El Oviedo Rugby Puede Jugar en Gijón por el Campo | División de Honor B
Secciones

El Oviedo Rugby apunta a Gijón

Reportar vídeo


El Oviedo Rugby está abocado a cambiar de campo, ya que el suyo no cumple las normas para jugar. Los ovetenses se mudarán casi con toda seguridad al campo de Las Mestas en Gijón. La inexistentes soluciones para mejorar el terreno de juego es la principal causa de que tenga que cambiarse a la ciudad vecina.

Si bien el equipo ha cumplido homologando todos los elementos externos que conforman el estadio del Naranco, el césped sigue sin arreglarse. Además, con la nueva normativa que va a entrar en vigor el uno de septiembre es prácticamente imposible que el campo esté en optimas condiciones para que reciba el visto bueno de la federación, como dice el presidente de la entidad Francisco Baruque
En boca del presidente en La Nueva España, el campo del Naranco no está para jugarse: "No hay hierba, hay barro puro y duro". Palabras que hacen referencia al informe técnico que tienen que presentar sobre el césped, el drenaje, los hongos, el riego y otros parámetros referentes al terreno. Documento que exige la nueva normativa de la federación española de rugby.
La realidad es que dentro de siete meses el equipo necesita tener homologado el campo, y viendo la disposición de las administraciones no parece que se vaya a cumplir. El campo necesita un cambio de drenaje, y sobre todo tener césped. Esta solución pasa por recuperar el actual o cambiarlo por el de material sintético, una solución bastante viable, y que el club presupuesta entre 300.000 y 400.000 euros. 
Hasta que no se decidan los procedimientos a seguir, el remedio pasa porque el equipo se desplace a otro campo que cumpla con todo los estipulado en la federación como es el caso de Las Mestas. Es triste que el único equipo asturiano que juega en División de honor B (segunda categoría del rugby español), no tenga unas buenas instalaciones donde defender sus colores.

Un contenido de:
ElDesmarque

Jueves, 22 de febrero de 2018. 10:16
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *