Athletic Club | Analisis Labor de Cuco Ziganda
Secciones

Crónica de una decepción anunciada

Un contenido de:
Paul Giblin

Martes, 15 de mayo de 2018. 05:29

Reportar vídeo

Voy a levantar la mano ahora que solo (gracias a Dios) nos quedan 90 minutos de futbol para disfrutar/aguantar esta temporada y decir que hace 12 meses Kuko Ziganda me parecía la elección lógica para entrenar el Athletic Club. Llevaba 7 años como jugador, 6 con el filial, conocía a los jugadores y muchos de ellos habían ya trabajado con él en su progresión hasta el primer equipo… ¿Lógico verdad?

Por desgracia ya debemos saber que el futbol a veces poco tiene que ver con la lógica, y lo único lógico ahora es la noticia de que Kuko no seguirá la temporada que viene. Ha sido un año horrible, en parte porque el entrenador nunca parecía haber conectado con la grada.
  Mi mujer siempre estaba en contra de Kuko..., “es un soso”, dijo el día que le nombraron entrenador y ella no cambio su discurso a lo largo de la temporada, al igual que Kuko: ”Me veo con fuerzas para seguir…. “, una y otra vez, mientras cada jornada acudieron menos gente a San Mamés.  La verdad es que no lo ha tenido fácil, sin Yeray luchando contra el cáncer, con Muniain y su rodilla (aunque ya jugamos muy mal antes de su lesión), Beñat con su pubalgia, San José y su espalda o Rico e Iturraspe con demasiadas lesiones musculares, ha sido complicado formar un centro del campo de garantías.  Pero incluso con todos en condición buena, era obvio que faltaba algo de frescura por el medio (por eso supongo los intentos para fichar a Mikel Merino). Además, la falta de caras nuevas durante 2 años no ayuda, porque la gente se acomoda demasiado; hace falta savia nueva para subir al nivel de competencia e incluso tener ideas nuevas.
  Vesga, San Jose, Itu, Beñat…. 4 jugadores sin cambio de ritmo, con más o menos toque, pero solo cuando estaba Mikel Rico (el menos técnico) el equipo daba señales de vida.  El pobre Vesga, que volvió tras jugar bien en el Sporting, acabó quemado y desapareció del escenario. Los partidos con él y San José en el medio fueron los peores del año (el horror de la Copa sobre todo), pero me da pena que nunca jugó al lado de Rico, quizás hubiera ayudado…  A Beñat le dejaron con el culo al aire: “Está lesionado?”, nos preguntamos…, ‘’No,” “no’ y ‘no’ contestó el club, pero luego Beñat tuvo que operarse…  ‘Gracias amigos’ debía pensar.  Y mientras tanto Aketxe… Un minuto aquí, otra allá… La verdad es que no se si valía o no para el Athletic, pero ya no es del Athletic.
  Por detrás, la baja de De Marcos dejó la puerta abierta para Lekue para tomar un paso hacia delante, y Lekue tomó varios pasos hacia atrás. Para mi ha sido lo MAS decepcionante de la temporada: No porque crea que es mal jugador… sino al revés, porque creo que puede ser un buen jugador, pero ha jugado mal.  ¿Qué ha pasado para que olvide la táctica? ¿Para que olvide cubrir su espalda? ¿Para no fijarse siempre en el balón? Creo que parte de la culpa tiene que ser del Míster.  Toda la temporada el Athletic parecía un equipo muy poco trabajado sobre el campo, con falta de rigor táctico y sin las ideas claras (el cambio de sistema en Girona, aunque creo que lo de los 3 centrales podría ser interesante, es para mi el ejemplo mas claro de eso –no cambias una sistema con 3 sesiones de entrenamiento!!!!-). Entiendo que todos son adultos y tienen capacidad de pensar y tal, pero creo que tácticamente Kuko ha sido muy flojo, y encima con miedo. (“Es un soso” grita mi mujer desde el fondo otra vez, parece que tiene razón).  De Balenziaga prefiero no hablar... su caso deja claro los problemas de no fichar a nadie.
  Luego la preparación física: Muchas lesiones musculares otra vez y un equipo que parecía una y otra vez agotado cuando llegaba al minuto 75, con el resultado que Kuko hacia muchos cambios defensivos y acabamos pagándolo una y otra vez.  ¿Realmente este equipo estaba preparado para jugar 90 minutos como exige la LaLiga?  Para una temporada mala tienen que fallar muchas cosas. Entrenador y jugadores y quizás presidente, aunque entiendo que Josu Urrutia no quería mandar a su amigo en la calle antes de final de 2017 y luego hubo señales de vida (con la vuelta de Rico), tal vez quizás luego era tarde y por eso aguantó con el equipo a salvo. “Me veo con fuerzas para seguir…”.  Estoy con Kuko en una cosa. Lo positivos que son Unai Nuñez, Cordoba y Kepa. Los dos primeros han dado la talla y más, y espero que sigan progresando, y que al final Kepa se quedó, creo que fue un plus de moral importante en un momento duro.  Ahora toca descansar y pensar en un futuro donde Capa y Ganea debería ayudar en defensa mientas Dani García dará un plus en el medio, pero creo que es el momento para apostar fuerte… A por Merino (¿a la tercera llegara?) e incluso Ander Herera (aunque lo veo difícil). Hay que enviar un mensaje a la plantilla y la afición porque este año ha sido deficiente, hay que mejorar y mucho.
Por Paul Giblin, periodista de Bein Sports y athleticzale

@paulfromhull

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *