Trabajo de Jackson y destellos de Óliver en el arranque liguero del Calderón
Secciones

Trabajo de Jackson y destellos de Óliver en el arranque liguero del Calderón

El delantero colombiano del Atlético de Madrid Jackson Martínez se estrenó ante su nueva afición en el estadio Vicente Calderón aportando trabajo pero sin apenas ocasiones, mientras que el mediapunta Óliver Torres mostró destellos con poca continuidad, en la victoria rojiblanca por 1-0 ante el Las Palmas.Miguel Ángel Moreno
Además de Jackson, el estadio del Manzanares también pudo ver cómo debutaba el argentino Ángel Correa, que entró en la segunda parte, y reencontrarse con el lateral brasileño Filipe Luis, retornado del Chelsea inglés este verano.
Más voluntad que otra cosa se pudo ver en Jackson Martínez durante los 59 minutos que tuvo en su estreno como rojiblanco. El ariete colombiano intentó entrar en juego desde el arranque, con una primera combinación aplaudida por la grada, pero la mayor parte del tiempo estuvo muy desasistido en ataque, exceptuando un par de centros al área demasiado largos.
Lo que no pudo aportar en peligro sí lo rindió en presión e intensidad, ya que el punta cafetero se fajó en presionar a los jugadores del Las Palmas cuando intentaban construir juego. E incluso tuvo su ocasión en la segunda parte, gracias a un centro raso de Filipe Luis que requería más velocidad de la que en ese momento tenía 'Cha cha cha', al que se adelantó el zaguero amarillo Pedro Bigas. Apenas unos minutos después, Jackson fue sustituido por Fernando Torres.
Por su parte, Óliver buscó agradar en su reencuentro con el Calderón siendo el jugador más desequilibrante del arranque rojiblanco, aunque acudiendo más al centro que a la banda derecha en la que le había ubicado Simeone. El habilidoso jugador extremeño arrancó los aplausos de la grada con cambios de orientación y detalles técnicos, pero también sacó de sus casillas a su técnico en ocasiones, al enredarse en demasía en la conducción
Conforme el partido avanzaba, el mediapunta se fue aplanando al mismo tiempo que lo hacía todo el Atlético, que no era capaz de ver puerta merced a la buena defensa dispuesta por el técnico amarillo, Paco Herrera. Terminó su participación como extremo por la izquierda en el 4-3-3 al que cambió SImeone al avanzar el partido. Fue retirado en el minuto 64 para dar paso al argentino Ángel Correa.
El '16' rojiblanco, que tenía su bautismo competitivo un año después de haber sido contratado y tras pasar por una larga recuperación, lo agradecía convirtiéndose en el jugador más incisivo de los de Simeone a su entrada, y buscando las combinaciones con Koke y Griezmann.
Correa no dudó en tirar a puerta en cuanto tuvo ocasión, a veces de forma atropellada como lo hizo nada más entrar, también intentó algún disparo lejano sin problemas para Lizoain, pero no acabó de tener una ocasión franca, víctima también del momento más deshilachado del Atlético en cuanto al juego.
Como Óliver, el zaguero brasileño Filipe Luis también volvía a pisar el Calderón con la rojiblanca tras un año de ausencia, en un reencuentro marcado por la normalidad, con apenas unos silbidos minoritarios cuando anunciaron al lateral brasileño en la alineación.
Filipe fue creciendo con los minutos, cuando el balón comenzó a pasar por su costado y con gestos que recordaron al de años anteriores, con un autopase para sortear a David Simón y centrar a Jackson, o un centro chut tras un balón rechazado que no encontró ni puerta ni la bota de ningún compañero; todos ellos en la primera parte.
En la segunda mitad, el brasileño fue aún más osado y a punto estuvo de establecer el 2-0 en el minuto 78, cuando penetró en el área y forzó la línea de fondo para un disparo que golpeó con el exterior de la red, aunque algunos ya coreaban el tanto. Si tenía alguna duda sobre cómo le iba a recibir la hinchada rojiblanca, se le disiparon todas: pareció que nunca se había marchado.
SIn oportunidad para el argentino Luciano Vietto, el montenegrino Stefan Savic, o el belga Yannick Ferreira Carrasco, que fue uno de los descartes, el Calderón todavía tendrá que ver más fútbol para evaluar el resultado de las nuevas incorporaciones y de las alternativas en ataque de Simeone que, al menos en el estreno liguero, no se tradujeron en una avalancha ofensiva.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Sábado, 22 de agosto de 2015. 20:25
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *