Chicago Bulls despide a su técnico, Tom Thibodeau

Chicago Bulls despide a su técnico, Tom Thibodeau

Reportar vídeo


Los Chicago Bulls, la franquicia donde juega Pau Gasol, ha anunciado el despido de su entrenador, Tom Thibodeau. El técnico se hizo cargo del equipo en 2010 y le quedaban dos años de contrato en vigor.

Thibodeau deja Chicago con un balance de 394 victorias y 255 derrotas y esta última campaña ha sido eliminado en la segunda ronda del playoff por los Cleveland Cavaliers
El despido es la culminación de una escalada de tensión entre el técnico y los responsables de la franquicia y, según varias fuentes, también con algunos jugadores.
El gerente general de los Bulls, Gar Forman, fue el encargado de ofrecer un comunicado en el que el dueño de la franquicia, Jerry Reinsdorf, justificaba la salida de Thibodeau ante la falta de unificación de ideas y criterios en la dirección del equipo.
A pesar que Thibodeau llevó al equipo a las semifinales de la Conferencia Este, que perdió ante los Cavaliers de Cleveland, tras sufrir la baja importante del ala-pívot español Pau Gasol, Reinsdorf considera que había llegado el momento del cambio.
Los Bulls tendrán que pagarle a Thibodeau los más de nueve millones de dólares que tiene estipulados de salario en un contrato al que todavía le quedaban dos años.
Desde que se hizo cargo de los Bulls, en la temporada del 2010-11, cuando fue elegido Entrenador del Año, Thibodeau ha logrado marca ganadora de 255-139 con un porcentaje del 64,7 por ciento, sólo superado por Phil Jackson que logró el 73,8 (545-193).
Thibodeau ha sido el responsable del desarrollo del base Derrick Rose, que no ha podido rendir al máximo después de haber jugado sólo 181 partidos de los 394 posibles debido a las lesiones.
Formado bajo la escuela de Pat Riley y Jeff Van Gundy, fue su asistente con los Rockets de Houston, Thibodeau, es un gran estratega en el juego defensivo y sus equipos han sido los mejores en la liga con promedio de 92,6 puntos permitidos y un porcentaje del 43,2 por ciento de acierto en los tiros de campo de los rivales.
Pero su labor deportiva al frente del equipo siempre chocó cuando en la tensión que mantuvo a la hora de comunicarse con la dirección, que tampoco aceptó la eliminación ante los Cavaliers, que tuvieron lesiones, pero no tan importantes ni decisivas como la que sufrieron los Bulls con Gasol.
Tampoco se entendía el pobre juego ofensivo que a veces mostraba el equipo cuando en el apartado defensivo era todo lo contrario.
Bajo la dirección de Thibodeau, los Bulls llegaron cinco veces a la competición de la fase final y consiguieron marca de 23-28.
Reinsdorf fue categórico en el comunicado oficial al destacar que para formar parte del equipo todos tenían que estar en la misma "página", algo que "desgraciadamente" no sucedía en estos momentos y la "cultura" de unidad dentro de la organización también existía.
"Días como estos son difíciles, pero necesarios para que el equipo pueda alcanzar los objetivos que nos hemos establecidos y comprometidos con los aficionados", destacó Reinsford. "Apreció la contribución que ha hecho Thibodeau a la organización de los Bulls. Siempre he respetado su amor por el deporte del baloncesto y le deseo lo mejor en el futuro".
Por su parte, Forman destacó que bajo la dirección de Thibodeau el equipo había sido siempre ganador, pero la organización había hecho una evaluación de como podían crecer y mejorar y la decisión final fue que era necesario hacer un cambio en la dirección del equipo.

Un contenido de:
Jesús Rengel

Jueves, 28 de mayo de 2015. 17:21
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *