Crónica | Deportivo-Sevilla | Jornada 33 | LaLiga 2017-18
RC Deportivo
0-0
Sevilla FC

El Deportivo se queda a medias

Un lance del Deportivo-Sevilla en Riazor (Foto: Óscar Cajide).

Dos victorias en los dos últimos compromisos ligueros alimentaban los sueños del deportivismo. El equipo de Clarence Seedorf recibía al Sevilla FC en el mejor momento de la temporada, pero también en una situación límite: obligado a vencer para mantener viva la llama de la salvación y, al mismo tiempo, apretar al Levante, que mañana recibirá al Málaga CF en el Ciutat de València. 90 minutos después, el sueño se aleja. 

De inicio, el Dépor apostó por lo entrenado en la última sesión previa al duelo: galones para Guilherme y banquillo para Çolak. En el Sevilla, hasta seis caras nuevas respecto al último encuentro liguero frente al Villarreal. 
El conjunto blanquiazul entró en el partido con ganas de agradar, buscando en largo a Lucas Pérez y tratando de combinar en posiciones intermedias. El problema se producía una y otra vez sin la pelota: el 4-4-2 en rombo, muy claro, dificultó el trabajo de los interiores sobre los laterales rivales. Pedro Mosquera y Celso Borges tuvieron serios problemas para contener a Layún y a Navas por ambos carriles, porque el sistema les exige tapar por dentro los apoyos de los extremos, sobre todo los de Correa, sin perder de vista las subidas de los laterales.
En cualquier caso, las ocasiones en las áreas estuvieron repartidas hasta la recta final del primer tiempo, como lo estuvo el choque en los primeros minutos de partido que acabó provocando un cambio prematuro en el cuadro herculino. Transcurría el minuto 36 de juego cuando Krohn-Dehli, golpeado por Geis en el primer lance dividido de la contienda, se marchó a la caseta visiblemente mareado. Su plaza la ocupó Emre Çolak, ovacionado por la afición coruñesa.
Cuando la primera parte ya se consumía, Carlos Fernández y Pizarro dispondrían de dos oportunidades claras para batir a Rubén, pero esta vez el meta de Coristanco mantuvo la compostura y resolvió la papeleta. Antes, el Deportivo había solicitado penalti hasta en tres ocasiones. En una de ellas, las imágenes no dejan lugar a dudas: Albentosa trató de rematar a portería a la salida de un córner y Carriço se lo impidió sujetando la camiseta del central con las dos manos.
Los segundos cuarenta y cinco minutos arrancaron con los mismos hombres sobre el césped y la sensación de que el conjunto blanquiazul necesitaba un paso al frente para imponerse a un rival bien plantado y con calidad de sobra en tres cuartos para hacer daño a la zaga local. La primera la tuvo Mosquera, que no consiguió disparar entre los tres palos desde el interior del área. Acto seguido, en la portería contraria, Correa dispondría también de una buena ocasión para batir a Rubén, errada, y Sandro se encontraría con el arquero blanquiazul tras recibir un gran pase al hueco de Banega.
El partido no tenía respiro: el Sevilla llegaba con claridad cuando se lo proponía, aunque no conseguía estrenar su casillero, y el Deportivo amenazaba a David Soria desplegándose en ataque. En el minuto 68, Adrián y Mosquera a punto estarían de abrir la lata, pero el primer se topó con el meta visitante y Mosquera, con su pierna menos buena, enviaría la pelota un metro desviada a la derecha de los tres palos.
En el alambre, el Dépor tiró de corazón para intentar hacerse con los tres puntos en unos últimos minutos frenéticos. Lucas Pérez tendría las dos últimas en sus botas y Borges dispararía a la madera para desesperación de una grada volcada con su equipo. Ahí murió la deseada victoria.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Carlos Rosende

Martes, 17 de abril de 2018. 19:23
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *