Entradas Olympique Marsella - Atlético de Madrid | Final Europa League en Lyon
Secciones

El Atlético, con 'problemas' para vender las entradas de Lyon


Reportar vídeo

No le está resultando fácil al Atlético de Madrid vender las entradas de las que dispone para la final de la Europa League, que se disputará el próximo miércoles en Lyon. El club se vio obligado este jueves a ampliar su abanico de venta y durante el viernes podían adquirir entradas hasta el socio 80.000 con Abono Total. Aún así, en esta última jornada apenas se han vendido 1.387 localidades y a cinco días de que se dispute la final, aún quedan más de 2.600 en taquillas.

No está siendo sencillo el proceso de venta. Como suele ser habitual, el club daba prioridad a aquellos socios con Abono Total con más antigüedad en el club, lo que provocó que los más recientes se quejaran porque "siempre van los mismos" a las finales. Aún así, la respuesta por parte de la afición no está siendo la esperada desde el club y casi todos los socios tendrán derecho a comprar en estos últimos días.
Según ha informado el club, el sábado por la mañana tendrán derecho a entrada los socios con Abono Total del 80.000 hacia delante, mientras que por la tarde podrán adquirir localidades todos los socios abonados, aunque no tengan Abono Total. En caso de que siguieran quedando billetes disponibles, el domingo por la mañana podrían adquirirlas incluso los socios no abonados, algo que nunca se ha dado en las últimas finales.

¿Por qué hay tan poca demanda?

A pesar de la proximidad geográfica, la respuesta de los aficionados está siendo inferior a lo esperado, hasta tal punto que desde el Atlético han tenido que reorganizar los plazos de venta. El club confiaba en vender las localidades entre el lunes y el jueves, pero los plazos se siguen alargando y ampliando.
Una de las principales causas que origina la poca demanda parece la 'peligrosidad' que se transmite de cara a la final. En el Atlético las entradas las vende el club, pero en el Olympique de Marsella son los ultras quienes reparten las localidades. Esos ultras amenazan con 'reventar' la final, que además se disputará en Lyon, que también tiene una peligrosa fama en el mundo de los aficionados radicales.
A ello hay que añadir el poco margen de planificación. Las semifinales de la Europa League acabaron el jueves 3 de mayo y la final se disputa apenas 13 días después. El Atlético empezó a vender las localidades el día 7 de mayo y este viernes, cuando apenas quedan cinco días para la final, quedan todavía 2.600 entradas en taquilla.
Además, el Atlético acumula varias finales en los últimos años y tras llegar a Lisboa o Milán, la Europa League genera un entusiasmo algo menor. Los socios más antiguos han preferido ahorrar costes y los socios más recientes no se esperaban que tuvieran derecho a entrada, pero ahora apenas quedan unos días para organizar un viaje cuyo precio es bastante elevado.
Por contra, la afición sí está respondiendo a la llamada del Atlético para ver la final en el Wanda Metropolitano. Las localidades de toda la grada baja están prácticamente agotadas y el club se ha visto obligado a abrir las dos gradas superiores para formar un ambiente familiar en su nuevo estadio. En este caso, los socios pueden entrar de forma gratuita retirando antes una invitación, mientras que el público general puede acceder al recinto por 10 euros.
 

Un contenido de:
Juan Ignacio Lechuga

Viernes, 11 de mayo de 2018. 19:56
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *