Italia'68: Italia sube al trono tras un sorteo y un desempate

Italia'68: Italia sube al trono tras un sorteo y un desempate

La selección de Italia subió por primera
vez al trono continental con un angustioso y sufrido triunfo en la
edición de 1968, disputada en su país y en la que alcanzó el éxito
tras un sorteo con una moneda y la repetición de la final ante
Yugoslavia. 
La selección anfitriona había presentado muchas deficiencias pese
a disponer de jugadores como Zoff, Facchetti, Mazzola, Rivera o
Riva, que quedaron ratificadas en la semifinal contra la URSS en el
estadio San Paolo de Nápoles, el escenario donde el ambiente había
atemorizado a Bulgaria en cuartos.
La 'squadra azzurra' fue incapaz de superar a un equipo soviético
que se había presentado muy mermado por las lesiones y el 0-0
desembocó en un sorteo porque no había tiempo para otro partido.
Se lanzó una moneda al aire y la fortuna sonrió al equipo que
dirigía Valcareggi, que se metió de manera casi injusta en la final,
en la que se enfrentaría a una Yugoslavia que comenzaba su etapa más
dorada.
El equipo balcánico se midió en semifinales en Florencia a
Inglaterra, la vigente campeona del mundo y 'verdugo' en cuartos de
España y demostró sus condiciones -incluidas simulaciones- y
aspiraciones.
Los ingleses, con una plantilla en la que estaban jugadores
míticos como Banks, Moore o Bobby Charlton, acudieron con bajas y
tras un primer periodo igualado Mullery fue expulsado por el árbitro
español José María Ortiz de Mendíbil por una fuerte entrada sobre
Trivic.
Inglaterra se pertrechó atrás. Plantó una muralla y Yugoslavia
sufrió para llegar, hasta que un magnífico jugador como Dzajic
clasificó a los balcánicos y eliminó a los campeones mundiales.
Los yugoslavos habían presentado un equipo compacto y con buena
técnica. Eran un rival de cuidado para una Italia que no tenía más
remedio que prescindir de jugadores como Mazzola, Rivera y Riva por
problemas físicos.
Los 69.000 espectadores que se reunieron en el Olímpico romano se
temieron lo peor cuando Dzajic inauguró el marcador a los 38
minutos, que era el premio a la superioridad de Yugoslavia.
Italia era impotente para superar la resistencia de los
balcánicos, pero una acción de picardía -polémica- de Domenghini al
lanzar una falta rápidamente mientras el árbitro suizo Dienst
formaba la barrera significó el 1-1 a falta de nueve minutos para el
final.
La prórroga no desniveló la balanza y se tuvo que recurrir, 48
horas después, a un desempate, al que acudió menos de la mitad de
público, quizá por tratarse de una jornada laboral.
Valcareggi recogió el mensaje del primer encuentro y
'revolucionó' el once porque contó con Mazzola, Riva, Salvadore, De
Sisti y Rosato.
Italia saltó al césped con rabia y arrolló a un equipo yugoslavo
que se vio sorprendido por el fútbol desplegado por los locales, que
sentenciaron el triunfo en el primer periodo con goles de Gigi Riva
y de Anastasi.
El descanso modificó el panorama, pero el acoso insistente de
Yugoslavia fue abortado por una Italia muy experta que se amuralló
delante de Dino Zoff y que logró su primer título continental.
Esta fue la primera ocasión en la que prosperaron las tesis de
Stanley Rous de crear grupos clasificatorios. Las selecciones
inscritas se distribuyeron en ocho grupos. España acabó primera del
I con apuros por delante de Checoslovaquia, Irlanda y Turquía, y se
tuvo que medir con Inglaterra, que ganó los dos partidos, en Wembley
por 1-0 y en el Bernabéu por 2-1.
 
Partidos:
-- SEMIFINALES
05.06.68 Nápoles Italia 0 - URSS 0
(Italia pasa por un sorteo con una moneda)
05.06.68 Florencia Yugoslavia 1 - Inglaterra 0
 
-- TERCER Y CUARTO PUESTO:
08.06.68 Roma Inglaterra 2 - URSS 0
 
-- FINAL
08.06.68 Roma Italia 1 - Yugoslavia 1
 
-- FINAL REPETICION
10.06.68 Roma Italia 2 - Yugoslavia 0
 
-- FICHA DE LA FINAL
2 - Italia: Zoff, Burgnich, Rosato, Guarnieri, Facchetti,
Salvadore, Domenghini, Mazzola, Anastasi, De Sisti y Riva
0 - Yugoslavia: Pantelic, Fazlagic, Damjanovic, Pavlovic,
Paunovic, Holcer, Hosic, Trivic, Musemic, Acimovic, Dzajic
Goles: 1-0, M.12: Riva. 2-0, M.32: Anastasi.
Arbitro: José María Ortiz de Mendíbil (ESP)
Incidencias: Repetición de la final disputada en el estadio
Olímpico de Roma ante 32.886 espectadores.
 
- Máximo goleador fase final: Dzajic (YUG) 2 goles

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Martes, 31 de mayo de 2016. 09:05
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *