La polémica del Clásico | Real Madrid - Barça
Secciones

La agresión de Ramos se quedó en amarilla

Reportar vídeo


El Clásico de este sábado, como toda cita exigente que se precie, no se ha librado de la polémica arbitral. En una primera mitad con un tanteo constante, donde ha sido el Real Madrid quién ha asumido mayores riesgos, el fútbol ha brillado por su ausencia merced a la inseguridad de ambos equipos por recibir el primer golpe.

En una cita donde no había más protagonistas que los 22 futbolistas que había sobre el tapete del Bernabéu, el encuentro se le complicó a Sánchez Martínez por una acción en el área blanca. Corría la media hora de partido cuando Piqué reclamó una pena máxima tras caer en el área con un leve toque de Carvajal en el tobillo que desesperó al zaguero catalán, nada punible para el colegiado, en lo que supuso el primer ápice de polémica del partido.

Ya en la segunda mitad, Sergio Ramos podría haber sido expulsado por una acción sobre Luis Suárez. El uruguayo se vio inmerso en una acción con el camero. La jugada terminó con un manotazo del jugador blanco al charrúa y la caída de este en el suelo dolorido. El colegiado decretó cartulina amarilla al central blanco, pese a las protestas blaugranas que pedían la expulsión.
 

Un contenido de:
Á.B.

Sábado, 23 de diciembre de 2017. 12:51
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *