Cádiz y Villarreal, pugna en Copa del Rey por el Submarino Amarillo
Secciones

El verdadero 'Submarino amarillo'

Reportar vídeo


En la eliminatoria de los dieciseisavos de final de Copa del Rey que enfrenta, este jueves a las 20.00 horas, a Cádiz CF y Villarreal CF, se disputarán algo más que 180 minutos y un pase a la siguiente fase del torneo. El sobrenombre del 'Submarino amarillo' también está en juego entre estos dos equipos que ‘pelean’ por hacerse con él, aunque históricamente le pertenece al conjunto de la Tacita de Plata.

Gaditanos y castellonenses comparten este apodo desde hace varios años y, gracias a él, mantienen una sana rivalidad por quedarse con el título del 'Submarino amarillo'. De alguna manera, en esta eliminatoria, también está en juego este nombre.
Históricamente, el primer conjunto en llevar este sobrenombre fue el Cádiz CF durante la segunda mitad de la década de los 80. El equipo que conformaban los hermanos Mejías, Mágico Gónzalez, Carmelo o José González, comenzó a fraguar una leyenda en torno al conjunto amarillo: la de un equipo desahuciado por la trayectoria cosechada durante la mayor parte de la temporada que resurgía del fondo de la clasificación para salir en las últimas jornadas de la quema y permanecer en Primera División. El Cádiz se caracterizaba por estar en la zona baja de la tabla durante casi toda la campaña y se salvaba en el último momento cuando nadie apostaba por él para quedarse en Primera.
En esa misma época, el Villarreal CF era un auténtico desconocido y militaba en Tercera División. En la celebración del equipo castellonense de su último ascenso a Segunda División B en 1991, los aficionados entonaron por primera vez el Yellow Submarine de los Beatles y se apriaron del apodo de los cadistas. A partir de este momento, comenzó una de las pugnas más peculiares y originales del fútbol español.
El ascenso meteórico que ha vivido el Villarreal en los últimos años hasta llegar a la élite de fútbol español, mientras que el Cádiz caía hasta divisiones inferiores.
Las aficiones de ambos equipos comenzaron a bregar por hacerse con el título de Submarino amarillo. Fernando Roig, presidente del Villarreal, trató de comprar un verdadero submarino y pintarlo de amarillo para ubicarlo en los aledaños de El Madrigal. La televisión del club castellonense sacó a la luz un vídeo de 1970 en el que supuestamente se puso por megafonía por primera vez la famosa canción de los Beatles, unas imágenes que muchos aficionados cadistas han tildado de montaje.
El Cádiz, como buen submarino, volvió a salir a flote y en la campaña 2005-2006 regresó a Primera División, donde le esperaba una batalla naval con el otro submarino de la categoría. Por fin ambos equipos cara a cara. Parecía que quien surgiese vencedor de los dos encuentros disputados en Liga podría adueñarse del sobrenombre, pero ambos partidos terminaron con el mismo resultado de 1-1. Estas dos únicas citas han sido las ocasiones en las que se han podido medir ambos conjuntos en la historia.
Ahora la Copa del Rey brinda la oportunidad a ambos equipos el desempate para adueñarse del nombre, por lo que estos dieciseisavos son mucho más que un partido para pasar a octavos de final, es la lucha por quedarse definitivamente con una identidad y una tradición que ambos quieren llevar a gala.
 
 

Un contenido de:
N. M.

Miércoles, 03 de diciembre de 2014. 10:23
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *