Pol Calvet, Deportivo | Perfil

Pol Calvet, de La Masía a Abegondo

Reportar vídeo


Pol Calvet (19 de abril de 1994, San Cugat del Vallés, Barcelona) es el último refuerzo del Deportivo B con la intención de pelear por el ansiado ascenso a Segunda División B. El centrocampista de Sant Cugat ha desarrollado casi toda su vida deportiva en el FC Barcelona: llegó al conjunto catalán con 13 años procedente del Sant Andreu y fue escalando peldaños hasta subir al filial azulgrana en la temporada 2013-14. Su gran debe hasta ahora han sido las lesiones, pues ha sido intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones (isquios) y eso ha limitado su trayectoria en el Barça B. 

¿Qué tipo de futbolista es Pol Calvet?

Sita Aguilera, colaboradora de Sport, Perarnau Magazine o Barça TV en temas relacionados con la cantera del FC Barcelona, describe al nuevo fichaje deportivista: 

Físicamente es potente, rápido, ágil... no es el futbolista más elástico, pero sí tiene buenas condiciones para desplegarse desde el centro del campo y llegar al área con peligro. Siempre ha tenido buenos números porque le pega bien con la pierna derecha desde media distancia. Es su especialidad, brilla llegando desde segunda línea al área. En Barcelona le han achacado un poco el abuso de la conducción y es cierto que en ocasiones tarda en soltar la pelota, pero tiene el gusto de los centrocampistas de La Masía. Es polivalente, puede jugar de interior o de mediocentro... e incluso de mediapunta, quizá lo mejor sea no darle mucha responsabilidad defensiva porque sin balón no es un jugador determinante. 

Allá por 2011, Martí Perarnau describía sus condiciones en el estupendo libro "Senda de Campeones":
Puntos fuertes: condición física excelente. Disparo poderoso con la pierna derecha. Buen desplazamiento de balón. Alto y muy polivalente. Muy buena técnica y elevada capacidad goleadora desde dentro del área.
Puntos débiles: le gusta la conducción del balón y sus técnicos le insisten en que debe jugar a uno o dos toques. 

Las lesiones, su gran hándicap

Al Barça llegó en cadetes y hasta juveniles no sufrió ningún problema físico de relevancia. Saltó del cadete al juvenil A y ese mismo año acabó jugando algunos partidos con el juvenil B porque tuvo varias lesiones (se rompió un dedo del pie y sufrió molestias musculares a lo largo de la temporada 10/11). Los problemas en los isquiotibiales los ha arrastrado siempre. En la 12/13 sí firmó un buen curso, pero no ha tenido mucha continuidad: cuando lo ascendieron al Barça B volvió a tener problemas de isquios y al final lo tuvieron que operar... y esta última temporada recayó y en mayo pasó de nuevo por el quirófano. 

Pol fue reintervenido el pasado mes de mayo en Finlandia para solucionar las mencionadas molestias. Si consigue dejar atrás las lesiones y desarrolla su potencial, el Deportivo se reserva la opción de ampliar el contrato que finaliza el próximo mes de junio. Su suerte será la del Dépor, así que confiemos en que Calvet pueda demostrar todo el talento que atesora.  

Un contenido de:
Carlos Rosende

Jueves, 07 de enero de 2016. 17:21
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *