Crónica Málaga-Athletic Club | Liga 2016/17
Secciones
Málaga CF
2-1
Athletic Club

Del Cerro Grande da carpetazo a la racha del Athletic


Reportar vídeo

Tras las victorias encadenadas el último mes el Athletic Club trataba de estirar su racha liguera antes de cogerse el merecido descanso del parón internacional de selecciones. La visita a La Rosaleda era el 'jardín' que podía completar la florida corona de cinco victorias consecutivas y, nada menos, que el coliderato ante un Málaga lleno de dudas.

Y ese detalle a los leones les suele generar jaquecas... aunque la de hoy vino más dada por el pésimo arbitraje de Del Cerro Grande y sus auxiliares, focalizado en la auto expulsión de Mikel Balenziaga, muy justa y clara, pero no acompañada por la merecida del inductor Rosales. Esa jugada cambiaba un choque en el que los rojiblancos vencían por 0-1 con un temprano golazo de Aduriz, y que acabaron perdiendo atrincherados en la cueva con tantos de Sandro y un Duda decisivo. La expulsión de Koné llegaba ya demasiado tarde, en el tiempo de descuento, el Athletic había jugado el jueves y estado con 10 una hora.
Para evitar supersticiones Valverde tiraba de un once mínimamente rotado, pese a jugar el jueves, ya que hay descanso por delante hasta el 16, introduciendo tan solo tres novedades: Iraizoz, San José y Sabin Merino. Con estos últimos trataban los leones de asociarse por dentro frente a un rival que, obligado por las circunstancias clasificatorias, salió fuerte con ganas de interrumpir la salida de balón. Pero cuando uno está mal le crecen los enanos: Aduriz a los tres minutos les pillaba en una diagonal -tirada por De Marcos- con un control magistral de espuela para hacer con la zurda el primero de la tarde.
Todo un KOt en el primer round. El donostiarra empezó volviendo loca a la defensa local, que dejaba espacios al estirar al equipo, dando Aritz en sus rendijas un recital de desbordes y controles. Frente a históricas empanadas los rojiblancos dieron de saque un golpe en la mesa con un fútbol claro y directo, con Beñat en su línea estelar actual, que es lo que peor le podía venir a un flan como el malacitano.
Pero no es bueno acomodarse, tal vez porque Del Cerro dejaba jugar y rascar mucho, y/o porque se había jugado el jueves, se bajó el pistón. Un zurdazo de Juanpi en el 20' fue el primer asomo de que los de Juande Ramos estaban sobre el verde. El repliegue del Athletic fue utilizado por los andaluces para dar un paso al frente, por ejemplo con un centro de Chory desde la izquierda del que Juanpi, afortunadamente, no acertó en el remate. Tampoco acertó Williams en el 30' en una contra en la que sufrió su habitual 'embolique' de las últimas semanas, quiso regatear hacia fuera y kameni le cazó el quite.
De otra índole fue la enganchada entre Rosales y Balenziaga que acabó con roja para el de Zumarraga en el 36', y con una amarilla para el malagueño, que era más bien también color bermellón por meterle los tacos hasta el riñón. Un lance absurdo que obligaba a estar con uno menos casi una hora de encuentro, y a Lekue a salir en frío por el damnificado (sorprendentemente por su físico) Iñaki Williams. Estaba claro que el guión había girado como el destino. Encima el partido se había puesto cruento, se sucedían los rifirafes mientras 'llovían' jugadores por el césped, y parece que a Del Cerro Grande se le habían olvidado las cartulinas hasta la segunda parte.


A la vuelta Juande iba a por todas dejando solo a tres atrás en busca de la remontada ante un Athletic que tenía por delante un viacrucis para guardar su gol. Aquello era un goteo. Rosales fue el primero en probar fortuna con un tiro que salió por muy poquito, seguido por el recién entrado Nesyri que lo intentaba tanto de cabeza como con el pie, luego fue Juanpi... La cosa estaba tan chunga que el Txingurri retiró en el 60' a Aduriz para meter a Etxeita apostando descaradamente por cerra el candado y echar la llave al mar con tres centrales.
Se hacía eterno el paso del cronómetro, si bien es significativo del mal momento malacitano que pese a estar en superioridad numérica y meter cambios ofensivos no conseguía inquietar de verdad a Gorka Iraizoz. De hecho el mayor enemigo era el cansancio que provocaba la entrada de Mikel Rico por un Sabin Merino, literalmente, muerto tras correr como un etiope por el altiplano.
En el 78' ya empezó a acercarse más el equipo albiazul a los palos. Un remate del punta marroquí Nesyri quitaba el hipo, se aguantaba como los montañeros aguantan a 8000 metros en el Himalaya a base de testiculina y de los latigazos de un Lekue providencial, pero era un mialgro. En el 81' Sandro empataba tras tocar su envio en Laporte y en el palo largo. Era la puñalada precisa, como las que le han dado a Pedro Sánchez sus ex barones, ya que Duda en un minuto daba la voltereta al tanteador al quedarse solo para fusilar a placer a Iraizoz.
La afición local, crecida, aprovechó la recta final para entonar el 'Que viva España' y el 'puto vasco el que no bote' mientras los tres puntos y el coliderato se fugaba con el disgusto de haber vivido una oportunidad pintiparada y una segunda mitad de frontón. No le salió bien a Valverde el plan de atrincherar al equipo. La ofensiva final a la épica con remate de Laporte, falta de Beñat a la barrera y subida de Iraizoz, al que ya le anularon mal un gol en este campo, fue como la carga suicida de la caballería ligera, balle apero estéril. Honor y muerte, hurra.
Parón  
A las huestes del Txingurri les llega por fin un merecido respiro. Han sido 6 partidos en 19 días, la competición para hasta el derbi del día 16 ante la Real Sociedad en San Mamés, si bien por medio habrá un amistoso ante el Sestao River en Las Llanas. Afortunadamente quitando la convocatoria de Kepa y Williams con la sub'21 y la de Laporte con Francia el resto de la plantilla se queda en Bilbao para descansar y entrenar.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

@asismartin

Un contenido de:
Asís Martín

Domingo, 02 de octubre de 2016. 17:40

1 comentario

  1. David

    Vaya atraco de partido!' Que poca vergüenza!!

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *