Cronica RETAbet Bilbao Basket-Monbus Obradoiro | Liga Endesa 2017-2018
Secciones

Bilbao Basket vuelve a tropezar en Miribilla (74-84)

Reportar vídeo


El RETAbet Bilbao Basket quería continuar este domingo frente al Monbus Obradoiro con la buena racha que atravesaba en Miribilla, donde había ganado sus tres últimos partidos ante el Movistar Estudiantes, el Unicaja y el Divina Seguros Joventut. Pero no ha tenido su tarde, o más bien su tercer cuarto, realmente desafortunado, que le ha llevado directamente al pozo y a seguir con su penitencia en la parte baja de la clasificación con sólo dos victorias por encima del descenso.

En una jornada unificada por la Copa, ha visto rota casera su racha al caer por (74-84) en un encuentro en el que ha pagado los problemas interiores, hoy agravados por la ausencia de su torre defensiva, el grandullón Gladness. Dejan Todorovic fue el más entonado con 21 puntos por 14 de Tabu, mientras que por parte visitante destacaron los 31 puntos de valoración que vemos en el casillero de Artem Pustovyi, quien campaba a sus anchas por la zona con sus 2'18 de estatura. Dejó de 'regalo' 19 puntos, 9 rebotes y 4 tapones. 
Un palo perder
Y eso que llegaban a Bilbao los gallegos con siete derrotas consecutivas, que pronto se transformaron nada menos que en ¡siete pérdidas de balón! ya sólo en el primer cuarto. Errores hábilmente castigados que permitieron a los MIB abrir brecha desde el repetido salto inicial (llegaba a estar 14 arriba), anotando un parcial de 21-10 al cierre de los primeros diez minutos, siempre liderados por el intratable Todorovic.

Tenía buena pinta el guiso, los triples entraban, pero en el segundo acto el fogón se iba a atascar un poco, salvo en los ratitos en los que el belga Tabu pudo poner el perejil. Los de Moncho Fernández subieron en intensidad, yendo a muerte a por el rebote para aprovechar la baja de Mickell Gladness; así, haciendo gala de mayor dureza en sus interiores, lograba su segunda unidad (mucho más activa que la vasca) apretar el luminoso hasta llegarse al descanso con 41-34. 
Un parcial de salida en la segunda parte de 2-9 encendió las alarmas en el Bilbao Arena, con el empate a 43 merced a un 'eurostep' de Radovic se abría el encuentro de par en par. De hecho con el 46-47 iba a llegar la primera ventaja de los gallegos, que incluso se pusieron 48-56 en un tercer cuarto nefasto de los bilbaínos (el aro era un dedal), perdido por 8-22, lo que obligaba a remontar en el último acto ante un rival crecido a lomos de Pustovyi.
La diferencia bajo los aros estaba liquidando a los Hombres de Negro que ya estaban catorce abajo antes de un canastón de Todorovic. Con un muro por delante, pese al empuje de la Marea Negra y el 'a por ellos', sólo faltaba que tampoco entraran los tiros libres. La derrota parecía venir segura, pese a que dos triples seguidos de Tabu servían para poner emoción al final, pero la empresa era ya demasiado complicada salvo para un milagro. Que, evidentemente, no se dio.

Un contenido de:
El Desmarque

Domingo, 21 de enero de 2018. 19:22
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *