Carácter - ElDesmarque Asturias
Secciones

Carácter


Según la RAE, se define carácter como “fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía”. La conclusión que José Ramón Sandoval ha tratado de transmitir, sin mucho éxito, es que la plantilla del Sporting no tiene carácter. Suele apelarse al carácter como ese coraje que ponen los futbolistas menos agraciados en lo que a calidad se refiere y que solapan esa falta de recursos con ‘huevos’. Hasta el día de hoy, sigo convencido que al fútbol se juega con los pies y con la cabeza, y no con los ‘huevos’, pero todo puede ser posible en el futuro.
Lo del carácter y Mareo es como esa etiqueta que viene de serie y que se acepta sin mucha discusión. Las Escuelas de fútbol fabrican futbolistas de mucha calidad a las que le falta sangre para competir. Y ese axioma extrapolable a cualquier cantera de renombre se asimila en Mareo como algo irremediable. Sinceramente, creo que ese no es el problema. Si el vestuario del Sporting tuviera el carácter que pide Sandoval, hace meses que el técnico de Humanes estaría viendo los encuentros de los rojiblancos desde su casa y a través de la televisión. Al equipo rojiblanco no le falta carácter, si no una idea coherente que plasmar en el terreno de juego.
Cuando el Sporting se puso líder en la primera vuelta, ganó en Lugo, hizo un gran partido ante el Zaragoza, ganó en Mallorca… no le faltaba carácter. No es malo recordar que la plantilla del Sporting es una de las más caras de la categoría, dato objetivo, y está hecha a medida del entrenador. Él decidió que no continuaran jugadores que le discutían decisiones, porque Sandoval es un técnico al que no le gusta escuchar a quien no dice lo que él quiere oir. Y él fue el responsable de la actual disposición de una plantilla que, a pesar de los defectos, tiene poca comparación en la peor Segunda División de los últimos años.
Pero en el fútbol todo cambia en apenas 90 minutos. Aún así, no parece suficiente para calmar ese nerviosismo que roza la histeria y que azota al técnico rojiblanco desde hace meses. Da la sensación de que Sandoval hace tiempo que ha recibido esas malas señales que transmite el Sporting en las últimas semanas, sin saber cómo atajar esos problemas que ahora le agobian más que nunca. Eso forma parte del juego, porque con esa presión también hay que saber convivir. Y eso también tiene que ver con el carácter. El de uno mismo.
PD: Después de 33 jornadas, el Sporting ha dispuesto 25 alineaciones diferentes. ¿Qué tal probar un 4-4-2 con los serbios en punta? Lo digo como una idea para probar, aunque sea equivocada.

Un contenido de:
Borja

Martes, 08 de abril de 2014. 19:06
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *