Análisis del Euskal Selekzioa-Venezuela en Mendizorrotza
Secciones

Euskal Selekzioa: ¿Only a dream?

Un contenido de:
El Desmarque Bizkaia

Jueves, 11 de octubre de 2018. 09:25
Aduriz en el spot promocional del Euskal Selekzioa-Venezuela.
Aduriz en el spot promocional del Euskal Selekzioa-Venezuela.

Kepa Arrizabalaga; Azpilikueta (Odriozola), Javi Martínez Aginaga (Yeray), Iñigo Martinez, Yuri Berchiche (Monreal), Williams (Susaeta), Illarramendi (Galarreta), Ander Herrera (Mikel Merino), Oyarzabal (Benito), Muniain (De Marcos), Fernando Llorente (Jon Bautista). (Coach: Marcelo Bielsa).

"Descansar es bueno. Dormir es necesario... soñar es imprescindible". Cita previa a un programa televisivo que uno recuerda a 'blandas penas'. Voz en off. Careta vocal de una serie, si 'bien sí recuerdo'. Era de noche. Una manera de meditar o rezar antes de irse a la cama... "para que mañana podamos madrugar". El sueño, los sueños, pues, no son del psicólogo, Sigmund Freud, que los analiza con el paciente tumbado en un diván, sino de la persona que los necesita.

Así como la Olimpiada es el mayor espectáculo del mundo, el Mundial de Fútbol, si es 'México 70 con el Brasil de Pelé y el Perú de Chumpitaz y Teófilo Cubillas; Alemania 74 con la 'naranja mecánica' que 'mondaba' Johan Cruyff; España 82 con Giresse, Tigana y Platini; Maradona y Messi, genios 'apátridas'... porque los compañeros argentinos no consiguieron estar a su altura.

El Mundial, al de dos años del Continental, tomando en cuenta que el ciclismo se vuelca con la imagen del maillot amarillo, rosa o roja, es ese evento deportivo en el que uno se siente representado por los colores de una selección capaz de agrupar a los mejores futbolistas de un pueblo, país o nación con estado homologado por la FIFA.

Apabullado por 'esa cosa' (que dijera el bueno de Markel Susaeta) que me oprime la conciencia cada vez que se disfraza de rojo a fin de hacer patria a base de ondear banderas rojigualdas en los estadios más propicios a escenificar aquello tan bien 'atado' de lo de "una, grande y libre", tiendo a airearme en la cima de los montes bocineros "soñando" que llegará el día en el que 'la tricolor' (que no le impide existir a 'la roja' de España) se enfrente de igual a igual, de usted a usted, de tú a tú, al llamado "combinado nacional".

Ese que, favorecido por siglos de conquista y unidad a fuerza de batallas, invasiones imperiales, acuerdos con buen vino y bodas sin que mediara el amor, im-pone, condición sine qua non, que sean prohibidas "orgias nacionalistas" como las que presidía en la Catedral el Lehendakari Ibarretxe. Literal. Mamarrachada tal salió de la boca del 'pequeño y terrible' Nicolás Redondo Terreros allá por la primera década del siglo XXI...

Sabiendo que la, por entonces, llamada selección de EUSKADI habría de jugar en San Mamés, el hijo de Nicolas Redondo Urbieta dejó para la prensa del día después un titular 'con desperdicio', mucho desperdicio, demasiado habiendo salido de un político 'de pago' adscrito al PSE: "Por la mañana, Ibarretxe departirá en Lakua; por la tarde irá a presidir la orgia nacionalista que tendrá lugar en San Mamés". " Liberté, Egalite, Fraternite". Bonita manera de entender el deporte practicado desde la libertad, y no desde la imposición.

Ni ez naiz Euskal Selekzioaren aldekoa osa daitekeen taldea indartsua eta trebea delako, munduko punta puntako selekzioekin tajuz lehiatzeko modukoa delako, baizik eta, Europa zein Munduko Kopa iristear denetan, telebista aurrean, urduri oso, identificado emocionalmente con 'mi selección', disfrutar con las victorias y el juego bonito...y sufrir cuando la derrota llega envuelta con tonos grises.

¿Orgia?... ¿Orgia dices?... Orgias, las de Caligula y Nerón, oh, Nicolás, mi 'pequeño Nicolas'! El partido Euskal Selekzioa-Venezuela será una 'juma' de 'vino tinto' bajo el 'monte afilado' que es Mendizorrotza. "Descansar es bueno; dormir es necesario; soñar... ¡es imprescindible!"

P.S. Y si los veinte elegidos no les convencen, hagan ustedes su propia convocatoria. En cuanto al seleccionador, ¿no les parece el sueño, locura, y locura, el sueño?

Por Luis María Pérez, 'Kuitxi', exfutbolista y periodista

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *