Roy Makaay recuerda con cariño su paso por el Deportivo en Fiebre Maldini | Entrevista

Makaay recuerda con cariño su paso por el Deportivo

Roy Makaay, exdelantero del Deportivo (Foto: Fiebre Maldini).

Roy Makaay, exdelantero del Deportivo, repasó en Fiebre Maldini su paso por el cuadro coruñés y detalló los buenos momentos vividos en la ciudad herculina, donde firmó grandes temporadas y sumó tres títulos a sus vitrinas personales. Makaay recordó con cariño su paso por el club y valoró algunos de sus mejores momentos con la elástica blanquiazul.

 
Sobre su llegada al Dépor, al comienzo de la temporada 1999-00, Makaay apuntó que "a nadie le gusta bajar a Segunda, pero la temporada que hice yo me puso en la mira de otros equipos y me idea era la de salir porque no quería jugar en Segunda. Las cosas con el Dépor se arreglaron muy rápido", explicó un punta que recaló en A Coruña después de que el cuadro deportivista llegase a un acuerdo con el Tenerife para pagar 1.300 millones de las antiguas pesetas (algo más de 12M de euros).
Sus primeros pasos en el Deportivo: "Empezamos ganando al Alavés y debuté con tres goles en el primer equipo. Tuve unos jugadores fantásticos, un centro medio del campo fantástico. Con Mauro Silva, campeón del mundo; Flavio, internacional por Brasil; Djalminha, que jugaba por Brasil, era un genio... Donato, César, Naybet, que era un personaje fantástico y también un gran jugador. Songo'o en la portería, Pauleta, 'Turu' Flores, Jokanovic... En cualquier posición teníamos recambio de calidad".
La buena dinámica del equipo: "Desde el primer día había algo que es difícil de explicar. No había ni broncas, porque todo marchaba bien, con buenos resultados".
El título de liga ante el Espanyol en la campaña 1999-00: "Donato mete un gol nada más empezar y eso quita todo el nerviosismo. Sobre todo el de la gente en las gradas, y nosotros teníamos un poquito. Ahí casi empezó la fiesta. Luego marqué yo. No es el gol más bonito, pero nos dio la liga. [Con la invasión de campo[, había un aficionado allí y le dije que si me llevaba hasta el vestuario, le daba mi camiseta. Y así lo hice".
La celebración: "Solo vi gente en blanquiazul por las calles hasta la mañana siguiente. No sé qué pasó, pero acabamos todos con el pelo de otro color. Cuando me vio mi mujer, me dijo que estaba más amarillo que blanco. Gracias a los 22 goles que metí con el Dépor y ganar la liga estaba en la plantilla para la Eurocopa de Holanda".
El 'Centenariazo': "Todo el mundo ya daba por hecho que el Madrid iba a ganar, porque ellos pidieron a la Federación hacer la final por el Centenario. Toda España pensaba que iba a ganar el Madrid, pero nosotros pensamos: "eh, no va a ser tan fácil". Comimos después del partido en el restaurante reservado por el Madrid para la celebración".
Su salid del club: "Cuando yo fiché por el Dépor, me prometieron algunas cosas y no cumplieron. Al final el Bayern quiso pagar lo que pidió el Dépor. El problema es que tardaron dos o tres meses", concluyó.

Un contenido de:
ElDesmarque

Martes, 13 de marzo de 2018. 11:15
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *