Dépor | La temporada de Edu Expósito entre Fabril y Deportivo | 2017-18

Objetivo: recuperar a Edu Expósito

Un contenido de:
Carlos Rosende

Viernes, 25 de mayo de 2018. 12:10
Edu Expósito, centrocampista del Fabril (Foto: Óscar Cajide).
Edu Expósito, centrocampista del Fabril (Foto: Óscar Cajide).

De participar en Primera contra la UD Las Palmas, Athletic Club o Real Madrid, allá por el mes de noviembre, a no disputar ni un solo minuto de juego, por decisión técnica, en el encuentro de ida del play off de ascenso a Segunda que midió al Fabril con el Extremadura en Almendralejo. De entrar en los planes de Pepe Mel y Cristóbal Parralo a desaparecer del mapa con la llegada de Clarence Seedorf para capitanear la nave blanquiazul. La temporada de Edu Expósito no tiene término medio, y viene exigiendo un elevado nivel de madurez por parte del jugador para asimilar semejante vaivén de emociones.

"Hemos visto el caso de Edu Expósito [en el primer equipo], al que se le han dado minutos y de repente se los han cortado. ¿Cómo se siente el chaval?", razonó Uxío, compañero de Edu, en la última entrevista del '9' del filial concedida a La Voz de Galicia. Las palabras del delantero lucense llegaron días después de que el centrocampista catalán, el único futbolista del Fabril con ficha de la primera plantilla para la próxima temporada, no entrase en los planes de Gustavo Munúa en uno de los choques más exigentes de la campaña. Sin molestias de ningún tipo, Edu se quedó de inicio en el banquillo y acabaría siguiendo desde la barrera cómo el Fabril rescataba un valioso 2-1 del Francisco de la Hera.
Su caso no extraña demasiado porque no difiere en exceso del de otros futbolistas de la cantera que en los últimos años han estado a las puertas de dar el salto a la primera plantilla, y a los que la falta de estabilidad en el cuerpo técnico del Deportivo les ha privado de asentarse en la élite. Lo más habitual es responsabilizar por completo al jugador, e incidir en que si llega arriba es porque tiene nivel para hacerlo y si no lo hace es porque no ha sido capaz de superar los obstáculos, pero si el Dépor quiere implantar un modelo de cantera debe ir más allá y crear un clima óptimo para que él y otros de sus compañeros consigan asentarse. Urge encontrar de una vez por todas una ruta más sencilla, porque la actual está llena de curvas.
Edu es un chico inteligente, dentro y fuera del terreno de juego. A escasos dos meses de cumplir 22 años, manda en el campo, ha entendido que debe ser protagonista porque posee cualidades para dejar huella en cada partido y, además, ha mejorado su comportamiento defensivo, una de sus principales asignaturas pendientes. En definitiva, reúne las condiciones necesarias para recibir una oportunidad. Pero una opción de verdad, no lo que han experimentado este curso Francis, One o él, aunque en su caso ya hubiese debutado a finales de la 2016-17. La apuesta tiene que ser firme y real.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *