Segunda B | Crónica Barakaldo - Arenas
Secciones

La equis estaba marcada para Barakaldo y Arenas


Reportar vídeo

El Barakaldo encaraba la semana de la hora de la verdad, el punto de inflexión de dar un salto cualitativo en la clasificación del grupo II de Segunda B, pero tropezaba a medias ante el Arenas (0-0) en Lasesarre, a falta del envite del miércoles ante Osasuna B en Tajonar en el partido aplazado por aquello de la acumulación de nieve. El Arenas no se arrugó y pudo llevarse la victoria en un envite de toma y daca, de idas y venidas, con disputa correosa sobre un verde lamentable. 

Un Barakaldo que sigue invicto en su sede social. Encadenaba siete victorias y cuatro empates, a los que suma uno más ante el equipo de Bolo, con 26 de sus 35 puntos totales en casa. Un envite bajo la lluvia de Barakaldo en una superficie de Lasesarre dañada y pesada. El césped no aguantó ni medio partido, y eso que Larrazabal y su equipo no lo toca en toda la semana.
El Arenas aguantó perfectamente las embestidas locales y por momentos se estiró y buscó la portería de Txusta, que resolvió su trabajo con prestancia. En el otro arco, el joven Pablo Fid demostró sus hechuras y su carácter de veterano, parando el juego en ocasiones y abortando todas las acometidas fabriles. En una de ellas despejó un remate a bocajarro de Xabi Etxebarria, en otra le robó la cartera con el pie a Ander Vitoria, en otra Matador sacó bajo palos un balón que se colaba.
En el área local tanbién Jon Iru, el mejor del partido marcando el ritmo de los suyos, también sacó el cuero bajo palos a tiro del joven Urkiza. Un partido de ida y vuelta mediatizado por el césped, que en la segunda parte apenas permitía en raseo y se tuvo que abusar de los pelotazos al cielo. A destacar las diabluras de Iurgi Oteo, que por la derecha percutió en varias ocasiones con valentía y calidad, y un Javi Ontiveros que peleaba todos los balones en el ataque del Arenas, teniendo pendientes a Olaortua y Etxebarria.
En los compases finales el Arenas se sacudió el dominio local con aproximaciones, aunque sin mucha pólvora pereciendo en el área de Txusta y las postreras intentonas de Oteo contra el mundo, y Son, reconvertido en lateral derecho, que dispuso de la penúltima. La última la rebañó atento Edu Luna entre la galopada de Alain Arroyo y Buenacasa. El destino había marcado la equis.
Alineaciones:
Barakaldo: Txusta; Son, Olaortua, Etxebarria, Rubén; Iru, Cerrajería, Oteo, Buenacasa, Vitoria y Sergio García. También jugaron; Baba, Ito y Alain.
Arenas: Fid; Espinosa, Llerena, Luna, Royo; Matador, Uranga, Zamorano, Luisma Villa; Urkiza y Ontiveros. También jugaron: Zumalakarregi, Vidal y Aguiar.

Un contenido de:
El Desmarque

Sábado, 10 de febrero de 2018. 19:45
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *