Blog de Juan Carlos Aragón, autor de Comparsas y Chirigotas en el Carnaval de Cádiz. Opinión de Fútbol.
Secciones

Nadie es más importante que el gol

Mira, primo. Que quería decirte algo que sólo podemos entender los que necesitamos del fútbol para seguir viviendo. A mí me echaron de los estadios. En el mío concretamente, empecé a dejarme de sentir como en casa desde que nacieron. Aún me pregunto cómo se les dejó crecer allí, ni qué loba los amamantó. Portaban banderas. Pero las suyas no eran las mías. La ikurriña, la de la URSS, la de Inglaterra, la de Andalucía. Todas juntas en el Fondo Sur de nuestro divino Carranza. Lo peor de todo no era el mejunje ideológico que representaban, sino el caos mental que gobernaba la mente infante y demente de sus esquizofrénicos líderes.

Si el fútbol es todo cuanto es, se lo debe especialmente a la importancia del gol, un bien escaso que marca la diferencia y la miseria, y que si abunda nos inunda de gloria. Pero a medida que pasaron los años, estos ultras (que traducido no sé qué carajo resulta) nos quisieron meter el gol de que ellos eran más importantes que el gol, hasta el extremo de que el estadio, el goleador y el resto de la afición perdía protagonismo en virtud de su romana forma de celebrarlo. Y si no había gol que celebrar, pues cantaban eso de que "habían venido a emborracharse, que el resultado les daba igual", y se quedaban tan frescos –o tan borrachos-.
"Cabrón" era el portero rival cuando sacaba del área chica. A muchos les parecía una gracia. Si tú, primo, que has estado en tantos estadios, me explicas el chiste, lo mismo me río. Pero lo veo difícil. Puede parecer que la afición al fútbol la inventaran ellos, pero hay fotos en blanco y negro que atestiguan que, antes de que llegaran, el fútbol ya era importante.
Los presidentes, cual trajeados capos de mafias organizadas, los fueron enchulando hasta convertirlos en delincuentes y asesinos, a imagen y semejanza de la vergüenza de Heysel. Incluso algunos ultras llegaron a hermanarse con otros ultras de ciudades que no les tocaban nada, mientras pateaban y escupían en el rostro de sus auténticos hermanos, paisanos, vecinos. A saber a quién escogió por padre la madre que los parió.
No han podido con todo. La gente sigue yendo a ver a su equipo, pero tiene que bregar con el miedo ante ellos. Partidos calificados de alto riesgo, cuando los únicos partidos de alto riesgo que tenemos de verdad son nuestros partidos políticos. Miles de efectivos policiales a cargo de nuestros bolsillos para garantizarles el exhibicionismo en público a los que no soportan sus frustradas vidas en privado. Náuseas en el área grande de mi corazón. Cuando el centro de gravedad se desplaza el sentido se pierde. Y cuando el sentido se pierde yo no sigo. Lo veo por la tele, que aunque no tiene el encanto del estadio, ahí, por lo menos, nadie es más importante que el gol.
Juan Carlos Aragón
@CAPITANVENEN0

Un contenido de:
Juan Carlos Aragón

Lunes, 30 de marzo de 2015. 09:47

13 comentarios

  1. Errante

    Tremendo Juan Carlos, hay detalles que no comparto pero vivir el fútbol es seguir la trama y hay que estar en los estadios luchando para no dejarse amamantar y no pensar más allá del futbol! Escribirás mas?

  2. NBFans

    No ultras no party

  3. Adrian Herrera

    Cuando vayas más de dos veces por año a Carranza creo que podrás opinar de lo que realmente se vive en el estadio. Y no te lo dice un cualquiera, te lo dice un chaval que lleva casi media vida de socio en Fondo Norte.
    Me averguenza lo que acabo de leer, no por lo de los ultras, que pocos se salvan, si no por referirse así a nuestro aficionados, que NUNCA han dado un problema y que ni siquiera están en la lista de los que antiviolencia tiene vigilados. En fin. El problema es que se le dará más bombo a esto porque lo ha escrito quién lo ha escrito.
    Saludos.

  4. Jose M. Ramírez

    Dejando aparte ideologías, banderitas y tal, hay que reconocer que BB.AA. mantienen la animación en Carranza, apagado por una notable desidia en las últimas temporadas. Lo de que quieren tener más protagonismo que el gol a veces es cierto, pero también aprovechan el evento deportivo para reivindicar buenas causas.

    Me gustaria sugerirte un tema que para mi es muy interesante, el caso de tanto y tanto aficionado que es del Madrid y del Cádiz, del Barça y del Cádiz, del Cádiz y de uno de los buenos (gran catetada)
    Porque yo soy del Cádiz na más.

    Un saludo y que te vaya bien en esta andadura en el Desmarque.

  5. antonio

    Bueno Capitanveneno, con la edad que tengo y muchos años fútbol, se puede decir más fuerte, pero más claro.....

    Salud.

  6. Abonado

    Ultras y fanatismo son la misma cosa.
    Totalmente de acuerdo con el artículo.
    La prensa, la directiva, los jugadores,etc. les temem y esa es la mayor muestra de que sí son violentos.
    De hecho igual le acarrea algún problema este artículo.

  7. GatoCadista

    Yo veo los partidos desde preferencia. Soy seguidor y amo al Cadiz CF desde hace más de 45 años (supero los 50 ya). Vera usted, este Cádiz de mi alma siempre ha tenido embrujo y magia futbolera. El cariño de su afición ha sobrepasado límites insospechados para muchas aficiones que envidian el cadismo, el puro. Han pasado años y años demostrandolo. Antes, sr Juan Carlos, la afición también vivía el amarillo con mucha fiebre y pasión que llevaban incluso a fuertes enfrentamientos con la autoridad (solo recordarle el caso del innombrable arbitro Fandós). También el cadismo tuvo su "momento" cuando las movidas de Astilleros. Y es que el cadismo es un surtido de ideas, credos, y pasiones, que son las verdaderas divinidades de lo que para muchos de nosotros significa el CADIZ CF. Por ello hace bien en no ir al estadio, no le vaya a dar un espasmo del "susto" por los canticos que alli se escuchan. A mi, personalmente, me importa un bledo si llevan la ikurriña o la bandera de Namibia, mientras el color amarillo prevalezca y mientras sean el pulmón del Carranza, solo pueden recibir más que mi agradecimiento.

  8. javi

    ni nadie mas importante que el gol ni autor mas importante que el carnaval asi que aplicatelo a ti mismo egocéntrico

  9. Selu, GATOCADISTA

    Yo veo los partidos desde preferencia. Soy seguidor y amo al Cadiz CF desde hace más de 45 años (supero los 50 ya). Vera usted, este Cádiz de mi alma siempre ha tenido embrujo y magia futbolera. El cariño de su afición ha sobrepasado límites insospechados para muchas aficiones que envidian el cadismo, el puro. Han pasado años y años demostrandolo. Antes, sr Juan Carlos, la afición también vivía el amarillo con mucha fiebre y pasión que llevaban incluso a fuertes enfrentamientos con la autoridad (solo recordarle el caso del innombrable arbitro Fandós). También el cadismo tuvo su momento cuando las movidas de Astilleros. Y es que el cadismo es un surtido de ideas, credos, y pasiones, que son las verdaderas divinidades de lo que para muchos de nosotros significa el CADIZ CF. Por ello hace bien en no ir al estadio, no le vaya a dar un espasmo del "susto" por los canticos que alli se escuchan. A mi, personalmente, me importa un bledo si llevan la ikurriña o la bandera de Namibia, mientras el color amarillo prevalezca y mientras sean el pulmón del Carranza, solo pueden recibir más que mi agradecimiento

  10. Selu, GATOCADISTA

    Envié un comentario (2 veces) acerca del editorial de este señor, y al parecer lo habéis censurado. En el solo comentaba lo que pensaba, sin faltar nada al respeto de nadie, acerca de este, para mi, desafortunado editorial, totalmente anticadista. Pero si El Desmarque funciona con esta clase de respeto a la libertad de expresión, creo que los cadistas deberían saber como funcionáis detrás de esa fachada cadista. Siempre os he seguido y ojalá lo pueda seguir haciendo.

  11. Nano

    Yo llevo unos meses alucinando.... que le pasa a @capitanveneno ? Parece que lo hayan castrado....que inofensiva se ha vuelto esta criaturita, quien lo ha visto y quien lo ve !! salú primo!!

  12. PEdro

    No se que hace el coletas este escribiendo para el cadiz, vete ya perroflauta

  13. yo

    Llevo 28 de los 30 años que tengo yendo a Villamarin, jamas del verbo jamas he tenido problema alguno, jamas. Si un grupo decide ir alli a hacer cosas que no son animar al Betis o ver el futbol es su problema, su problema y el del club que debe solucionarlos, y el de las autoridades si lo que hacen es ilegal.

    Que 4 tontós vaya alli a hacer lo que no debe no me va impedir a mi ir alli a disfrutar de lo que quiero, que en el futbol ha muuuuchas cosas mas importantes que el gol, primo.

Enviar comentario Ver los 13 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *