El mercado de invierno deja el Barça con 22 jugadores y posiciones dobladas
Secciones

El mercado de invierno deja el Barça con 22 jugadores y posiciones dobladas

A falta de dos días para cerrarse el mercado de invierno, y con la única incógnita de si Aleix Vidal será el último futbolista que cambiará de aires, el Barcelona ha reducido su plantilla de 24 a 22 jugadores, mantiene dobladas todas sus posiciones y está cerrando todas las renovaciones de sus mejores jugadores.Este mercado de invierno ha sacado del FC Barcelona a cuatro jugadores y han entrado dos nuevos. Los dos únicos machas seguras son las del turco Arda Turan, que jugará los dos años y medio que aún le restan de contrato como azulgrana cedido al Medipol Basaksehir de Estambul, y el adiós definitivo de Javier Mascherano, que ha fichado por el Hebei Fortune de la superliga china.
Las otras dos salidas han sido de Rafinha Alcántara, que ha recalado cedido en el Inter de Milan, el cual podría hacerse con sus servicios a final de la temporada, si abona 35 millones de euros (no existe opción de compra; el Inter podría no ejecutar esta compra), y la Gerard Deulofeu al Watford hasta el final de la temporada.
Por lo tanto, los dos canteranos podrían retornar al Barcelona al final de la temporada, en el caso de que el los clubes cedidos consideren que el periodo de cesión no debe continuar con un fichaje.
Frente a estas cuatro salidas, y a la espera de que en estos dos días que Aleix Vidal pueda entrar en alguna operación, ya que era otro de los barcelonistas que estaba en el mercado, el FC Barcelona ha cerrado dos fichajes: el del central colombiano Yerry Mina y el del brasileño Philippe Coutinho.
El centrocampista brasileño, exjugador del Liverpool, firmó un contrato hasta el 2023 y, aunque llegó lesionado, ya ha debutado. Su contratación supone un pago de 120 millones de euros al Liverpool más 40 millones que están sujetos variables, como son los objetivos profesionales alcanzados por el jugador.
Diferente situación ha sido la de Yerry Mina, cuya contratación se ha adelantado debido a la marcha de Mascherano a China. Además, la poca confianza que existía con el belga Thomas Vermaelen (quien hasta su lesión de hace una semana, ha acabado siendo un titular más junto a Pique, debido a la lesión de Samuel Umtiti), han llevado a los barcelonista a agilizar la llegada de Mina. Su equipo, el Palmeiras brasileño, recibió por el traspaso 11'8 millones de euros.
Mientras Coutinho ya ha debutado con el Barcelona, incluso en el equipo titular (partido contra el Alavés, 2-1), los planes del entrenador azulgrana, Ernesto Valverde, con Mina son bastante diferentes, ya que el propio preparador ya se ha pronunciado en más de una ocasión que confía en que el jugador pueda ayudar a su equipo, pero que el central necesita un periodo de adaptación al juego del Barcelona.
Con este movimiento de piezas en el mercado, el Barcelona pasa de tener 24 jugadores a 22, y todas las posiciones del campo dobladas, desde la portería al ariete. A ellos se suman los jugadores del filial.
Además de ocuparse del mercado de invierno, el Barcelona ha trabajado paralelamente en renovar a los jugadores con los que cuenta a medio y largo plazo.
Así, el central Gerard Piqué ha sido el último futbolista que ha pasado por las oficinas para ampliar su compromiso con el club. Así lo hizo ayer Piqué, que se ha comprometido de azulgrana hasta el 2022. Su anterior contrato expiraba el 30 de junio del 2019. Su nueva cláusula asciende a 500 millones de euros.
Precisamente, el Barcelona ha iniciado una nueva política con sus jugadores respecto a las cláusulas de rescisión de contrato, después de que en el verano el equipo catalán perdiese a Neymar, al pagar éste y el PSG la cláusula, fijada en 222 millones de euros.
El centrocampista Sergi Roberto, reconvertido en lateral derecho, fue el anterior en ampliar su relación con los azulgrana, que queda fijada hasta el 2022 y también con una cláusula de 500 millones. El caso de la renovación de este canterano se debe no tanto a la mejora económica y ampliación de su años, como a su anterior baja cláusula (40 millones).
En la agenda barcelonista de renovaciones, tras concretarse los casos pendientes de Piqué, Sergi Roberto, Messi e Iniesta (con contrato vitalicio), entre otros, sólo queda Samuel Umtiti, que tiene contrato hasta el 2021, aunque con una cláusula de 60 millones de euros.
Si el Barcelona acuerda con Umititi una nueva renovación, habrá atado en corto con cláusulas elevadas a los jugadores que considera más apetecibles en el mercado, además de dar continuidad a un grupo que en estos momentos está mostrándose muy sólido en todas las competiciones.
Estas son las cláusulas más altas que tiene el Barcelona y el año de finalización de contrato: Leo Messi (700 millones de euros y hasta 2021), Gerard Piqué (500 y 2022), Sergi Roberto (500 y 2022), Philippe Coutinho (400 y 2023), Ousmane Dembélé (400 y 2022), Luis Suárez (200 y 2021), Sergio Busquets (200 y 2021).

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Martes, 30 de enero de 2018. 11:59
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *