Análisis Fichaje Cristiano Ronaldo Juventus
Secciones

Unos números más que otros

Así dio la bienvenida la Juventus a Cristiano Ronaldo.

Fútbol y política parecen muy entrelazados. Se acumulan los casos en los que el fútbol pasó a ser un tema de Estado y, también, de la sociedad. Los casos que me vienen a la memoria son varios.

Por caso, el de la organización de la Copa del Mundo FIFA Argentina 1978. Cuando el gobierno militar más sanguinario que duró lo de la maldición de un espejo roto, encumbró al almirante Lacoste a gestionar el Ente Autárquico Mundial 78, montó el Centro Piloto en la embajada argentina en París y hasta contrató a la consultora Burson Masteller para que maquillara la imagen mundialista del gobierno de facto para tapar los severos problemas que había con su no respeto por los derechos humanos.

O en 1986, meses antes de la celebración de la Copa del Mundo FIFA México 1986, cuando el político peronista Antonio Cafiero dijo que la administración radical de Raúl Alfonsín era tan ineficiente que ni a Bilardo podía echar. El 'Narigón' dirigía a la selección y juntaba más malos resultados que logros y un desempeño por momento desconcertante, hasta que tapó la boca de muchos con la obtención de aquel mundial con un esquema de juego 1-3-5-2 y un Maradona exultante.

Tal vez me acuerdo de estos dos casos puntuales porque todavía estamos en tiempos de mundial. Pero sé que no son los únicos. Allí están los casos del FC Barcelona, del Athletic Club, o el de clubes italianos que se fundaron al calor de simpatías políticas como brillantemente narró el periodista Enric González en su libro 'Historias del Calcio'. Una historia de Italia a través del fútbol.

Pero el pulso que late entre fútbol y política, es el de los números. Para aclararnos mejor, el de las finanzas y el de los resultados.

Así tenemos el cese de 9 años de carrera de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, con 450 goles en 438 partidos. Harto ya de estar harto de sí y de no ser correspondido en el amor de los números, ya no quiso estar triste en Madrid, con ese millonario contrato que no aumentaba y decidió hacer las maletas con rumbo a Turín, Italia.

Por 112 millones de euros, la Juventus se hizo con su ficha. El club de la familia Agnelli cotiza en bolsa y cuenta tras sí con un historial  de títulos pero también de serios episodios de corrupción. En el ranking 2018 del informe "Football Money League" de la consultora Deloitte, ocupa la décima posición con ganancias por 405,7 millones de euros para la temporada 2016-2017.

La Agnelli es la familia que tiene el 30% de la automotriz Fiat, el 23% del capital de Ferrari y controla la también automotriz Chrysler, que posee marcas como Alfa Romero, Jeep (patrocinador de la camiseta de la Juve), Dodge, Lancia y Maserati. Empresas que son parte del conglomerado familiar Exor.

Desde el anuncio, las acciones en bolsa de la Juve aumentaron su cotización y su demanda. Que tiene tirón este jugador que es un excelente profesional y atleta.

Pero tanto coche suelto requiere de compradores. Y si no los hay, toca ajustar. Que son números.

John Elkann, sucesor de la dinastía Agnelli, presidente del grupo Exor Spa que controla la Juventus.

 

Entonces tal vez se dejen de lado coches estándar en Italia para dar lugar a la fabricación de coches de alta gama. Tal vez esto implique menos mano de obra pero más especializada. Que ya no son meros operarios sino ingenieros trabajando de operarios.

Según consta en un artículo de mayo pasado de la agencia de noticias Bloomberg, la fábrica de Fiat en Turín –que había sido inaugurada por Benito Mussolini en 1939 y que lideró la industrialización de la segunda posguerra– llegó a emplear 50.000 trabajadores en los 70 con una producción de más de 600.000 unidades rodantes y que hoy no alcanza las 50.000.

Los sindicatos turineses también atendieron a los números de Fiat Chrysler: menos productos rodantes en el mercado, más deslocalización de la fabricación y el cese temporal de unos 6.000 empleados.

Pero los números del fútbol son más poderosos que los de la política. Los dueños de la Juve desembolsaron 112 millones de euros para traerse a CR7. Entonces, los trabajadores de la Fiat-Chrysler convocaron a una huelga para el domingo próximo, el día de la final de Rusia 2018, hasta el martes 17 de julio. Que todo es cuestión de números: de unos números más que de otros.

Alejandra Herranz, periodista y blogger 

@aleherranz

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Jueves, 12 de julio de 2018. 08:30
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *