Athletic Club-Real Sociedad | Crónica Derby San Mames | Liga 2017/18
Secciones
Athletic Club
0-0
Real Sociedad

Sigue el atasco en San Mamés

Reportar vídeo


Con la baja de ultimísima hora de su 'It boy' mediático, Kepa Arrizabalaga, el Athletic Club se citaba en San Mamés con la Real Sociedad en un derbi de necesitados, este sábado en la Catedral había bastante más fe y hambre de puntos que claridad de ideas. Parece mentira que el campo bilbaíno se haya convertido en el que menos goles ve de toda la Liga, pero es lo que hay. De fútbol qué poquito se ofrece. Metafóricamente, como cantaba Evaristo el de LPR, hemos pasado de 'Sexo, droga & Rock'n'Roll' a 'Herpes, Talco y Tecno-Pop' en apenas un año.

Otra vez se quedó sin marcar el equipo que menos lo hace como local, sólo cinco tantos, para un (0-0) que no contenta a nadie, porque si la Real tuvo cierto mando el Athletic puede vivir de muy poquito, con tres achuchones sin casi tener balón te hace dos ocasiones claras y un penalti. Así que, sin tragedias, pero ni pa ti ni pa mi, seguramente fue justo el resultado.
Ante los vecinos de autopista Cuco Ziganda tiraba de los mismos que ante el Levante con San José por Vesga, Williams esperaba en el banco con el retornado Beñat, aparte del sabido relevo de Iago por Kepa debido al esguince del ondarrutarra en Riazor, una lesión 'vieja' que puso en marcha la maquinaria de rumores, contubernios y descalificaciones hasta límites obscenos contra un jugador del Athletic... ¿de verdad somos diferentes?
En lo que no cabían dudas era en las propuestas. La Real salió a tocarla, a defenderse con balón, dominante al son de Illarra, pero con poca solidez, y los leones a jugar directo, pegando arreones de casta sin referencias claras y tal vez con excesivas prisas. Las mismas que tuvo Williams para calentar, ya que en el 4' Raúl García se hizo una brecha sangrante con Llorente. Con el choque sin punto de pausa el navarro pudo seguir y los leones reclamaron mano en área guipuzcoana sin que Fernández Borbalán, que dejó jugar mucho, pitara.

En el 20', en una contra de Januzaj, Oyarzabal la cruzaba en exceso, siendo junto a un tiro desviado de Illarramendi las únicas ocasiones remarcables del primer tramo del choque que tenía -yendo de más a menos- color blanquiazul (41-59%), con sus laterales jugando muy largos, pero el partido generó nula exigencia para los porteros. Los nueve disparos sumados entre ambos conjuntos en el primer tiempo no encontraron puerta, eso lo dice todo.
Los vizcaínos generaron poco pero más peligro curiosamente, por ejemplo en un pase picado de Mikel Rico que se paseó por mitad de la portería sin rematador. Y luego, en un maravilloso saque largo de Iago a Susaeta, que acabó en córner, esa fue de largo la jugada más coreada por una grada repleta, que se fue al descanso habiendo visto -tirándose de los pelos- un remate propicio de Sanjo sobre la bocina que se fue a las nubes.El Athletic no empataba dos partidos seguidos a cero en San Mamés desde 1999, con Extremadura y Celta
Los bilbaínos salieron más entonados tras la nueva charleta de Ziganda. Con presión alta, combinación en banda y un par de intentos de Raúl García, una galopada de De Marcos sobre el santuario de Rulli y un remate volador de Aduriz que, motivadísimo con sus paisanos, ya empezó a calentarse con Llorente. La Catedral ardía, era el mejor momento del equipo, al que Williams debía darle un aporte más mientras que Saborit suplía al lesionado Balenziaga. Mala suerte para el de Zumarraga en su partido 200, tema muscular.

A patir del 65' la Real también dio un paso al frente, acabando bastante mejor. Metió a Canales y volvió a buscar las cosquillas a Lekue con De la Bella, en tanto que debido al cansancio Córdoba cogía el relevo de un gran Raúl García, siempre activo, que se fue ovacionado. Pero lo vital es que había partido, el punto no era gran cosa para ninguno de los dos, los miedos a no sacar ninguno se dejaban sentir en una recta final en la que salió al césped un viejo enemigo, el mexicano Carlos Vela.
Herrerín tuvo que intervenir ante Xabi Prieto casi ya en el último momento, la primera parada del portero de Basurto en el partido, cuando el diluvio anegaba San Mamés. Un día más no hubo gol. Para acabar la anualidad, que dicen los aitites, ya sólo resta un encuentro, la visita al Real Betis en el Villamarín, esperemos que con Kepa Arrizabalaga, ahora que se han disparado las baterías y el 1 de enero está a la vuelta de la esquina.

Un contenido de:
Asís Martín

Sábado, 16 de diciembre de 2017. 17:04
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *