Juan Carlos Aragón, sobre la Falta de Calidad en las Preliminares del COAC | La Torre de Preferencia
Secciones

El nabonauta

Reportar vídeo


Tras la desconchada puerta del humeante salón, se adivinaba entre la penumbra la silueta de Jorge, recostado en el sofá con el mando de la Tele. Silvia volvía de su jornada laboral con dos pizzas para cenar.

—¿En qué número es el Telecadi? —preguntó Jorge.
—No sé. No la veo nunca. Busca adonde haya carnaval y esa es, no ponen otra cosa —contestó desde la otra habitación mientras se cambiaba el uniforme de la pizzería por el chándal de andar… por casa.
—¿Ponemos el Concurso?
—¿Canta alguna importante?
—Importantes son todas, Silvia. No reduzcas la importancia a la fama o los premios, cari, no seas supremacista.
—Importante es la que me hace reír, que falta me hace. Durante el Concurso nos van a poner una hora de más.
—¿Y no te la pagan?
—Por supuesto que no.
—Tranqui. Yo se lo digo al Kichi. Es coleguita mío.
Finalmente, sin cambiar su dinosauria postura en el sofá, atinó a sintonizar el Telecadi. La impresión de una comparsa en escena le hizo reaccionar llegando incluso a sentarse ligeramente incorporado sobre la mesa, en la que Silvia distribuía las pizzas, cubiertos y servilletas.
—¿Quieres agua, Jorgue?
—Servesita, cari, que es más digestiva con la pizza.
—Una lata te queda, te traje un paquete de seis.
—Ya. Es que ha venido Luisma, el de la chirigota del Caco, a ver si yo le daba una idea para un cuplé.
—¿Y le has dado la idea o las latas de cerveza?
—La idea. Las cervezas me las he bebido yo, precisamente, para inspirarme.
—¿Y qué idea le diste, si se puede saber?
—Una un poco surrealista. Atenta. Scucha. Un nabo que desde chiquitito quería volar. Terminó entrando a trabajar en Nabantia y se hizo nabonauta, y hoy vuela feliz por el espacio atravesando almejas estelares. ¿Guay o qué?
—Fantástico, Jorgue, pero machista. Eso está inspirado en el Aragón ese que tanto te gusta, ¿no?
—No exactamente. Él es más exhibicionista, como si el único nabo fuera el suyo. En cambio, si te fijas, yo lo desvirilizo, asexualizo el nabo. Lo concibo como una entidad autónoma con voluntad e inteligencia propia, que se emancipa a partir de su incorporación a la tecnología. En otras palabras. El nabo de Aragón es más de barrio. El mío es más del Señor de los Anillos.
—Poco elegante. Lo mires como lo mires.
—¿Qué quieres, que me meta con Puigdemón, encima de que nos lleva al Liceo?
—Jorgue, ¿los veintiseis euros que te dejé ahí para que le pagaras a mi hermana la butaca que te ha conseguido para ver a Los Mafiosos?
—Esto… Mira. Silvia. Esto que me estoy fumando me ha costado veinticinco. El euro que sobra está ahí guardado. Al final he decidido mejor que la butaca se la quede tu hermana, que quería ver al Suso en persona. Prefiero ver a Los Mafiosos en el Telecadi. Tú sabes que yo no soy mu de Teatro, que lo bonito de la preselección es verla aquí contigo y comentar los preciosos disfraces e interludios armónicos…
—¡Jorgue, coño, que se te está cayendo la pizza!
—Hostias, mira qué comparsa. Qué guapada. Todos tienen barba, ¿has visto? Parece de verdad.
—Son de verdad. Todos los hombres ahora tienen esa barba. No son del disfraz.
—Po hay disfraces a los que no les pega la barba.
—Pero si se la cortan ahora no les da tiempo de que les crezca para la Carpa.
—Aro. Ya decía yo. ¿Y no es una pena ensayar cuatro meses pa salir ahí haciendo el cocacola con esas barbas y que te digan “no apto”?
—Sí aptan. No están tan mal.
—Si yo no digo que esté mal. A mí me gusta. La preselección es donde más me río. Si la quitaran, quitarían la esencia del Concurso. ¿Unas calaítas, Silvia?
—Yo lo que no aguanto es que pongan la cabeza de serie la última, con las ganas que tengo de meterme ya en la cama.
—Es que si la ponen antes la gente se va y no escuchan las demás.
—Y si yo quiero escuchar una, ¿por qué me tengo que tragar toda la morralla que meten antes?
—Porque merecen un respeto, Silvia, que desde que trabajas para la empresa privada has perdido los valores de la fraternidad.
—A ver si tú trabajas algún día y pierdes valores pero traes algo a casa, picha.
—¿Ves? Por eso no estoy tan seguro de querer trabajar. La sociedad está hoy muy competitiva y hace que perdamos valores. El dinero no da la felicidad (Esto sí. Ja. Ja. Ja.).
—Pero para fumarte eso que te fumas o trabajas o tenemos que quitarlo de la nevera.
—¿Esa chirigota es de Burgos?
—Digo, Jorgue, de Burgos.
—Po métela en la nevera a ver si fermenta. Ja. Ja. Ja.
—La misma gracia que tú.
—¿La misma? ¿Tú no crees, sinceramente, que el cuplé del nabonauta es mejor que todos los que están cantando esta noche?
—Infinitamente…
—Po viá llamá ahora mismo al Luisma y le viá decir que me lo devuelva, que me lo ha pedido el Aragón.
—No se lo va a creer, Aragón va sobrado de cuplés de esos.
—Po el año pasado no sacó ninguno.
—Por eso no ganó. Ya verás este año.
—El Concurso se ha puesto demasiado correcto como para que Aragón saque groserías. Se ha liado por sacar a Puigdemón. Imagínate eso…
—Aragón nunca ha sido correcto.
—Hasta ahora…
JUAN CARLOS ARAGÓN

Un contenido de:
Juan Carlos Aragón

Domingo, 14 de enero de 2018. 10:20

2 comentarios

  1. alondecai

    CARNAVAL DE CÁDIZ 2018: LO QUE SÍ Y LO QUE NO...

    Ha sido muy sonado el tema de la decapitación de Puigdemont y me gustaría comentar este asunto. No he visto la agrupación y no voy a valorar su repertorio, pero está claro que consigue llamar la atención.

    Personalmente me sentiría incómodo si el carnaval de cádiz se convirtiese en el defensor de la unidad de España y todo eso, pero bueno.. ya el año pasado el Sheriff cantó un pasodoble a las 'denuncias de maltratos falsas' que ponen las mujeres en comisaria.... esto es libertad de expresión, que cada uno diga lo que quiera.

    Hay medios como LASEXTA que para comentar en sus informativos que ha empezado el concurso de carnaval, han puesto un pasodoble de una comparsa femenina cantando al asunto de 'la manada', y no han dado relevancia ninguna por ejemplo, a la decapitación de Puigdemont. Buen gusto para LASEXTA. Supongo que en Sevilla lo estarán flipando con que las mujeres hagan algo más que dejarse agasajar....

    El sensacionalismo desde luego es el recurso de quien no tiene nada que decir, y es muy sencillo buscar emocionar a la gente a través de la pena o la rabia o el dolor. Basta con decapitar a Puigdemont, o cantar una historia penosa para cagarse al final del pasodoble, en la puta madre del desgraciado que ha propiciado esa calamidad... ese esquema del odio está lleno de emoción y funciona, y si encima el final de esa composición tiene cortes martinistas así de frases largas, os aseguro que pega... el odio siempre pega.

    De lo que me he dado cuenta es que a la hora de tratarse temáticas de compromiso social antropológico, político y tal... al final hay que ofrecer esos contenidos en un idioma para niños chicos, que muchas veces imposibilita desarrollar en condiciones la temática en cuestión. No sé si esto le pasa a más gente, pero yo cuando me paro por la calle con alguien y comentamos algún asunto de actualidad, usamos un lenguaje uqe luego no podemos usar al escribir sobre esos temas, porque lo que se canta debe presuponerse que van a escucharlo poco más que deficientes mentales que a su vez son el grueso de los escuchantes de carnaval... esta es la verdad.

    Pero bueno para eso ya está mi canal de youtube, para mostrar cómo sería el carnaval hoy si en lugar de verse en su día seducido por el capitalismo y empobrecer y standarizar sus discursos, hubiese seguido evolucionando con rigurosidad en los análisis y el tratamiento de las temáticas... aunque acabase teniendo en frente a un público minoritario, o que ya no tuviese que ver nada con ese populacho que rie las gracias a a los que decapitan muñecos... que se parece mucho al populacho que portaba antorchas las noches de quema de brujas.

    Hoy en día la falta de formación y cultura no merece la condescendencia de nadie, pues el conocimiento está gratuito al servicio de quien lo quiera. Cantar gilipo--eces para que te aplaudan gilipo--as, es consecuencia de que el carnaval tampoco pretende sacudirse de encima la gilipo--z, en tanto en cuanto la gilipollez son consumidores de carnaval igualmente, y aquí lo que importa es el número de consumidores... es el mercado amigo!! supongo yo que contestaría JC ARAGÓN a este asunto...

    A ver si llega una ola de autores milenials y sacan de ahí a todos estos posmodernos de izquierda creacionista e incongruentes actitudes ad hoc, porque ya a la vejez empiezan a dar vergüenza ajena.. pero todos sabemos que el carnaval es un circuito cerrado en el que la gente no es capaz de valorar la calidad de algo sin saber quién lo ha escrito, propiciando que se sobrevaloren todo lo escrito por sujetos ya conocidos.

    En fin....sto es cádiz.

  2. alondecai

    Generarle a la gente la impresión de que tçu como autor nunca has sido correcto y ahora lo vas a ser para poder concursar en condiciones.... me parece una tropelía desagradable, si esta es la capacidad de autocritica que tienes, la persona que conviva contigo es carne de maltrato psicológico....

    Eres tan inocuo como el resto del concurso, y decir polla muchas veces en un cuplé no te va a hacer más transgresor... madura pisha, y lee a Zizek anda...

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *