Tercera División | Portugalete-Sodupe La Florida | Kirolak
Secciones

Gabri Ortega exagera el luminoso cuando el partido fenecía

Reportar vídeo

1       

En el partido previo al descanso navideño, el mismo que cerraba la primera vuelta de la liga, el Portu sufrió en carne propia ese daño que conlleva perder dos puntos cuando el Lagun Onak, nostálgico, suspiraba por lo que creía haber merecido y a punto estaba de regresar a Azpeitia con una ajustada y/o 'injusta' derrota. Se trataba de un córner. La última bala del estratega. Un balón manso al segundo palo al que 'Pepelu' no pudo llegar por haberse lesionado en un lance inmediatamente previo.

Ese empate 'in extremis' desató la locura en las filas blanquiazules de Garmendipe, y sumió en una tristeza infinita a una parroquia que asistía a la consumación del 1-0 cual regalo adelantado de Olentzero. De seguido a la igualada, sonó la bocina del 'Cole', el aula se cerró... y la piqueta derruyo el amadisimo frontón de 'Los Hermanos' (tu pena es la mía, querido 'Monje'). Advenimiento divino, uvas de fin de año, Epifanía. Hasta que el 7 de enero, cada mochuelo en su olivo, empezó la recolecta de esas olivas en forma de puntos: 3, 2, 1, 0...

El fruto de la plenitud o el vestigio de la nada a causa de una helada tremenda. El Sodupe, al huerto de La Florida. A recoger lo que fuera de casa cree que le corresponde por esa buena maña que se da en expoliar riqueza ajena por medio de unas maneras que le premian con el título ser de uno de los dos mejores equipos a domicilio. Con el recuerdo de haberle derrotado al cuadro gualdinegro en el Hurtado de Saratxo a la vez que el melón de la liga se abría, los arlequinados (nombre de un tipo de aceituna parece), los encartados, ese color a granada que se desgrana, saltaron al precioso verde de La Florida con intención de asaltarlo.  De principio a fin, con retazos de 'Oleo de Xabier Murua con sombrero del color del oro y la hulla', el Sodupe, fiel seguidor de su idilio con los estadios ajenos, dominó el juego de manera evidente, al mismo tiempo que se adueñaba del partido. Como si físicamente hubieran asimilado mejor el descaso navideño, los futbolistas del Sodupe llegaban al balón una décima de segundo antes que sus rivales. Posesion. Suya era la pelota. Buen manejo. Juego combinatorio muy aseado que les obligaba a los jarrilleros a ver de continuo el dorsal de su oponente.  Percutían por las bandas como si fueran minas a cielo abierto que explotaban con una veloz sutileza. Se atrevían también 'por dentro', superando lineas hasta vencerlas. El Portu sufría. Por mostrarse inferior en el duelo de la disputa. O tal vez (libre es opinar aunque se corra el riesgo de caer en el equivoco) debido a que el 1-4-4-2 de la pizarra que sobre el verde se manifestaba debilitaba un medio del campo de circunstancias: Cuberia y Gabri, en el doble medio centro en detrimento de la 'naturalidad' de Txopi, Parra y Ukerdi Corres, los tres en el banquillo, los dos primeros porque a Carlos Docando, como a cualquier técnico de ligas de empaque, se le paga por conformar un 'once', el tercero, forzado a sentarse para que la convocatoria pudiera sumar 16 efectivos.
  No siendo suyo el centro del campo, el Portu sufría al mismo tiempo que gozaba el Sodupe. Caprichoso juego este del fútbol, sin embargo. A semejanza del choque frente al 'Lagun', Bengoetxea, lateral zurdo adelantado hasta la medular, cazó un envío y lo ubicó en la cazuela. Eibar taldeko presidentearen semeak urrearen balioa zuen gola gauzatu berria zuen. Izan ere, partida osoan zehar, Sodupe jaun ta jabe izan, 'Bengo'ren txitxarroa markagailuan nagusi, harro, ea Soduperen jokalari trebeak bezain azkarrak gai ote diren...de cambiar el signo del partido.
Saiatu, saiatu ziren: por la derecha, por la izquierda, barrutik... ¡Tierra! (que verde es La Florida), ¡Mar! (que cerca el Abra, estuario que le sirve al Nervion para morir en el Cantabrico)...¡Aire!...salitroso, puro yodo que fortifica la anatomía de los guerreros en disputa. ¿Por qué, Sodupe, por qué?... ¿Por qué tu virtud no te premia con un tanto, del empate, o con dos, de la victoria?...Pasa el tiempo, pasa, y nadie te responde. Quizás porque la respuesta está en un viento que no sopla. En las gotas de agua de una lluvia que no cae.  
  
Amenazaba el devenir con un final similar al que, bajo la luz de las torretas, provocó el Lagun Onak con su empate en el último suspiro. Sufría el Portu, ¡como  sufrían los muchachos de Docando!... El presagio del empate era una fina mantequilla en la que intentaba penetrar el Sodupe y su cuchillo. Se precisaba un estilete, un matador, un killer, un verdugo. Y cuando el arma visitante estaba a punto de rasgar las carnes de un Portu a fin de convertirle en mártir muerto, cuando el luminoso denunciaba el 85', he ahí la luz que agiganta la figura deifica de 'Pepelu' Villar,...
Un portero de otro mundo capaz de salir ileso de pugnas de gladiador a pecho descubierto, el escenario, a estas alturas de la 'Mati' de La Florida, es 'una de romanos', Circo  donde la mano es cuchillo que revienta un balón, que desvía otro para que se pierda por la línea de fondo luego de contactar con el poste derecho de la portería tan bien guardada por el 'mago de Elda', pulpo, también,  porque sus 'tentáculos' se multiplican en proporción directa a las necesidades del escudo que defiende.
Pasados los apuros, superada la angustia, cuando el 1-0 es ya como el 'Gordo' que la diosa Fortuna extrajo del cuerno de la abundancia, Garmendia, que había superado la línea medular 'sin darse cuenta', vio a Gabri Ortega incrustado entre los dos centrales del Sodupe, y, tocándola de cine, se la puso 'a huevo' al media punta burgales para que ejecutara al guardameta con un certero y sutil testarazo. Dos a cero goles. Fin de la partida. Empezó la segunda vuelta en La Florida. El juego sanador ha comenzado.
Por Luis María Pérez, Kuitxi, periodista y exjugador del Club Portugalete

Un contenido de:
Kuitxi

Lunes, 08 de enero de 2018. 09:35
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *