Crónica del Reus - Cádiz | Jornada 35 Segunda División
Secciones
CF Reus
1-0
Cádiz CF

Naufragio en Reus de un Cádiz sin ambición

Kecojevic se lamenta tras una jugada (Foto: Laia Solanellas).

El Cádiz se jugaba mucho en Reus, pero no lo pareció. El equipo de Cervera perdió con todo merecimiento porque fue siempre peor que su oponente. No tuvo ambición ni recursos para superar a un rival que dominó el partido con y sin el balón. Esta derrota supone un serio revés en un momento decisivo de la temporada.

Como estaba previsto, el Reus tomó el mando desde el inicio porque es así como se siente cómodo. Era un partido abierto en el inicio porque el Cádiz salía con rapidez cuando robaba, aunque en ambos casos faltaba precisión para que las llegadas se convirtieran en ocasiones de gol.
La primera oportunidad fue amarilla. Una gran internada de Salvi acabó con un buen centro, pero Dani Romera no estuvo fino en el remate en el primer palo. Corría el minuto 19 en un momento en el que los locales pisaban con frecuencia el área amarilla en un acoso más de presencia que de peligro.
Sin embargo, las llegadas del Cádiz sí creaban mucha incertidumbre. Un buen centro de Salvi fue cabeceado por Romera en el minuto 25 y el balón pegó en el brazo de un defensa local, pero en una acción involuntaria. Carbonell estaba brillando en el Reus por su clarividencia en la medular, mientras que en el Cádiz era Salvi el más peligroso.
La ocasión más clara del conjunto catalán la tuvo el central Olmo pasada la media hora. Recogió un rechace dentro del área y su disparo, después de un regate, se marchó fuera milagrosamente. Con el paso de los minutos se estaba viendo un Reus más decidido a por el gol y que estaba embotellando a los amarillos. En el 38 se le anuló un gol de cabeza de Lekic por fuera de juego. La ambición era del Reus en el primer tiempo.
Había que pedirle una reacción al equipo, pero las cosas empezaron muy mal en el segundo periodo. Cifuentes hizo un paradón a Carbonell, pero Lekic aprovechó el rechace y marcó a puerta vacía. Y tuvo suerte porque el árbitro podría haber señalado un penalti por mano de Brian.
El Cádiz tenía que espabilar de una vez, pero era el Reus quien estaba más cerca del segundo. Cifuentes impidió otro de Lekic a la hora de partido y Cervera daba entrada a Aitor y Carrillo en lugar de Romera y Jona. Pero el encefalograma cadista seguía plano y la mayor posesión no se traducía en nada. Ahora, eso sí, había esa iniciativa que, incomprensiblemente, no se había visto hasta encajar el gol.
Carrillo estuvo a punto de aprovechar un centro de Salvi en el minuto 75. El murciano se dejó notar más que Jona desde un primer momento. Pasaban los minutos y daba la impresión de que los intentos amarillos habían llegado demasiado tarde porque el Reus estaba muy bien posicionado y henchido de confianza por el gol y por el buen partido que estaba haciendo.
Un cabezazo de Carrillo se encontró con el larguero en el minuto 87, pero la acción estaba invalidada por un fuera de juego bastante discutible. Era el único que creaba peligro real en un equipo que terminó el partido atacando por inercia y por vergüenza torera, pero sin ideas ni criterio. 
El empate contra el Almería de la pasada jornada fue de un equipo al que le faltó puntería. La derrota en Reus ha sido de un equipo sin alma ni fútbol. Y eso a estas alturas de temporada es muy decepcionante.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Francisco José Jiménez

Sábado, 14 de abril de 2018. 15:45
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *