Athletic Cub | Angulo Anhela Volver al Athletic
Secciones

Igor Angulo: "Tengo el móvil conectado por si me llama el Athletic"

Reportar vídeo

1       

Igor Angulo es el hombre de moda en la Ekstraklasa. El exleón, pichichi de la Segunda División polaca la pasada campaña y protagonista del ascenso del Górnik Zabrze a la máxima categoría, y ahora es el pichichi de la Liga polaca con 16 goles en 15 partidos, más dos más en Copa. Su sueño de regresar al Athletic no se ha olvidado.

El jugador de Arangoiti no se resiste a poder echar un cable a su amado club de origen, de donde brotó de la generación del 84 junto a los Pampín, Tarantino, Ibon Gutiérrez y Abasolo: "Siempre tengo el móvil conectado por si me llama el Athletic. Si me veo con opciones de ayudar es ahora, con 33 años, no antes", sentencia, mientras que asegura sentirse en "el mejor momento". Por ello, insiste Angulo que no se cierra "ninguna puerta. Estaría encantado de volver al Athletic", reiteró en los micrófonos del programa Fuera de Juego de Radio Euskadi.
"Cada año me encuentro mejor. Me sorprende estar en el ranking con los mejores delanteros del mundo", añade un Angulo, que ejerce de consumado 9, y desliza que en la actualidad queda "poco del jugador que salió de Lezama. No tengo nada del jugador que desbordaba y centraba (de extremo zurdo). Llevo años jugando cerca de la portería y ahí están mis números", lanza.  A sus 33 años, Angulo es un auténtico trotamundos del fútbol. Internacional Sub-20 y Sub-21, se asomó con la primera plantilla del Athletic en la temporada 2004-2005, con cuatro partidos de Liga y uno de UEFA, para vivir cesiones posteriores en el Nástic de Segunda, el Cannes, y retornar de nuevo al filial rojiblanco.
Después probó en Écija, en el Numancia en su retorno a Segunda y Real Unión. Antes de desembarcar en Polonia jugó también en Chipre, con el Enosis Neon Paralimni, y en Grecia en las filas del Apollon Smyrnis y el Platanias. El Polonia se corona.

Un contenido de:
ElDesmarque

Martes, 14 de noviembre de 2017. 07:40
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *