Athletic Club | Problemas Cantera Lezama 2017
Secciones

Un chaval no puede querer irse del Athletic

Reportar vídeo


Que el fútbol se ha vuelto loco es una evidencia. Las cifras que se mueven alrededor de este negocio son de auténtico escándalo y no solo me refiero a jugadores contrastados o de cierto nivel sino a todo lo que le rodea.

Cada vez vemos más jugadores casi desconocidos rodeados de agentes que en la mayoría de los casos -no todos funcionan igual- son vendedores de producto a cambio de una suculenta comisión sin apenas ningún control tributario.   Y en estas está nuestro Athletic Club inmerso en esta vorágine que yo personalmente creo que es bastante peligrosa. A los grandes clubes les tiembla muy poco el pulso en hacer ofertas mareantes por nuestros jugadores, ya sean consagrados en el primer equipo como a futuros buenos jugadores con etiqueta de primer equipo.   Como hacer frente a todo esto que no ha hecho más que empezar, en mi opinión, creo en cuanto a lo económico lo vamos a tener complicado, pero tenemos algo que muchos no tienen, la posibilidad de tenerles desde pequeños e intentar inculcarles los valores que nos hacen diferentes, únicos y la envidia de muchos. Y eso se consigue a través de la exigencia, por supuesto, pero a través del cariño y del respeto que a la larga es lo que el jugador que lo ha vivido lo valora.
  No me entra en la cabeza que un chaval que sueña con jugar en su Athletic Club se quiera marchar porque no se siente ni querido ni atendido, y ojo, no hablo de dinero, hablo de cercanía, de preocupación y de respeto, y de esto en Lezama últimamente andamos escasos con todo el riesgo que eso conlleva.  Si queremos que nuestros principales activos, los chavales de la actualidad puedan ser nuestros jugadores de futuro vamos a poner de nuestra parte todo de lo que disponemos, en lo económico en la medida de lo posible, pero sobre todo en cuanto a lo emocional y en el trato, para que sientan el Athletic como algunos lo entendemos: diferentes en todo, y el día que se vayan, que puede pasar, que se sientan orgullosos de donde han estado y de como se les ha tratado.   Creo que de esta forma nos podremos mantener cuerdos dentro de esta locura llamada fútbol.
Por Jesús Barrientos, entrenador de fútbol.
* NOTA DE REDACCIÓN: Por error se había puesto al pie de esta 'Firma Invitada' del 8 de octubre -así como en otras del 1 de marzo de 2017 y el 16 de diciembre de 2016- que el señor Jesús Barrientos era socio del Athletic Club, condición que hemos comprobado fehacientemente no posee y así lo hacemos constar. Rectificado queda. 

@jbarrientos62

Un contenido de:
Jesús Barrientos

Domingo, 08 de octubre de 2017. 05:38

1 comentario

  1. eugnio

    Eso se puede solucionar, en parte con mucho mimo y cuidarlos,como si fueran nuestros hijos. Ayudando a sus padres en la educación y formación como personas, para un futuro, aunque sea fuera del fútbol. !aupa atlethic!.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *