Fidel Castro muere en Cuba. Artículo de Juan Carlos Aragón | La Torre de Preferencia
Secciones

Hasta siempre, Fidel


Reportar vídeo

Fidel no se merece un minuto de silencio sino un interminable Chan-chan, entre el humo denso del Habano inmemorial y el quebrado aroma del ron de Santiago.

Al igual que Podemos negó su minuto a Rita alegando “homenaje inmerecido”, “a Labordeta no se lo dieron”, “cuando muere un obrero tampoco se guarda”, “me debía quinientos pavos” y demás argumentos cruzados que solo han servido para ganar innecesarias antipatías —y perder más de un voto—, ayer más de medio mundo celebró la reconversión definitiva de Fidel en ceniza… ¡En nombre de la democracia! ¿En nombre de la democracia? Ese argumento mejora con nota todos los que dio Podemos para no compartir el silencio de la vergüenza, aunque dudo que a sus exaltados portavoces les caiga el mismo chaparrón. Alzar la voz por el capitalismo permite sustituir “capitalismo” por “democracia” y encima quedar de puta madre. Dar por hecho que la democracia es un valor y, además, la única forma justa de gobierno empieza a cansarme.
Fidel no era demócrata, está claro. Primero gobernó con la mayoría y luego sin ella, como el PP más o menos. Fidel arrebató el poder al capitalismo yanqui para poner al pueblo en manos del comunismo soviético, como único seguro de vida ante la amenaza imperialista que arreciaba por el Norte. El PP lo hizo al contrario. Arrebató el poder al socialismo para salvar al pueblo en manos de la Troika, como único seguro de vida para sus bancos ante la amenaza comunista que arreciaba por el Sur. Fidel firmó sentencias de muerte. El PP firmó desahucios que condujeron al silente suicidio de miles de españoles. Más fino lo del PP sin duda. Con Fidel habría casos de corrupción en la cúpula, seguramente. Con el PP… bueno con el PP no hasta que un juez lo confirme, vaya a ser que a alguno le dé otro infarto y le echen la culpa a @desmarquecádiz, a mí y a mi primo.
En Cuba había pobreza, pero no mendicidad. En España también, aunque la mendicidad está prohibida: algunos mendigos se saltan la ley porque son antisistema. En Cuba ahora, si hay elecciones, se saldrá de la pobreza. Eso decían también en España. Espero que Cuba corra mejor suerte que nosotros. En Cuba, de momento, ha habido sanidad y educación gratuita para todos los cubanos. En España también, pero además hay sanidad y educación privada para los ricos ¿Como privilegio? Yo diría más bien que es atención a la diversidad, dado el elevado número de ricos que tenemos en nuestro país.

 
En Cuba no hay libertad de expresión. En España sí, lo que ocurre es que los medios de comunicación están en manos de grandes financieras y entonces no pueden expresarse con toda la libertad que quisieran. Yo soy de los poquitos que digo lo que me sale de los huevos. En Cuba me habrían matado. Aquí todavía no.
Cuando estuve en La Habana me entraron ganas de no volver a pisar España, pero el dinero no me daba para más. En España mantengo esas mismas ganas, pero sigo con el mismo problema del dinero. Cierto que Cuba es un país para disfrutarlo con dinero. Como España. La mayoría no llega a fin de mes, pero no me negarán que es un paraíso para los turistas. Todo muy parecido.
También hay diferencias. La bandera, por ejemplo. En Cuba hay una. En España he perdido la cuenta. Pero —salvo la ikurriña y el pendón morado de La Tacita— ninguna me sugiere patria con la misma solemnidad que la de Cuba. Será que la de España la identifico con Franco y la de Cuba con el Ché, y yo siempre fui más del segundo que del primero… Por lo demás, entre gallegos anda el juego.
Al menos, mientras me duró La Guayabera, me sentí más allí que aquí, pero el jurado me dejó en la calle. Fidel tampoco pudo soportarlo. Fidel no ha muerto de viejo: lo mató el jurado del Falla. Ahora, el jurado y la afición de Martínez Ares se culpan mutuamente de la muerte de Fidel. Es la moda. Y Quiñones —en sus trece— se niega a hacerle un pasodoble aunque esté muerto: “no era español y, encima, era comunista. Que la pele”.
Menos mal que yo me despedí de él en vida:
Con lo contento que estaba yo y con lo que estaba presumiendo de mantener la revolución tal como salió del fondo del pueblo.  Han sido tantos años de paz, de dignidad y de resistencia, sin ver a un yanqui en toda la Isla robando el ron de nuestra decencia. Con lo contento que yo seguía pese al bloqueo de las naciones,  viendo que Cuba se mantenía día tras día con sus cojones.  Pero según avanza el presente, miro pa’l frente y miro pa’rriba,  y con horror veo nuevamente la sombra negra de nuestra Isla.  ¡Por las barbas de Fidel. Por Camilo y por el Ché.  Por la Cuba libre del americano!  Lástima de la Revolución, que después de tantísimo ¡yanqui, go home!  vuelva a sentirse en peligro el orgullo cubano.  Qué va a decir la memoria del 1 de enero.  Más corrosivos que el hambre han sido los dólares vuestros. Qué sabe el mundo de lo que es vivir bajo esa bandera. Que como vuelvan a Cuba soy yo quien se marcha con su Guayabera…
JUAN CARLOS ARAGÓN

Un contenido de:
Juan Carlos Aragón

Domingo, 27 de noviembre de 2016. 11:04

7 comentarios

  1. Gonzalo

    No sé qué hace en España viviendo de su sueldo de funcionario del Estado tan a disgusto pudiendo buscarse las habichuelas en La Habana....ya que tanto le gusta.

  2. Invitado

    Si tanto te gusta él sistema comunista vete a vivir a Cuba pero sin euros como un Cubano más

  3. Manuel

    Me parece de vergüenza, pero es típico del español alabar todo lo de fuera, pero me parece lamentable como si en la historia de España. No hubiéramos tenido ya un dictador, en fin.. no me parece otra cosa que una muestra de ignorancia tremenda, más que nada porque me creo mucho más las reacciones y palabras de los exiliados cubanos ( que tuvieron la suerte de no ser fusilados por sus ideales ) que fueron los que vivieron y tuvieron que huir cuando se canceló la libertad y se abolió la democracia.

  4. Fernando

    Alabar a Fidel es alabar decenas de miles de asesinatos. Eso fue lo único que arrebató Fidel y el Che: vidas humanas de inocentes, libertad y prosperidad para su pueblo. Espero que en su lecho de muerte haya tenido ocasión de arrepentirse de todo el mal que ha causado a los cubanos.

  5. Daiana

    Leer los comentarios te retuerce el estómago. Pero ignorantes los hubo siempre y los habrá en todos lados. Quienes tratan a Fidel de dictador, que se lo digan en la cara al pueblo cubano, a los niños que tienen alimento y educación, a los enfermos que cuentan con una medicina gratuita de las mejores del mundo, que vayan, que quiero ver como se les cae la cara de vergüenza ante los habitantes de la isla. A Fidel no le perdonan que no les dió un tv led de 50 pulgadas a cada habitante ni se bajó los pantalones ante los yankees, sólo dio educación, alimentación y salud de primerisima calidad. Sólo empoderó a todas y todos los cubanos, sólo eso.

    Viva Cuba y su revolución, y viva mi Argentina. Que florezcan mil flores, hasta la victoria siempre Comandante!

  6. alondecai

    FIDEL ERA COMO JUAN CARLO PERO FUMANDO MÁ.

    Esta claro que Fidel se adueñó de la voluntad de su pueblo para echarle un pulso romántico al capitalismo. Pulso que fue admirado por todo el mundo, a la vez que los cubanos empezaban a dejar de recibir cargamentos de pañales para todos, sin tener posibilidad de decidir sobre ello.

    Que Cuba soportarse esta actitud tan trascendente, sin que sus habitantes tuviesen capacidad de decidir sobre ella, tiene mucho que ver con esta izquierda sudamericana e insoportable de creyentes en la Energía universal, pensamientos Alicia, y demás gilipolleces alejadas totalmente de la racionalidad del comunismo Marxista, pragmático y racional.

    A cualquiera que quiera ser honesto cuando le habla a los demás, aun siendo de izquierda, se le cae la cara de verguenza de ver como sus discursos son un constante llamado a las actitudes religiosas, para generar emoción incondicional, y no UN DIÁLOGO HONESTO ENTRE REPRESENTANTES Y REPRESENTADOS.

    El carnaval sabe mucho de esto, que gracias a los discursos gruesos y sensacionalistas de los pasodobles de comparsa, tenemos ahora un alcalde revolucionario, o un alcalde nacido del populismo de los pasodobles de carnaval, que ha evidenciado que de la poesía tseudoromántica que se ha instalado en la nueva izquierda creacionista, sólo pueden salir soluciones confusas e inoperancia. Espero que esto sirva al menos para que el carnaval se plantee que de lo único útil que debe hablar, es de la belleza de las aguas de las playas, y hacer la metáfora con la plata, que no sé yo si se le habrá ocurrido a alguien todavía...

    A ver cuando el carnaval de verdad, vuelve a elevar su nivel conversacional un escalón más, se pone el nivel del resto de la política, y es capaz de volver a decir cosas interesantes.

  7. Gonzalo

    Daiana, permítame que haciendo uso de mi propio criterio y dejando de lado recomendaciones de borregos adoctrinados cómo bien podrías serlo tú,
    vaya mejor a preguntarle a los millones de cubanitos exiliados....espero que los hijos de Fidel como buenos comunistas pongan en común su patrimonio logrado a base de chuparle la sangre a un pueblo inepto, ignorante y acomodado...como la parte castrista de Cuba. En fin mi comandante. HASTA LA MISERIA SIEMPRE!

Enviar comentario Ver los 7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *