Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
Ocho futbolistas de LaLiga han emigrado a China

La fútbol chino centra su interés en España

Escrito por Antonio Broto / EFE

Miércoles, 28 Febrero 2018 17:18
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Bakambu se entrena con su nuevo equipo.

La liga china de fútbol cerró este miércoles el mercado de fichajes de pretemporada, en el que ha reducido drásticamente el dinero gastado en traspasos, por las presiones del Gobierno para que se reduzca la burbuja en el sector, lo que no evitó que hasta ocho jugadores de la liga española hayan emigrado a este torneo.

Los clubes de la Superliga china, donde el balón comenzará a rodar este viernes, han gastado este año 167 millones de euros, lejos de las cifras de la pasada temporada (543 millones) y la anterior (418), en las que este país lideró el mercado de invierno (esta vez quedó por detrás de Inglaterra y España).

La razón de este desplome han sido las medidas del Gobierno comunista para cortar de raíz lo que se veía como un gasto desmedido, por temor a que esto no ayudara al desarrollo de jugadores locales y a que sumiera en graves endeudamientos a algunos clubes, como ya estaba comenzando a ocurrir.

Pekín dictó el pasado año numerosas medidas para limitar el mercado, lo que ha surtido el efecto esperado, desde reducir a tres el número de extranjeros que pueden jugar en el campo por equipo a imponer una tasa del 100 por cien a los fichajes de estrellas foráneas o prohibir a los clubes con sus cuentas en rojo que compren jugadores.

En este panorama, no es de extrañar que el fichaje más caro de la pretemporada china, el del congolés Cédric Bakambu (procedente del Villarreal) por 40 millones de euros, haya traído polémica, ya que el club chino que lo adquirió, el Beijing Guoan, intentó sin éxito que el dinero lo pagara una empresa externa en su nombre.

El equipo más potente de Pekín también ha hecho otro fichaje millonario procedente de la Liga española, el de Jonathan Viera (Las Palmas) por 11 millones de euros.

Sin embargo, el club chino que más ha gastado en fichajes ha sido el recién ascendido Dalian Yifang, que esta misma semana cerró la compra del argentino Nicolás Gaitán y el belga Yannick Carrasco, ambos procedentes del Atlético de Madrid, por 18 y 30 millones de euros, respectivamente.

Junto a esas dos incorporaciones al Dalian llega la del portugués José Fonte, procedente del West Ham inglés, por 5,5 millones de euros.

Otros tres fichajes demostraron que este año China ha dejado de usar la liga de Brasil u otras suramericanas como gran vivero para sus fichajes, sustituyéndolas por la española.

Así, el argentino Javier Mascherano cerró su larga carrera en el Barcelona para incorporarse al Hebei China Fortune de Manuel Pellegrini, su compatriota Augusto Fernández dejó el Atlético para emigrar al Beijing Renhe, y el español Juan Cala cambiará la camiseta del Getafe por la del Henan Jianye.

Fuera de la liga española apenas hubo traspasos que destacar ni siquiera por parte del todopoderoso Guangzhou Evergrande, campeón de las siete últimas temporadas, que palió la marcha de Paulinho al Barcelona el pasado agosto por 40 millones de euros con el fichaje del serbio Nemanja Gudelj, antes en el también chino Tianjin Teda.

El mercado cerró a medianoche del 28 hora local (16.00 GMT) y en las últimas horas hubo un movimiento frenético, sobre todo de jugadores chinos.

Además, en estos compases finales el Henan Jianye fichó al goleador portugués Orlando Sá (Standard de Lieja), el Shenzhen FC al atacante camerunés Franck Ohandza, del Hajduk Split croata, y el Jiangsu Suning se hizo con el delantero ghanés Richmond Boakye, del Estrella Roja de Belgrado.

El pinchazo en la burbuja futbolística china provocó que este año los rumores de traspasos de grandes estrellas mundiales a esta competición fueran mucho menores que en la pasada temporada, aunque alguno hubo, como el presunto interés de clubes de este país por Andrés Iniesta o Fernando Torres, que finalmente no se materializó.

Incluso en la segunda división china se miró a España, con el fichaje de Fran Sandaza (procedente del Girona) por el Qingdao Huanghai y la llegada de dos entrenadores, Sergi Barjuán (del Mallorca al Zhejiang Greentown) y Raúl Agné (del Real Zaragoza al Nei Mongol Zhongyou).

Dejando la liga masculina de China, pero sin abandonar el país asiático, merece la pena destacar que una de las mejores jugadoras españolas, Vero Boquete, se convirtió en el fichaje estrella de la pretemporada al dejar el París Saint Germain para jugar en el Beijing BG Phoenix.

Y en la vecina liga de Hong Kong, independiente de la del resto de China, un viejo conocido de la liga española como es el uruguayo Diego Forlán, antigua estrella del Villarreal y el Atlético, que a sus 38 años fichó por el Kitchee actual campeón liguero de la ciudad.

CLICK PARA COMENTAR


El Desmarque