consecutivos y después bajó en su rendimiento hasta quedar eliminado en la primera fase de la Eurocopa y posteriormente caer de los puestos coperos de la tabla.
La floja temporada de sus bases, especialmente de Jonathan Tabu, que incluso admite cierto bloqueo mental, está lastrando a unos 'hombres de negro' que llegan al encuentro de mañana tras dos varapalos seguidos en su fortín de Miribilla -contra el Betis y el Herbalife Gran Canaria- que le dejaron casi imposible estar la Copa, su segundo objetivo de la temporada.
Porque más allá de lo que signifique la victoria en el Buesa, ya solo conseguirla, o pelearla hasta el final, se presume ahora muy difícil para un equipo deprimido y en el que solo el eterno Alex Mumbrú parece estar a la altura ante la irregularidad de los pívot Micheal Eric e Ivan Buva, y últimamente también de Scott Bamforth, el otro gran baluarte en el arranque del curso.
La escasa aportación de los jóvenes Tobias Borg, Miha Lapornik, Dejan Todorovic y Danilo Nikolic, este último baja para mañana junto a Borja Mendia, se suma al mal momento de un conjunto vizcaíno que apenas cuenta con el veterano Javi Salgado y al que la pelea de otro ilustre, Axel Hervelle, no acaba de rescatarle.
La visita liguera a Vitoria, además, es como un dolor de muelas para el Bilbao Basket, ya que solo la saldó con éxito una vez, en 2007. Fue un 78-80 con dos brasileños como jugadores más destacados. Marcelinho Huertas en el lado bilbaíno (20 puntos y 20 de valoración) y Tiago Splitter en el vitoriano (16, 7 rebotes y 24).
La última derrota, la temporada pasada, incontestable. Un estrepitoso 108-62 con el base Darius Adams imparable (30 y 35) y Mumbrú tratando de minimizar daños (21).
Quizás esos datos son los que provocaron la seria advertencia de Carles Durán a su equipo para mañana: "Nos van a querer destrozar. Su ambición es ganarnos y ganarnos bien. Tenemos que ganar en dureza física y mental porque si no en Vitoria es muy difícil jugar. Lo más importante es ser nosotros", avisa el técnico catalán.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Sábado, 14 de enero de 2017. 11:20
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *