Sporting de Gijón: Resumen del Año 2017
Secciones

El 2017, un año para olvidar en el Sporting


Reportar vídeo

El año 2017 para el Sporting de Gijón ha sido para olvidar, sin paliativos. Consumar el descenso de categoría, cambiar hasta en cuatro ocasiones de entrenador y finalizar el año demasiado lejos del objetivo de la nueva temporada, no permiten encontrar demasiadas noticias positivas salvo el gran rendimiento del conjunto filial y el récord de abonados logrado por la entidad rojiblanca. De nuevo, la cantera y la afición sportinguista, como tantas otras veces, han dado más de lo recibido. 

Enero: Adiós Abelardo, hola Rubi

Comenzó el año de la peor manera posible, con dos derrotas. La de Éibar podría fin a la etapa de Abelardo al frente del banquillo rojiblanco. Con la salida del entrenador que había devuelto al equipo a Primera, se buscó un revulsivo que parecía más que necesario para lograr una permanencia que se alejaba con el paso de las semanas. La contratación de Rubi, que se estrenó con un empate frente al Betis, no logró modificar en exceso la marcha de los rojiblancos, que finalizaron el mes sin conocer la victoria. En el mercado de fichajes se buscaron soluciones con las incorporaciones de Mikel Vesga, Elderson y el jugador 'casi top' Lacina Traoré.

Febrero: La primera de Rubi

No llegaban los triunfos, pero al menos, la distancia con la salvación no se hacía mayor. A la cuarta llegó la primera victoria de Rubi, en Leganés y ante el rival que les precedía en la tabla. Los ánimos en el equipo y el entorno se elevaban. La contundente derrota ante el Atlético y el empate ante el Celta, ambos en el Molinón, volvieron a dejar pasar la oportunidad de engancharse a la salvación.

Marzo: De la desilusión a la esperanza

Tras encajar un goleada en Nou Camp, llegaba un duelo de vital importancia. La visita del Deportivo era la oportunidad esperada para salir de la zona de descenso. Rival directo, en casa y con un estadio entregado a los suyos. El equipo no dio la talla, derrota y desilusión, una más. Un buen empate en Mestalla y el triunfo con remontada ante el Granada ponían de nuevo al equipo en la ola buena. La esperanza volvía a vestirse de rojiblanco.

Abril: El mes de la oportunidades perdidas

Llegaba el tramo decisivo, abril tenía siete jornadas por disputar y las oportunidades para escalar posiciones. Igual que iban apareciendo se iban escapando. La derrota en El Molinón frente al Málaga, dejó al equipo al borde del abismo. Los rivales tampoco conseguían sumar y el conjunto rojiblanco se mantenía con vida. Frente al Real Madrid se estuvo muy cerca de sumar un punto que en lo anímico habría sido de oro, pero que se escapó en el 90. En Pamplona se volvía a disputar una final y tampoco llegó la victoria.

Mayo: Se consumó el descenso y con él, el relevo en la dirección deportiva

Restaban por jugarse las tres últimas jornadas del campeonato y el Sporting seguía vivo matemáticamente, aunque no dependía de sus propios resultados para lograr la salvación. Así fue ya que pese a vencer a Las Palmas y en Eibar, en tierras vascas se consumó la pérdida de la categoría. Era el triste final de una temporada que se había gestado como la de la consolidación. Tras el fracaso, llegó el cese del director deportivo, Nico Rodríguez, y el anuncio de su sucesor, Miguel Torrecilla.

Junio: Echa a andar el nuevo proyecto, Herrera es el elegido para el banquillo

Con Miguel Torrecilla al frente de las operaciones comenzó el nuevo proyecto rojiblanco. El primer paso fue elegir técnico. Desde su presentación, Paco Herrera priorizó el ascenso como objetivo para el equipo, la exigencia era máxima desde el primer día. La confección de la nueva plantilla comenzó con las despedidas, la de Nacho Cases fue de las más emotivas del verano. El caso Babin-Martinica copaba los últimos días del mes, al mismo tiempo que llegaba la noticia más positiva del curso, el ascenso a Segunda B del filial comandado por José Alberto López. El club rojiblanco presentó a su nuevo patrocinador principal.

Julio: Comienza la pretemporada y llegan los primeros refuerzos 

Arranca la pretemporada con salidas pero sin entradas y la llamativa presencia de hasta siete canteranos bajo las órdenes de Paco Herrera. Se confirma la marcha de Cuéllar, historia reciente de la portería rojiblanca y el traspaso millonario de Jorge Meré al Colonia alemán. Bergantiños se convierte en la primera incorporación, seguido por el regreso de Stefan Scepovic y la contratación, con una fuerte inversión económica, del italiano Barba. La campaña de abonados logra superar el récord de la entidad, con una afición arrastrada por la ilusión generada por el nuevo proyecto. José Alberto renueva su vinculación como técnico del filial.

Agosto: Buenos resultados para arrancar el campeonato liguero

Siguen llegando los refuerzos. Comienza el curso con diez caras nuevas y la ilusión DE hacer una gran campaña por todo lo alto. A Herrera le falta un hombre de banda para dar por cerrada la plantilla. Las renovaciones de Carmona y Castro se suman a las buenas noticias del final del verano. Se alza el telón del campeonato en Alcorcón sumando un punto. La victoria en casa frente al Lugo deja buenas sensaciones y el equipo parece que carbura.

Septiembre: El primer derbi en 14 años y el toque de atención en Soria

El buen estreno del curso se confirmaba con la victoria en Tarragona y la clasificación en la primera eliminatoria de la Copa en Reus. Toda la atención se centraba entonces en el derbi, recibir al eterno rival, en un Molinón abarrotado y con el equipo en buena dinámica era todo lo que se podía pedir para afrontar un duelo inédito en los últimos 14 años. El gol de Carmona no fue suficiente para lograr el triunfo en una gran fiesta del fútbol asturiano. El empate azul dejó al equipo tocado y en Soria recibió un duro correctivo que hizo saltar las primeras señales de alarma. Sin embargo, la victoria frente al Lorca deja al equipo liderando la tabla. El club logra superar su techo histórico de abonados y el caso Babin se cierra finalmente con el francés fuera del equipo. La eliminación en Copa deja la aparición estelar de Dani Martín y el conjunto filial comienza de manera inmejorable su campaña de retorno a Segunda B.

Octubre: Herrera parece encontrar la fórmula

Salvo el primer tropiezo en Pamplona, los resultados son positivos. El equipo encadena cinco encuentros puntuando y Paco Herrera parece haber encontrado la fórmula con la pareja Sergio-Bergantiños en el centro del campo. El regreso del extécnico Rubi a El Molinón finalizó con reparto de puntos. En Vallecas el Sporting hace una gran primera parte pero no consigue llevarse los tres puntos, que sí conseguiría ante el Almería en casa para finalizar la jornada a un punto del liderato.

Noviembre: Todo se desmorona, peor equipo del mes

La fiabilidad defensiva y el acierto atacante dejan de estar presentes en el equipo y con ellos se van las victorias. La lesión de Sergio Álvarez fue una losa para el equipo de Herrera que no parecía encontrar el modo de hacer reaccionar a sus hombres. Derrota frente al Reus, empate frente al Valladolid y dura goleada casera frente al Cádiz con un once sin asturianos por primera vez en la historia del club y una afición realmente a disgusto con lo ofrecido por los suyos. Herrera comienza a dar señales de verse superado por la situación y el equipo va perdiendo comba con los puestos de cabeza. Además, las lesiones de hombres importantes se ceban con el equipo y el entrenador no se decide a dar la alternativa a los jugadores de Mareo. El equipo suma dos puntos en todo el mes y es el peor conjunto de la categoría. Mientras tanto, el filial realiza la mejor campaña de su historia.

Diciembre: Se despide Herrera y llega Baraja

La mala dinámica continúa y la situación se vuelve insostenible. Zaragoza y Barcelona B se imponen a los rojiblancos y Paco Herrera deja de ser el entrenador del equipo. Miguel Torrecilla elige a Rubén Baraja como el hombre encargado de revitalizar la nave rojiblanca. El estreno del vallisoletano frente al Tenerife es positivo, aunque su segunda cita en Granada termina con derrota. El parón navideño llega con los sportinguistas a siete puntos del playoff de ascenso, objetivo a lograr en la segunda parte del campeonato. Al fin se termina 2017, un año para olvidar.

Un contenido de:
David Acebal - Manuel Monge

Domingo, 31 de diciembre de 2017. 09:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *