Última Década del Dépor

Una década para olvidar

Reportar vídeo


El pasado domingo el Deportivo certificó su descenso a la Segunda división tras caer con el Barcelona por 2-4. En Riazor se puso fin a una temporada pésima en todos los aspectos, una campaña que no fue más que una continua y lenta agonía de un equipo sin suerte ni fútbol que decepcionó a propios y extraños. Con esta vuelta al infierno, el Dépor cierra prácticamente una década de pesadilla.

La decadencia del SuperDepor comenzó unos años antes de la entrada a esta década, coincidiendo con la aparición de la crisis económica y el descubrimiento de una deuda alocada, provocada por los despilfarros de la etapa de bonanza y prestigio del club. En torno a la temporada 07/08 el Deportivo empezó a devaluarse, con plantillas más modestas que se alejaban de las pretensiones que años antes parecían anodinas para la entidad gallega. Sin embargo, esta cambio tampoco se consideró un problema, si no una especie de pequeño retroceso para tomar impulso, algo que probablemente supuso la estocada definitiva a un proyecto caduco, que necesitaba regenerarse desde la directiva hasta la planificación deportiva.
El echar la vista a otro lado provocó que en la temporada 10/11 el Dépor volviera a Segunda 20 años después. Un descenso traumático, de un equipo y una afición que se sentían invencibles, que pensaban que la Primera división sería para siempre, mirando desolados desde los asientos de Riazor como se cerraba una etapa brillante y comenzaba un camino lleno de tinieblas. Aquella temporada el club herculino estableció el récord de puntos de un equipo descendido, con 43, cayendo ante el Valencia en una última jornada desoladora.
En la 11/12, con una nueva directiva de la mano de Tino Fernández y con el objetivo principal de sanear económicamente la entidad, se iniciaba lo que muchos pensaba que sería un mal menor, una temporada de transición que hiciera reverdecer viejos laureles al cuadro coruñés. En parte fue así, en un año el Dépor volvía a la Liga con 91 puntos dando un protagonismo mayor a la cantera y volviendo a ilusionar al público.
A pesar de ello, su vuelta a la máxima categoría no fue la esperada, todavía acuciados por la deuda y sin poder configurar un plantel de garantías, los blanquiazules volvieron a descender inmediatamente en la 12/13, con 35 puntos. Otra travesía en el desierto, otro año poniendo a prueba la fidelidad de la hinchada de Riazor, que volvió a acompañar al equipo en todos los escenarios, y otra promesa de reconstrucción y de mal menor que ya pocos creían en A Coruña.
De la mano de Fernando Vázquez el Deportivo subiría rápidamente y en la 14/15 nuevamente aparecía entre los grandes. Una temporada muy turbulenta que estuvo a punto de volver a costarle un disgusto a los deportivistas. A remolque toda a temporada, finalmente lograron una salvación 'in extremis' en el Camp Nou, con el ya histórico gol de Salomao (2-2).
Algo que faltó al proyecto de Tino Fernández fue la estabilidad, de esta manera, a partir de la 15/16 los herculinos iniciaron una etapa de cierta tranquilidad, donde la aparición de Lucas Pérez fue esa especie de ídolo local que tanto faltaba al club en esta etapa tan lúgubre. Sin embargo, y aún trazando buenos tramos de juego y resultados, ni en la 16/17 ni en la 17/18 el Dépor logró alejarse con holgura del descenso. Siempre de la mano del sufrimiento, los gallegos lograban salvarse en las últimas jornadas, pasando de una teórica tranquilidad a las urgencias de final de curso.
De este modo se llegó a la campaña actual, en la que nada parecía hacer presagiar este pésimo final. El año comenzó con buenas noticias en lo económico y en lo deportivo, la llegada de hombres como Lucas Pérez, Fabian Schär o Adrián López colocaban al Deportivo mucho más arriba, incluso pensando en una hipotética lucha por volver a Europa.
Pese a todo, esta se está convirtiendo en la peor temporada de la historia del club. Un retroceso inesperado, pero que si nos fijamos bien ya daba algunas señales en el pasado. El colofón a una década desastrosa, en la que el Dépor acumula tres descensos, sin superar ni los 42 puntos ni la 15ª posición. Vuelven la reconstrucción, la ilusión y las tinieblas.
 

Un contenido de:
David Cofán

Martes, 01 de mayo de 2018. 19:42

1 comentario

  1. Tino Vázquez

    Se nota que cualquiera persona puede escribir un artículo.... Así que Tino Fernández en el 2011 no? En fin....

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *