Crónica Athletic Club-Sevilla en San Mamés | Europa League 2016
Secciones
Athletic Club
1-2
Sevilla CF

Obligados a vivir una heroicidad del Athletic en Sevilla

Reportar vídeo


Era una noche especial en San Mamés. De esas de bengaleo previo, lluvia y mosaico en la grada que ha mostrado dos caras diferentes. Un primer tiempo en el que faltó puntería por ambas partes, y un segundo en el que cuando parecía que el Athletic Club tenía el duelo en la mano tras marcar Aduriz un error, garrafal, de Iker Muniain ha permitido al Sevilla CF remontar, ganar por primera vez lejos de su casa y firmar un casi mortal (1-2).

Resultado nefasto que tira por la borda el deseo de no encajar y que obliga a ganar sí o sí en la vuelta en el Sánchez Pizjuán donde el jueves 14 no jugarán Laporte ni Merino, pero tampoco Ever Banega sancionado. Habrá que ir a morir.
Todos dábamos por hecho que la eliminatoria estaba muy igualada y este primer duelo no había hecho sino confirmarlo, con absoluta igualdad de ocasiones, hasta que el campeón ha hecho valer sus virtudes ofensivas tras sendas pifias vascas. No ha perdonado. Sabido es que hasta el triunfo en el campo de Nervión de la Real Sociedad los de Emery llevaban allí 17 victorias consecutivas, así que hará falta toda una heroicidad para poder pasar a semifinales.
La primera premisa es creer que se puede, si bien el equipo ya venía de hacer malos partidos previos ante Valencia, Espanyol y Granada. Faltaba hoy gente de calado como Laporte, Raúl García o Sabin Merino, pero sorprendió Ernesto Valverde con las titularidades de Muniain y Williams, que salen de sendas lesiones, demostrando que el punto máximo de esfuerzo iba a hacerlo en esta competición, tan ilusionante como generadora de repercusión.
Mientras las cartulinas del mosaico trataban de blindar las esencias zurigorris con el himno a 'capella' frente al agua y frente al experto rival en esta competición salieron de partida todos los capos, sin guardarse nada. E igual quiso salir el equipo, espoleado por la grada, buscando llegar rápido a las inmediaciones del área, pero la presión sevillista no paraba de provocar cortocircuitos. El centro del campo del Athletic empuja, pero no pasa por su mejor momento; Eraso tenía que bajar a echar una mano, porque las pérdidas de balón eran innumerables, teniendo más cuero el visitante siendo Gameiro el primero en disparar, aunque lo hizo arriba.
Tremoulinas abandonaba la batalla nada más empezar, que ya es noticia que el lesionado no sea zurigorri, dando entrada a un Fazio que ha dejado antes algún regalo en Bilbao. Viendo la jugada el equipo de Valverde avanzó su línea de presión pero los de Emery lejos de rajarse las peleaban todas e incluso mandaban por alto con el poderío de N'Zonzi, obligando Banega a hacer un paradón a Iago (con poste incluido) a los 22 minutos. La situación era tal que hasta se jaleó forzar un córner a favor luego pésimamente sacado en corto.
A la media hora al menos se rompieron ya los corsés. Empezó por disparar el Athletic tras un mano a mano de Iñaki Williams al que Soria le tapó el hueco. Pero en ese libertinaje táctico se podía también pasar mal, así en el 32' Iago salvó con los muebles ante Vitolo con un pase tipo Messi de Krhon Dheli. Susto de muerte. Como cuando Gameiro pidió un penalti de De Marcos, pero con un árbitro inglés esa caída no cuela.
Aferrado al balón parado y a la intensidad como recurso Aduriz cabeceaba en el 39' al palo una falta lateral de Beñat. Fue la mejor ocasión rojiblanca, junto a una final de De Marcos, que sirvieron para serenar los ánimos tras un primer tiempo igualado en la disputa, pero con un poco de tinte andaluz en ataque. Los 'sacazos' de Iago, ante la ausencia de Laporte y de juego por dentro, se habían convertido en el principal sistema de sortear la presión blanca, y el arrojo y las ganas en la gasolina ante un contrincante que había llegado a estar cómodo por momentos hasta la recta final del primer acto.
Tras los consabidos pitidos a Llorente (que no jugó) mientras calentaba al descanso se reanudaron las hostilidades. El Athletic con el turbo metido abrió brecha por la banda de Williams y Aritz Aduriz hacía su noveno gol en esta UEFA al rematar con precisión de cirujano un servicio de Muniain. Un gran tanto que propulsó al graderío y que obligó al Sevilla a dar un paso al frente cuando David Soria tuvo que volar para evitar el segundo de Etxeita tras un maravilloso servicio de Beñat.
Los de Valverde olían la sangre con sus mejores minutos pero el fútbol tiene imponderables como el error. Una pifia tremenda de Muniain, al querer ceder el balón de cabeza al portero en lugar de despejar, permitió a Kolo empatar a placer tras un toque de Banega. Todo lo que no entraba en el primer tiempo lo hacía ahora, fuera justo o no.
La cosa se había puesto chunga mirando a la vuelta por lo que el Txingurri optó por cambiar de la misma las dos bandas, entrando Lekue y Susaeta, mientras Muniain se retiraba entre lágrimas al banquillo sabedor del calado de su fallo, y por tirar... del desaparecido Borja Viguera. Sí. Por su parte Emery viendo el cambio del péndulo introdujo al estilista Konoplyanka y a Iborra, que iba a ser decisivo.
Ahí, con la avalancha de cambios se produjo una especie de parada para coger aire. Pero el bajonazo del empate se dejaba notar demasiado y el Sevilla iba a romper la espalda al Athletic con una contra que Gameiro servía en bandeja a Iborra para oscurecer la Catedral. El palo había sido muy fuerte, no en vano se decía que el Sevilla nunca ganaba fuera, pero tras el empate el equipo local dejó de creer y el visitante pasó a ver la luz... de Basilea.
El domingo no se puede fallar 
Tras la dolorosa visita del Sevilla el Athletic Club se sigue jugando la temporada. Este domingo recibe al Rayo Vallecano en San Mamés con la misión de no tropezar como ante el granada, y el jueves deberá resolver sus cuentas en el Sánchez Pizjuán contra los de Unai Emery.

@asismartin

Un contenido de:
Asís Martín

Jueves, 07 de abril de 2016. 19:58
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *