Moro afirma que la empresa Gálvez Brothers ha pagado una nómina del Murcia

Moro afirma que la empresa Gálvez Brothers ha pagado una nómina del Murcia

Murcia, 13 mar (EFE).- El empresario extremeño Raúl Moro, que ayer revocó el poder que dio al mexicano Mauricio García de la Vega para que este se quedase con el club de fútbol Real Murcia, ha dicho hoy que la firma Gálvez Brothers ha pagado una de las tres nóminas adeudadas a la plantilla y a los empleados y que él no dirigirá el equipo.,Moro ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en la explanada del estadio Nueva Condomina, no en el interior de las dependencias de la entidadMurcia, 13 mar .- El empresario extremeño Raúl Moro, que ayer revocó el poder que dio al mexicano Mauricio García de la Vega para que este se quedase con el club de fútbol Real Murcia, ha dicho hoy que la firma Gálvez Brothers ha pagado una de las tres nóminas adeudadas a la plantilla y a los empleados y que él no dirigirá el equipo.
Moro ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en la explanada del estadio Nueva Condomina, no en el interior de las dependencias de la entidad, en cuyas puertas se han cambiado las cerraduras, según el anterior propietario del club, de Segunda División B.
"Ante la situación generada al no cumplirse las condiciones pactadas para el alquiler del club, he decidido rescindir el contrato y me he reunido con un grupo de empresarios liderado por la empresa Gálvez Brothers, que ha pagado una nómina a los jugadores y a los trabajadores de esta entidad", ha comentado.
Ha añadido que este grupo "seguirá colaborando para pagar las nóminas y regularizará la situación hasta el final de la temporada".
Gálvez Brothers es una compañía de inversión con sede en Orihuela (Alicante) que aparece en escena justo cuando la plantilla había acumulado tres meses sin percibir sus emolumentos.
Esta incidencia propició que Moro, quien gestionó y fue presidente del Real Murcia hasta finales del pasado año, revocase ayer el poder que en su día expidió a favor de García de la Vega para que este se hiciera con el mando de la entidad.
De ese modo quedaría sin valor la compra ejecutada por el mexicano después para hacerse con la propiedad de la institución.
Moro ha dejado hoy claro que no pretende volver a presidirla: "No he venido a quedarme, sino a subsanar una situación que se ha creado porque el Real Murcia tiene que seguir funcionando. Lo primero es el club y hay que sumar y cumplir los compromisos adquiridos".
"El consejo de administración del Real Murcia tiene que velar por el club", ha añadido.
Además, ha indicado que "no procede hablar con la plantilla" y que "existe un acuerdo de confidencialidad que no le permite hablar del contrato privado que firmó el pasado diciembre con García de la Vega.
De esta controversia también ha hablado hoy el concejal de Deportes de Murcia, Felipe Coello, que ha señalado que el ayuntamiento asiste desde "una posición expectante" a lo que ocurre en torno al club.
"Esta situación ayuda poco a que un equipo que aspira a ascender tenga la estabilidad necesaria para afrontar sus compromisos deportivos en el tramo final de la temporada", ha concluido.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Martes, 13 de marzo de 2018. 14:38
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *