Athletic Club | Análisis Derrota Bernabeu
Secciones

Bernabéu, el día de la marmota

Reportar vídeo


Todos los años, el 2 de febrero se celebra en Punxsutwney, Pensilvania (USA). Todos recordamos la película donde el protagonista “sufre” vivir cada día lo mismo que el día anterior.

Pues bien, en la visita cada año del Athletic Club al Santiago Bernabéu nos sucede lo mismo que al protagonista, siempre la misma “pelicula”. Y ya van demasiados.
En un partido de futbol, y más ante el Real Mardrid en el Bernabéu, no solo es suficiente jugar mejor que el contrario, hace falta mucho más, y ese mucho más se llama GOL.
Tras un inicio lamentable, para sorpresa de casi todos, el equipo no acusó el golpe y puso en marcha el plan establecido. Control del juego, apoyos constantes, robo de balón en zona alta del campo, y como consecuencia de todo ello, producción de ocasiones claras de gol.
Blanditos, muy blanditos. Arriba y abajo, como la serie inglesa.
A falta de la determinación e intensidad mostradas en el Camp Nou en la copa a partir del pitido inicial, en el Bernabéu hubo más de un partido en uno mismo.
El ya comentado inicio lamentable. Reacción anímica y consecución del empate. Despliegue de juego y oportunidades marradas de gol. Blanditos de cara a puerta contraria, y muy blanditos en la propia, y con ello otros dos goles encajados. El tercero muy dañino para irnos al descanso con una desventaja inmerecida.
En la meta propia, ante jugadores tan letales y sin ser nuestra mejor “arma”, contábamos con ello. Ahora bien, arriba no podemos ser tan blanditos.
Cuando un jugador está cerca de la línea de gol de su propia portería, la concentración e intensidad es máxima, ya que se encienden todas las alarmas y el riesgo de encajar en contra en muy grave. No ocurre lo mismo en la portería contraria. La intensidad y determinación es mucho menor ya que el no materializar la ocasión, no se siente tan grave. Esa es la verdadera diferencia entre los buenos y los cracks. Nosotros disponemos de jugadores muy buenos, y el Real Madrid tiene cracks. Pero esto ya lo sabíamos.
No es un tema de entrenamiento técnico-tactico, sino de otros aspectos que podríamos denominar como “psicoactitudinales”.
Esperemos que como en la mencionada película, en la que llega un día que no es igual que el anterior, y el protagonista puede salir de ese “bucle” , nuestro Athletic pueda mostrar no solo que es una gran institución y equipo, sino que en los escenarios históricos rompe con la sensación de que ya hemos vivido ese partido.
Athletic, beti zurekin!!!
¡Y a los demás les perdonamos la envidia!
Escrito por Luisfer García, Entrenador de fútbol y comentarista en TeleBilbao

Un contenido de:
Luisfer García

Lunes, 15 de febrero de 2016. 07:58

1 comentario

  1. fabio

    Lamentablemente, en cada salida al bernabeu o al nou camp la película siempre es la misma.defensa frágil, un mediocampo q tiene menos marca q un supermercado chino y una delantera light.x historia,hombría y afición, el histórico merece otro final

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *