Fichajes Dépor: Perfil y Trayectoria de José Antonio Caro

José Antonio Caro, gran juego con los pies y reflejos bajo palos


Reportar vídeo

La dirección deportiva del Dépor no respira y ya está pensando en la planificación para la temporada 2017/2018. Una de las posiciones en la que el conjunto herculino va a centrar sus esfuerzos en el próximo mercado veraniego es en la portería. De hecho, ningún guardameta ha logrado destacar y encontrar continuidad en el Deportivo en los últimos años y, por ello, el club blanquiazul ha mostrado interés por hacerse con los servicios del portero del Sevilla Atlético José Antonio Caro, según ha podido saber ElDesmarque Coruña.

José Antonio Caro, también conocido como 'Churripi', es un futbolista de 22 años que ha visto relanzada su carrera como guardameta de forma meteórica y tardía, pues no llegó a la cantera del Sevilla hasta que no tenía 17 años. El portero se formó durante toda su juventud en el equipo de su pueblo, el Siempre Alegres de La Palma del Condado (Huelva), hasta que el conjunto sevillista decidió ficharlo para el juvenil de División de Honor.
En su primer año en la cantera del Sevilla tuvo la suerte de triunfar por accidente. En la Copa de Campeones juvenil de la temporada 2013/2014 celebrada en Vigo, Churripi aprovechó la lesión del ahora portero de las categoría inferiores del Betis, Ángel de la Calzada, para ocupar la portería y ser uno de los artífices de la victoria sevillista en aquel campeonato.
Posteriormente, pasó por las filas del Sevilla C antes de dar el salto el pasado curso al Sevilla Atlético, equipo en el que se hizo con la titularidad a mitad de temporada cuando David Soria subió al primer equipo. El guardameta pretendido por el Dépor fue el héroe del ascenso del filial sevillista a Segunda División, ya que anotó el penalti decisivo de la última eliminatoria frente al Lleida.
Esta temporada es un fijo para Diego Martínez en la portería del Sevilla Atlético, pues ha sido de la partida en 21 partidos de las 25 jornadas disputadas hasta la fecha. Además, en las últimas semanas está entrenando en alguna que otra ocasión con el primer equipo, tras la marcha de Sirigu a Osasuna.
Caro se caracteriza por ser un portero que cuenta con un gran juego con los pies en el área, una virtud muy codiciada en el fútbol moderno y fundamental para asear la salida de balón. Además, destaca por sus reflejos bajo los palos y por tener una gran intuición en el uno contra uno ante los delanteros rivales. Su gran hándicap siempre han sido las salidas, aunque es un aspecto que ha ido puliendo desde su llegada al Sevilla y cada vez demuestra más solvencia.
Si finalmente se produjera la llegada del portero onubense el próximo verano, el Dépor contaría en su plantilla con un guardameta de diferente perfil a los que forman parte de la plantilla actual.

Un contenido de:
Manuel Monge

Martes, 14 de febrero de 2017. 08:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *