Athletic Club-Spartak | Sanción de la UEFA Europa League 2017-2018
Secciones

Multazo y grave sanción al Athletic por los incidentes del Spartak

Un contenido de:
ElDesmarque

Martes, 05 de junio de 2018. 12:03

Reportar vídeo

La UEFA ha decidido, respecto a los incidentes acaecidos alrededor del partido de vuelta de dieciseisavos de final de la UEL disputado en San Mamés frente al Spartak de Moscú, el día 22 de febrero de 2018, imponer una multa de 40.000 euros al Athletic Club y reducir el aforo en 2.000 localidades en el próximo partido que deba disputar el equipo bilbaíno como anfitrión en competición europea.

La entidad de Ibigane, que preside Josu Urrutia, inmediatamente ha comunicado a través de una nota que recurrirá la sanción ante la UEFA. El club ruso deberá pagar una multa de 55.000 euros, así como es sancionado a no poder vender entradas a sus aficionados los tres próximos partidos de competiciones UEFA que juegue como visitante.
Lo cierto es que UEFA había abierto un expediente disciplinario por los sucesos ocurridos en el partido de Liga Europa Athletic Club-Spartak de febrero en Bilbao, en los que un miembro de la Ertzaina murió durante la intervención policial por el enfrentamiento de hinchas de ambos clubes.El club ruso deberá pagar una multa de 55.000 euros
Según el procedimiento disciplinario la UEFA responsabilizaba al Athletic de organización insuficiente, encendido de bengalas, incidentes de público y lanzamiento de objetos, hechos que contravienen el artículo 16 de su reglamento disciplinario. Por supuesto, los cargos contra el club ruso (club que acumula un importante historial de expedientes y sanciones) también eran por encendido de bengalas, incidentes de público y lanzamiento de objetos.
    Este expediente era consecuencia de la investigación que la UEFA abrió tras aquellos hechos, que fueron condenados duramente por la organización, y por los incidentes de público registrados en el interior del estadio, que ahora conllevan fuertes sanciones para ambos clubes. Antes del comienzo de aquel partido, correspondiente a la vuelta de dieciseisavos de final de la Liga Europa, aficionados de uno y otro club protagonizaron violentos enfrentamientos en las inmediaciones del estadio San Mamés, lo que llevó a la intervención de la Ertaintza y al fallecimiento de un agente durante la misma.    Según el parte médico difundido por el hospital de Basurto, el agente que murió ingresó con parada cardiorrespiratoria, después de intentar reanimarle durante más de una hora, y no presentaba ningún traumatismo.    La Ertzaintza había conseguido separar a las dos hinchadas enfrentadas y, en un momento de relativa calma, cuando el agente permanecía en una fila con sus compañeros vigilando al grupo de hinchas locales, se desplomó.    Los enfrentamientos provocaron la detención de cinco personas, tres de ellas hinchas rusos, y otras seis tuvieron que ser atendidas en el mismo centro hospitalario con heridas de diversa consideración. Dos de ellas también eran de nacionalidad rusa.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *