Cultural Leonesa-Academia Aspire, un matrimonio discreto pero ambicioso

Cultural Leonesa-Academia Aspire, un matrimonio discreto pero ambicioso

Hace aproximadamente un año, un club histórico como la Cultural y Deportiva Leonesa, que pronto cumplirá su centenario, navegaba a la deriva y sobre su futuro se cernían negros nubarrones sin tan siquiera aventurar que le aguardaba un regalo inesperado que sería la solución a sus males económicos arrastrados durante décadas.Fernando Pérez Soto
En ese mes de febrero de 2015, la junta gestora buscaba soluciones para una deuda heredada que llegó a alcanzar los 6 millones de euros -luego reducidos a tres-, que llevaron a los anteriores dirigentes, en su mayoría ligados al sector de la construcción, a solicitar concurso de acreedores y a acabar descendiendo administrativamente a Tercera División.
A pesar de volver a la categoría de bronce, el entorno más habitual en la historia culturalista, las graves dificultades económicas parecían conducir a la liquidación de la Sociedad Anónima Deportiva a la conclusión de la pasada temporada y por ello, el gerente Felipe Llamazares, exárbitro internacional de baloncesto, entabló múltiples negociaciones con posibles compradores.
La deuda renegociada con acreedores hasta 1,7 millones era demasiado lastre y ningún grupo interesado parecían dispuestos a asumirla hasta que otro hombre del baloncesto, el exjugador del Real Madrid y Baloncesto León José Lasa entró en escena y contactó con Llamazares para hablarle del interés de un grupo anónimo.
Su intermediación, como abogado, y el papel de la tercera pieza del mundo de la canasta, otro madridista, Antonio Martín, empezaron a dar forma al proyecto hasta la firma de un primer acuerdo, ya con el conocimiento por parte de los propietarios de la Cultural del grupo inversor, la Aspire Academy de Catar, para asumir la deuda.
A partir de entonces, tras el desembolso inicial de 200.000 euros para afrontar pagos perentorios, continuaron los pasos, ya administrativa y legalmente con la supervisión del capital catarí, hasta hacerse en diciembre, tras una ampliación anterior de capital, con el 99,7 por ciento de la Sociedad Anónima Deportiva.
Ese fue el inicio para que ya, en el nuevo año 2016, haya empezado a coger forma el proyecto de la Aspire Academy en León y en la Cultural y Deportiva Leonesa SAD, dentro de un plan de pagos de la totalidad de la deuda que ha supuesto ya un desembolso de más de 1 millones de euros, para intentar dejar a cero la entidad el próximo mes de junio.
Aspire Academy, fundada en 2004, tan solo tiene la intención de vincularse a una entidad en España, en este caso la Cultural, manteniendo un proyecto similar con el KAS Eupen de la Segunda División belga, junto a una escuela con fines sociales en África y el gran centro de entrenamiento en la capital catarí, Doha, a lo que hay que añadir el acuerdo con hasta 50 clubes en todo el mundo.
Para Felipe Llamazares, confirmado como hombre fuerte de la entidad en León, bajo la presidencia de Tariq Abdulaziz Al Naama, esta operación ha sido "la solución definitiva para el presente y también para el futuro", afirma convencido.
Lo que más destaca el responsable culturalista es la humildad y seriedad del proyecto, que contrasta con la imagen habitual ligada a Catar y sus inversiones publicitarias en grandes clubes a nivel mundial.
"La Academia es un proyecto ligado al gobierno catarí, con un control financiero exhaustivo y un dinero perfectamente fiscalizado por el perfil de sus dirigentes y ese es su principal activo, la austeridad, la prudencia y los proyectos a medio y largo plazo, porque no quieren que sea algo con fecha de caducidad", señala.
Esa fue una de las claves para su asentamiento en León que, según Felipe Llamazares, le abrió las puertas "de par en par, sin condiciones, siempre bajo el respaldo y apoyo de las Instituciones, el primero el Ayuntamiento con una total predisposición".

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Domingo, 28 de febrero de 2016. 11:47
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *