Alhambra Nievas, Mejor Árbitro del Mundo de Rugby en 2006

Alhambra Nievas, la mujer que hizo historia en el deporte de hombres

Alhambra Nievas, dirigiendo un Noruega-Finlandia masculino.

Respeto, compañerismo y solidaridad. Esas son tres de las premisas en las que se basa un deporte de la nobleza del rugby y son características de las que siempre ha hecho gala la granadina Alhambra Nievas para convertirse en la mejor árbitro del mundo.

 
Junto al sudafricano Rasta Rashivenge, Alhambra consiguió lograr el galardón en la edición de 2016 de los premios World Rugby, siendo la primera mujer en imponerse a sus compañeros masculinos. Así llegaba el mayor reconocimiento a una carrera que comenzó en 2006, mientras estudiaba Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Málaga.
En la capital de la Costa del Sol comenzaron sus pinitos con el rugby, un deporte en el que la figura del colegiado se respeta mucho más que en otras disciplinas. "Te lo enseñan tu capitán y entrenadores. Cuando practicas un deporte tiene que ser para llevarte algo positivo en tu vida, no puedes disfrutar si te pasas un partido peleándote con el árbitro", reconoce la propia Alhambra Nievas en una entrevista para ElDesmarque Radio.
Comenzó como jugadora en 2002 y sólo cuatro años después arbitró su primer partido como punto de inicio a una meteórica carrera que le ha llevado a lo más alto en sólo 10 años. El 2016 fue mágico, con un partido que nunca olvidará en Río de Janeiro entre Australia y Nueva Zelanda: "La final de los Juegos Olímpicos ha sido mi mejor momento deportivo, reúne todos mis sueños de niña y todo el trabajo. No fue fácil ser árbitro aquí en España y estar en una final olímpica te gratifica todo ese esfuerzo y sacrificio".

Una carrera llena de hitos

Dirigir la primera final olímpica en la historia del rugby seven femenino ha sido uno más en los logros de la granadina. Nievas fue la primera mujer en ejercer como asistente en un 'test match' entre Tonga y Estados Unidos, choque disputado en Anoeta.
De ahí pasó al histórico partido en octubre del pasado año entre Finlandia y Noruega. Por primera vez, una mujer dirigió un choque entre dos selecciones masculinas absolutas, en un encuentro valedero para el Campeonato de Europa. 

Ese partido sirvió para demostrar el nivel de Alhambra, ya no sólo en categoría femenina, sino en el global. No en vano, es la única colegiada contando ambos sexos en España en vivir profesionalmente del arbitraje.
Y es que el rugby es uno de los deportes más inclusivos en materia de género: "Convivimos con mucha naturalidad, en el rugby juegan chicos y chicas juntos hasta los 16 años. Con total normalidad, ellas tiene puestos de capitanes, líderes, directores de juego...".
También en materia arbitral, donde "ha crecido" el número de mujeres que se pasan al silbato. A pesar de ello, como en cualquier otro ámbito de la vida, aún hay materias en las que mejorar.

La importancia del profesionalismo

Según reconoce la propia Alhambra Nievas, el marco del alto rendimiento "es nulo" a la hora de dedicarse al arbitraje: "Todos mis compañeros tienen su trabajo de lunes a viernes y luego tienen que arbitrar un partido profesional en fin de semana y, claro, se les exige estar a ese nivel. Yo soy la única que puede dedicarse a ello profesionalmente, porque tengo el apoyo de la federación internacional".

Para ello destaca el papel de las "instituciones", que permiten realizar "más actividades de formación". Ese es el camino para que en España más mujeres como Alhambra puedan arbitrar partidos como las finales de la Copa del Rey masculinas de 2014 y 2017, esta última disputada en el estadio José Zorrilla de Valladolid. El estadio pucelano abandonó el fútbol por un día para acoger el derbi entre los dos grandes dominadores de este deporte en nuestro país: VRAC y El Salvador.
A nivel de visibilidad, el fútbol es un ejemplo para el rugby, aunque sus valores disten mucho de un deporte a otro. Sobre todo en todo lo referente a los estamentos arbitrales, con los trencillas futbolísticos siempre en el punto de mira: "Es un error el utilizar al árbitro como un elemento de polémica. Es un enfoque totalmente negativo, no somos robots y también podemos fallar. El señalar a un árbitro como un enemigo me parece injusto. No sé si podría ser arbitro de fútbol porque no podría disfrutar". 
Donde sí podrá deleitarse la granadina es en el Mundial de Rugby seven femenino (la categoría olímpica) que se disputará este próximo verano en San Francisco. Allí, Alhambra Nievas llega como una de las referentes arbitrales y quién sabe si añadirá la final del torneo a su lista de 'conquistas'.

Un contenido de:
Joaquín Anduro

Miércoles, 09 de mayo de 2018. 13:26
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *