Dépor | Motivos de Martín Lasarte para No Entrenar

Los motivos por los que Lasarte no quiso entrenar al Dépor

Martín Lasarte, en una imagen de archivo.

Fue uno de los primeros nombres que sonaron y enseguida se alzó como el gran favorito para sustituir a Cristóbal Parralo al frente del banquillo del Dépor una vez se hiciera real la decisión de la directiva de cesar al cordobés como entrenador del primer equipo herculino. Martín Lasarte destapa, días después de rechazar la oferta del club blanquiazul, las razones por las que no quiso entrenar a la escuadra deportivista.

 
En una entrevista concedida este viernes a La Voz de Galicia, el técnico uruguayo se ha explayado sobre las sensaciones que le produjo la llamada del Dépor y el por qué de acabar rechazando el que, según él mismo, siempre ha sido su "sueño". 
"Las cosas no siempre se dan cuando uno lo desea. Llegan cuando llegan y poco se puede hacer para cambiarlo. En este caso, no era el momento por muchos motivos. Con la cabeza fría lo tenía claro desde el primer minuto, pero luego entran otros factores, como el corazón, y ahí es cuando estuve a punto de, no sé si se puede decir, cometer un error. Hay una cuestión que antecede a todo esto y es que, cuando salí del Nacional, tras un año y medio muy duro e intenso, decidí parar un tiempo para recargar energías", explicó Lasarte.
"Por seguir al corazón, estuve a punto de cometer un error"
El de Montevideo recalcó que, días antes de recibir la propuesta herculina, había rechazado una gran oferta de un club paraguayo por encontrarse en ese periodo de descanso que se había marcado. "Pero que el Dépor te llame es diferente. Y rápido me entusiasmé. El hecho de que pudiera suceder algo que había deseado tantas veces me hizo olvidar el cansancio".
Reconoció que entrenar al Dépor es un "sueño en su carrera". Sin embargo, empezó a tomar consciencia de lo que el equipo blanquiazul necesitaba para seguir adelante y qué tendría Lasarte que poner de su parte para que la escuadra permaneciera en Primera división. "Me encontré de frente con la realidad. Me vi sin la fuerza necesaria. No era cuestión de proyecto, ni de calendario, ni de la cantidad de puntos que el Dépor tiene. Al contrario, la situación es de las que a mí me motivan. Llegar a un sitio y tratar de cambiar la dinámica y transmitir energía al grupo, a la afición, al Consejo de Administración... ".
Insistió en que "ahora mismo es esa energía la que a mí me falta. Y como no la tengo, sería engañarme a mí mismo y, lo peor, engañar al Deportivo. Y eso nunca lo haría. Por eso no acepté el reto, por cariño, respeto y honestidad".

Un contenido de:
ElDesmarque

Viernes, 09 de febrero de 2018. 12:02
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *