Resumen de la Jornada | Francia - España | Copa Davis 2018

Pouille acerca a Francia a la final ante un incombustible Bautista (2-0)

Un contenido de:
EFE

Viernes, 14 de septiembre de 2018. 19:47
Pouille, celebrando uno de sus puntos.
Pouille, celebrando uno de sus puntos.

Francia, defensora del título, ha dado un paso de gigante para clasificarse para la final de la Copa Davis al acabar la primera jornada de la semifinal contra España que se disputa en el estadio Pierre Mauroy de Lille con ventaja de 2-0, gracias a los triunfos de Benoit Paire y de Lucas Pouille sobre Pablo Carreño y Roberto Bautista, respectivamente.

Paire, que debutaba en el conjunto que dirige Yanick Noah, se ha impuesto a Carreño, número uno de Sergi Bruguera, por 7-5, 6-1 y 6-0, en una hora y 54 minutos, después de que el español dispusiera de tres oportunidades para apuntarse el primer parcial, y luego se resintiera de la lesión que sufrió durante el Abierto de EE.UU. en el aductor izquierdo, y actuase a continuación muy mermado.

Después, Lucas Pouille, número uno del conjunto francés, ha vencido a Roberto Bautista por 3-6, 7-6 (5), 6-4, 2-6 y 6-4 en tres horas y 40 minutos, con 19 saques directos.

Con 2-0 en el marcador, Francia, ganadora en diez ocasiones de la Ensaladera, necesita una sola victoria para firmar la que sería su 19ª final en esta competición, que el año próximo cambia de formato.

El conjunto español intentará este sábado, en el encuentro de dobles, forzar al tercer día de competición, aunque en su historial jamás ha logrado remontar un 2-0 adverso después de la primera jornada.

Este sábado, a partir de las 14.00 horas, se enfrentarán Feliciano López y Marcel Granollers contra Nicolas Mahut y Julien Bennetau.

Bautista estuvo a punto de llevar la igualdad al marcador en la primera jornada. Luchó hasta la extenuación y forzó a Pouille al máximo, pero no pudo controlar su servicio en el noveno juego del quinto set y al entregarlo se acercó al abismo.

Roberto había ganado a Pouille este año en la final de Dubai y era una seria opción para que el partido se mantuviera igualado. Y fue así, porque tras apuntarse el español el primer acto, Pouille se hizo con el segundo, a la octava bola de set, después de un desempate en el que el español salvó tres.

La clave pudo estar en el tercer parcial, en el que el español llegó a dominar por 3-0. Fue entonces cuando Roberto sufrió un lapsus que luego le costaría caro, porque el francés le endosó un parcial de 5-0 para remontar y hacerse con el set cerrándolo con un saque directo.

Con ventaja de Pouille de dos parciales a uno, Bautista reaccionó de forma magistral y se alzó con el cuarto en 27 minutos. La lucha estaba en pleno apogeo y una sola rotura definiría el partido. La consiguió Pouille en el noveno y luego, aunque el español salvó dos bolas de partido, el francés se llevó el triunfo.

El espíritu de gran equipo de Francia se demostró con la presencia de Jo-Wilfried Tsonga y Pierre Hugues Herbert, los dos jugadores lesionados, apoyando en el banquillo a sus compañeros. En el palco estuvo el excampeón español Manuel Santana, acompañado de la presidenta del Consejo Superior de Deportes de España, María José Rienda.

Antes, Pablo Carreño, que asumía por primera vez la condición de número uno del equipo español, se diluyó tras un buen primer set ante Paire en el que dispuso de tres oportunidades para ganarlo.

Tuvo dos Pablo en el noveno, con saque de Benoit, y luego otra en el siguiente con su servicio, pero las desperdició todas. Y ahí se acabó prácticamente el partido para el español.

Con la lógica euforia de los casi 16.000 aficionados que se acercaron al estadio, Paire se lanzó en picado tras esas tres ocasiones del español y enlazó hasta nueve juegos consecutivos para apuntarse el primer parcial por 7-5 y luego el segundo por 6-1.

El nivel de Carreño había descendido notablemente porque su muslo izquierdo había comenzado a molestarle y ya no podía moverse como al principio. Su rostro denotaba esa sensación típica de impotencia, porque sabía que ya no podía llegar a los envíos del francés.

Los aficionados locales rugían porque habían visto perdido a su jugador, mientras que Noah se golpeaba el pecho continuamente para infundirle más confianza.

Hasta ese noveno juego del primer parcial, Paire había dado una pobre imagen, cometiendo nueve dobles faltas y enlazando tres veces dos seguidas. El francés salvaba esa situación con ocho saques directos.

Las conocidas dejadas de Paire atrapaban en la red al español, que con cara seria se resentía de sus molestias en el aductor izquierdo, las mismas que le obligaron a retirarse en la segunda ronda del Abierto de EE.UU.

Tras ceder el segundo parcial, Carreño y Bruguera se fueron al vestuario y al regresar, Julián Casanova, el fisioterapeuta del conjunto español le vendó el muslo. Pero de poco sirvió la medida porque Paire jugaba ya a su antojo, y más suelto. Carreño hizo lo que pudo para no retirarse, pero no pudo impedir que el francés le hiciera un 6-0 para cerrar el encuentro con su 15º saque directo.

De esta forma, el fantasma de la derrota de Clermont-Ferrand, también en pista cubierta y dura, aparece en el horizonte para el conjunto español.

Allí hace ocho años, en eliminatoria de cuartos de final del Grupo Mundial, España dirigida entonces por Albert Costa, cayó ante Francia por 5-0. De aquella selección española solo queda en el equipo Feliciano López, que este sábado, junto con Marcel Granollers, disputarán el tercer punto de la semifinal contra Nicolas Mahut y Julien Benneteau.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *