Crónica Lugo Real Oviedo | Vitamina en forma de victoria
Secciones
CD Lugo
0-1
Real Oviedo

La mejor vitamina

Diegui celebra con sus compañeros su gol (Foto: LaLiga).

La línea de tres mediapuntas comenzó intensa y con mucha movilidad. Sobre todo Fabbrini era el que más activo se mostraba apareciendo con espacios y provocando faltas peligrosas para los azules. En la primera fue el propio Fabbrini el que recibió el saque en corto de Saúl en la frontal, pero el remate de primeras se marchó arriba.

El Lugo poco a poco se fue sacudiendo e imprimiendo velocidad a sus ataques, con combinaciones rápidas de los hombres de arriba, pero sin generar tampoco ocasiones claras, más que un remate de cabeza de Iriome muy forzado. Cotugno está siendo la apuesta de Anquela en los últimos encuentros y estaba siendo uno de los más destacados. Serio en defensa y apareciendo en ataque, como en el minuto de 23, en el que cortó en diagonal y cambió la orientación hacia la posición de Saúl, que controló con el muslo y disparó desde el pico del área grande, pero el balón se marchó desviado por poco.
Tras esos primeros minutos con cierta intensidad y algunas situaciones de peligro, las imprecisiones y el centrocampismo se fueron imponiendo y ninguno de los dos equipos era capaz, por imposibilidad o por falta de intención, de generar ocasiones. 
El paso por vestuarios sirvió para que los equipos salieran activados nuevamente al terreno de juego y fueran destapando sus cartas. El Lugo salió en tromba y en el segundo minuto a punto estuvo de anotar, tras un remate de Campillo en el punto de penalti después de una buena llegada por banda de Iriome. Pero entonces apareció Alfonso Herrero para rechazar con una espectacular parada de reflejos cuando los locales prácticamente celebraban el gol. 
El Oviedo respondió. Saúl progresó por banda izquierda y sacó un buen centro raso hacia la llegada de Toché en el segundo palo. Llegó antes Josete para desviar a córner, asustando a toda la parroquia local porque el balón casi va hacia su propia portería. 
El Lugo también quería aprovechar el balón parado y a punto estuvo de conseguirlo en una falta lejana en la que Bernardo disparó en varias ocasiones tras sendos despejes carbayones. El último de los remates se marchó desviado para alivio de la zaga visitante.
Y precisamente tras un balón parado del Lugo llegó una buena opción azul en una contra llevada a la perfección por Christian Fernández, que abrió para Fabbrini, pero el disparo del italiano lo rechazó Juan Carlos certero. Tras este arranque con intensidad y alternativas, el partido volvió a entrar en una fase de calma, pero la expulsión de Kravets sacudió todo.
El Oviedo se vino arriba y Anquela activó la apuesta ofensiva por los costados, recibiendo premio en la figura de Diegui Johannesson, que en el minuto 81 aprovechó un balón suelto en el área tras un intento de remate de Toché para batir a placer y dar tres puntos de aire a los azules.
El Lugo se vino arriba en busca del empate y Anquela acumuló hombres en el centro del campo. Los locales buscaron el juego directo, pero el Oviedo se defendió, no sin sufrimiento, para salvaguardar una victoria que da oxígeno y permite volver a ilusionarse a los azules.

Un contenido de:
Borja García

Domingo, 08 de abril de 2018. 13:06
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *