Estado Césped San Mamés | Athletic Club-Sevilla | Europa League 2016
Secciones

El césped de San Mamés, a examen

Reportar vídeo


El césped de San Mamés ha superado con nota los dos primeras pruebas de la semana, el encuentro del domingo entre el Athletic Club y el Granada, y el que disputaron el lunes el Bilbao Athletic y el Real Oviedo. La alfombra de la 'Catedral' afrontará dos nuevos tests en cuatro días, el duelo de ida de los cuartos de final de la Europa League ante el Sevilla y el choque de la trigésimo segunda jornada de Liga, ante el Rayo Vallecano.

La acumulación de encuentros antes del parón y las abundantes y incesantes lluvias soportadas en el mes de marzo, castigaron severamente el césped de San Mamés. No hay más que recordar el aguacero bajo el que se disputó la eliminatoria europea ante el Valencia, que convirtió el terreno de juego en un lodazal.
El club rojiblanco quiso cambiar de escenario el encuentro del filial con el fin de preservar el estado de un terreno de juego. Pero el Oviedo se negó, y la Real Federación Española tampoco tomó una determinación en ese sentido. A pesar del notorio y público enfado de Ernesto Valverde, San Mamés se dispuso a acoger en una semana cuatro del medio centenar de partidos que esta temporada acabarán jugándose en el estadio rojiblanco.
En la matinal del domingo, con motivo del Athletic Club - Granada, se comprobó, al menos a la vista desde las gradas, que el campo se había recuperado en el parón liguero por los cuidados recibidos. "Ha mejorado mucho. Sufrió una paliza muy dura después de la tromba de agua contra el Valencia, pero se ha recuperado. Ahora hay un tramo de muchos partidos en casa, tanto nuestros como del Bilbao Athletic, e intentaremos mimarlo para que siga mejorando poco a poco porque eso nos ayuda a jugar mejor", apuntaba Gorka Iraizoz tras el choque ante el conjunto nazarí.
Sólo un día más tarde, el verde del estadio rojiblanco aguantó en aparentes buena condiciones el compromiso del Bilbao Athletic ante el Oviedo. Un partido tras el cual se han reanudado los cuidados con el fin de que el césped llegue en el mejor estado posible a las dos próximas citas consecutivas.
Todo indica que, si no vuelven a arreciar las lluvias como en marzo, el césped de San Mamés superará con nota ambas pruebas. Al menos, aparentemente, así lo ha hecho en los dos primeros choques.
Para ayudar a que así sera, además de los mimos de los operarios de Cengotita, se ha evitado que San Mamés acoja los entrenamientos previos al choque europeo del jueves. El Athletic Club, como es habitual, trabajará en Lezama, mientras el Sevilla ha decidido realizar el último en entrenamiento en su Ciudad Deportiva.

Un contenido de:
ElDesmarque Bizkaia

Martes, 05 de abril de 2016. 11:06
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *