España-Túnez Krasnodar | Jorge Liaño Selección España

Diario de a bordo, día 3: El Toro de Osborne

Imagen del FC Krasmodar Stadium con el Toro de Osborne.

Por fin rueda la pelota, aunque sea con un partido amistoso. Dos días en Krasnodar dan para mucho pero, evidentemente, sin fútbol falta algo. A seis días del debut en Sochi, nos subimos por las paredes. Todos, futbolistas de España y periodistas, queremos que esto empiece.

 
Es difícil estar aquí y no hablar del desastre de Brasil y de la mala imagen de la pasada Eurocopa, pero sobre todo es imposible no hablar del equipazo que tenemos. Sólo ha sido un amistoso, y no ilusionarse, a pesar de no haber jugado un buen partido, es tontería. ¡Soñemos mientras podamos!
Os decía en días anteriores que en esta ciudad no hay ambiente de Mundial porque Krasnodar no es sede, pero sí hay ambiente de España. La gente de aquí está con los de Lopetegui descaradamente, ha gustado que se concentren en la academia del FC Krasnodar. De entrada, los jardineros del estadio han tenido el detallazo de transformar su toro, la mascota del equipo, en el Toro de Osborne (bendita publicidad para la empresa de El Puerto de Santa María), y nos han hecho sentir un poco más como en casa.
El estadio de los 'toros' es alucinante. El millonario Sergey Galitsky, un enamorado de Roma, ha querido construir un coliseo moderno, y lo ha conseguido. La fachada exterior está recubierta de una carísima piedra blanca que asemeja a la originaria de la maravilla romana. Pero si gusta por fuera, más gusta por dentro: Las gradas, de forma ondulada, están coronadas por una pantalla de LED que le da la vuelta completa al estadio. Y ni que decir tiene que las proyecciones que se vierten en la misma son espectaculares. Y la gente, además, está por divertirse. Seis días quedan. Tic, tac, tic, tac..

Un contenido de:
J.L.

Sábado, 09 de junio de 2018. 20:29
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *