Recuperación, hidratación, dieta, claves para no caer en bajón post Mundial
Secciones

Recuperación, hidratación, dieta, claves para no caer en bajón post Mundial

Que un club pegue un bajón en su rendimiento tras disputar el Mundial de Clubes no es una noticia inédita. Equipos como el Real Madrid la temporada pasada, el Barcelona en 2009 y 2011 o el Milán en 2007, pincharon cuando regresaron de una competición que acaba de ganar el cuadro azulgrana.Juan José Lahuerta
Los hombres de Luis Enrique Martínez tendrán que gestionar con cuidado un título que consiguió después de ganar al Guangzhou chino y al River Plate argentino tras disputar dos encuentros en tres días. Y, encima, con dos viajes a Japón de unas quince horas que podrían minar la resistencia física de los jugadores.
El Barcelona, después de ganar el Mundial, tardará nueve días en bajar de la nube para enfrentarse al Betis el miércoles 30 en el Camp Nou. El Real Madrid, el pasado curso, cayó estrepitosamente en Valencia quince días después de ganar el mismo título y eso puede ser un aviso para el conjunto de Luis Enrique, que en otras épocas sufrió este problemas.
Cuando ganó en 2011 al Santos, regresó a la competición casi veinte días después para firmar un empate a un gol en el campo del Espanyol. Al final, esa Liga la terminó en la segunda posición. Y, en 2009, tras vencer a Estudiantes de la Plata, firmó otro empate, ante el Villlarreal en el Camp Nou, tras disponer de catorce jornadas para recuperarse.
Las claves para que nada de esto vuelva a repetirse las maneja el doctor José Fabregat, director de la clínica Mds360 especialista en medicina deportiva. Para Fabregat, la psicología, la recuperación muscular, la hidratación, la dieta y los cambios de horario, son factores que influirán mucho después de un torneo exigente.
"En deportistas de este nivel de competición cualquier cambio les puede afectar en el rendimiento. Es cierto que estos jugadores tienen unos cuidados que no tiene la población general, pero tienen una exigencia mayor. Hay que tener mucho cuidado con los horarios, que influyen mucho", dijo a EFE.
"También la dieta y la hidratación. Cuando cualquier ciudadano viaja en avión recibe instrucciones de cómo hidratarse y moverse por los cambios de presión. En un viaje largo influye a cualquiera y cuando tienes que rendir al máximo nivel, más todavía. Dieta, adaptación horaria, hidratación y condiciones de trabajo muscular. Es fácil e incluso habitual que cuando hay viajes largos, dos partidos seguidos, físicamente la gente se resienta", añadió.
Sin embargo, Fabregat resaltó que un club grande como el Barcelona tiene la ventaja de tener muchísimos recursos a su alrededor y sabe como tiene que completar la adaptación posterior a un torneo como el Mundial de Clubes.
"Es un trabajo del equipo técnico, no sólo del entrenador. Tienen que ver qué jugadores tienen que hacer qué cosa. No todos los cuerpos son iguales y no todos los cuerpos se recuperan igual. Ahora tienen que plantear una recuperación a la carta".
Uno de esos jugadores que tendrá que ser estudiado con detenimiento será Lionel Messi, que antes de la competición, ya en Japón, sufrió un cólico nefrítico que, sin embargo no le impidió jugar la final.
"Eso afecta al organismo y necesita unas medidas de dieta e hidratación especial. No tiene por qué afectarle a nivel muscular. En Messi se juntan dos problemas en vez de uno. El problema del cólico parece que se ha resuelto muy bien porque en pocos días ha podido jugar cosa que no era esperable del todo".
Pero, aparte de los problemas derivados de estado físico existe la gestión muy importante del aspecto psicológico. Y una victoria, también puede tener consecuencias si no se trabaja bien la cabeza de los jugadores.
"No deja de ser una exigencia más. Es verdad que lo han ganado todo, pero no viven de la historia. Van a jugar una competición y deben ganarla también. Ahora tienen que digerir la euforia. Hay que saber gestionar las derrotas y los éxitos", comentó.
"No es lo mismo cuando un club de menos nivel da la campanada y consigue un logro inesperado. Gestionar ese éxito es más complicado. Pero el Barcelona convive con el éxito. Es cierto que un viaje largo, la dieta, la hidratación, el cambio de horario y un título exige un esfuerzo mental de parar y volver a empezar".
En toda esta adaptación mental y física los médicos tienen un papel importantísimo que completan desde detrás de la barrera. Su información es vital para, como explicó Fabregat, tener bien "los mimbres del cesto".
"El médico tiene que controlar toda la trastienda del jugador. Un desajuste en sus constantes de dieta e hidratación, situación muscular y articular, puede condicionar un bajo rendimiento o no tan alto. Al final, cuando estás centrado en la Champions y en la Liga, este paréntesis, que no deja de ser otro título, exige una adaptación tanto mental como física".
Sin embargo, un asunto está claro: los días de recuperación entre el final del Mundial y el siguiente partido, no importan. Da igual tener diez días que los catorce de los que dispuso el Real Madrid la temporada pasada. Una buen trabajo de los galenos permite mantener el nivel. Y ahora, el Barcelona espera que no baje. La medicina tendrá que cumplir su cometido. Eso sí, desde la barrera, porque es un trabajo oculto fundamental.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Lunes, 21 de diciembre de 2015. 16:11
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *