Las Palmas vs Athletic Club | Crónica Gran Canaria | Liga Santander 2017/2018 | Jornada 2
Secciones
UD Las Palmas
1-0
Athletic Club

Se esfumó el punto y la racha

Reportar vídeo


Jugaba con fuego el Athletic Club que ha caído este domingo (1-0) ante la UD Las Palmas, con una alineación que ha generado muchas discusiones, y ha llegado la primera derrota que le ha impedido seguir con la puerta a cero y roto su racha de sumar, aunque sea con la media inglesa, en la Liga Santander. La apuesta 'amarreta' te sale fetén si puntúas, pero si no... pues llegan los palos.

Obligado a seguir con su programa de rotaciones, el Cuco Ziganda ha jugado muy fuerte hoy. Ha metido ocho cambios con respecto al jueves en Berlín. Es decir, que sólo repitieron Laporte, que lo juega todo, Vesga y Williams, hoy como punta, sorprendiendo la entrada de Iturraspe y Sabin Merino y, de nuevo, la suplencia de Beñat Etxebarria. El de Igorre, que no viajó a Alemania, parece recibir un toque de atención. Viendo el once la apuesta por el rigor y la solidez o, si quieren llanamente, la subsistencia, estaba lanzada y no cuajó.
Las ganas de la UD de sacarla jugada desde atrás a toda costa permitieron una buena puesta en escena de los leones, aquello era un convite, ya que la presión y el empuje son la mejor manera de posicionarse a la espera de que te rueden las cosas. Pero claro, la maquinaria engrasada no está y Halilovic y Calleri probaban a Kepa ante el titubeo de Saborit y los centrales. Williams puso la réplica vasca en una contra, opción elegida con este tipo de once, pero Chichizola despejó su disparo.
El partido, flojete, al menos era de ida y vuelta. Tanto Iñaki como Calleri daban cierta guerra a las zagas rivales, el balón cambiaba constantemente de bando, Halilovic quería reivindicarse (pero se lesionó pronto), Susaeta celebraba su partido 441 entonado... pero poco a poco los canarios fueron logrando que el ritmo bajara y estaban más en su 'son' de toque, con cinco córners a favor. Incluso su público despertó al pedir tarjetas, pero lo cierto es que había menos ocasiones que agua en el desierto.

Había más porrazos. Como el que se llevó Unai Núñez de Chichizola, saldado con un corte para el de Repelega, que dio paso al descanso cumpliéndose al 100% los planes del Cuco (la puerta a cero sin apuros) tras una gran volea de Susaeta que, sin embargo, fue demasiado centrada. La idea, tras el currelo de zapa, era sacar a la artillería (Muniain & Aduriz) en la segunda mitad en busca de un triunfo tipo Ipurua, lo que pasa es que a Ziganda, como a Valverde, le suele gustar esperar para hacer cambios. Así volvimos a ver una nueva opción desperdiciada por un Sabin Merino que sigue dando gasolina a sus 'haters' con partidos insulsos como el de hoy.
En el 62' saltaban juntos Muniain y Aduriz, con amarilla récord para el donostiarra a los 30 segundos por sacar el codo. El equipo tenía, a priori, la misma rocosidad pero más mimbres, más pegada. La primera la tuvo Laporte de cabeza, hubo un claro penalti a Iker, pero los cambios de Márquez dieron más chispa a los pío píos, sobre todo el de Remy, que iba a meter el 1-0 ante Bóveda y Núñez, y el de Tannané, que envió la pelota al poste.
Fue doloroso ver como el equipo le concedía tanta chance al recién entrado para que batiera a Kepa Arrizabalaga con un gran tiro raso, pero la verdad es que el juego vizcaíno no fue gran cosa, y eso no siempre sale bien. Superados los viajes a Berlín y a Canarias espera de nuevo una semana muy cargada para el Athletic, que recibe el miércoles en San Mamés al Atlético de Madrid del Cholo Simeone (20:00 horas) y remata el sábado con la visita al tocado Málaga de Míchel, a partir de las 18:30 en La Rosaleda con el arbitraje del madrileño Del Cerro Grande.

Un contenido de:
Asís Martín

Domingo, 17 de septiembre de 2017. 18:23
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *