Euroliga dice que nueva propuesta FIBA sobre ventanas no soluciona problemas

Euroliga dice que nueva propuesta FIBA sobre ventanas no soluciona problemas

La Euroliga aseguró en un comunicado que la última propuesta de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) sobre las ventanas de partidos clasificatorios para el Mundial 2019 no soluciona los problemas porque los mejores jugadores estarán ausentes en la mayoría y tendrán que afrontar más viajes.En un comunicado, la organización que organiza las dos principales competiciones de clubes europeos (Euroliga y Eurocopa) indica que aprecian que "por primera vez" la FIBA haya ofrecido una propuesta alternativa para el conflicto de calendario y asegura que evaluarán la proposición.
El sistema de 'ventanas' de clasificación para la Copa del Mundo 2019 puesto en marcha este año por la federación internacional comprende varios periodos durante la temporada de partidos entre selecciones previstos para noviembre de 2017; febrero, junio, agosto y noviembre de 2018, y febrero de 2019, algunos de ellos coincidentes con partidos de competiciones de Euroliga.
La solución propuesta por la FIBA este martes consiste en que durante las ventanas de noviembre y febrero, los ocho partidos de clasificación de la zona Europea para la Copa del Mundo de 2019 se moverían del jueves al viernes, mientras que los ocho partidos de la Euroliga previstos el jueves y el viernes se trasladarían al martes anterior, lo que permitiría a los clubes de Euroliga tener a sus mejores jugadores y a estos competir con sus países, según FIBA.
Para la Euroliga esta propuesta "sigue sin resolver el principal problema de las ventanas de selecciones nacionales" que es "la ausencia de los mejores jugadores durante la mayoría de ventanas".
Además, la entidad organizadora de la competición que reúne a los 16 mejores clubes europeos agregó que esta propuesta de la FIBA provocará "estrés extra sobre los jugadores", ya que tendrán que disputar varios partidos con un tiempo de descanso reducido y con viajes largos entre ellos.
"Por ejemplo, los jugadores podrían tener que jugar hasta seis partidos en solo diez días durante la ventana de febrero, incluyendo las Copas de cada país, la Euroliga y los partidos de selecciones. Además, algunos de los viajes que tendrían que afrontar los jugadores podrían requerir más de 30 o 40 horas, algunos más de 50 en algunos casos", añade el comunicado, en referencia a los jugadores latinoamericanos.
No obstante, la Euroliga manifestó que presentarán una respuesta a la propuesta de la FIBA "en los próximos días" y el organismo dirigido por el español Jordi Bertomeu añadió que están "abiertos a evaluar y discutir otras propuestas" para solucionar el calendario, que bajo su punto de vista "mantiene la imposibilidad para todos los jugadores de sumarse a sus selecciones".
Representantes de la división europea de la FIBA aseguraron a EFE que, según sus datos internos, solo cuatro jugadores de los 960 involucrados en las eliminatorias de la FIBA tendrían que acometer desplazamientos transoceánicos al ser jugadores de competiciones Euroliga (Euroliga y Eurocopa) que juegan con selecciones americanas, casos de los argentinos Luca Vildoza, Patricio Garino (Baskonia) y Facundo Campazzo (Real Madrid) y el uruguayo Jayson Granger (Baskonia).
La semana pasada seis federaciones nacionales -España, Alemania, Rusia, Grecia, Italia y Turquía- expresaron su intención de convocar a sus internacionales que disputan la Euroliga, que a su vez propuso disputar todos los partidos de selecciones en julio, opción que fue considerada como "inaceptable" por FIBA.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Martes, 26 de septiembre de 2017. 18:46
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *