A la quinta va la vencida en el Clásico, por ahora
Secciones

A la quinta va la vencida en el Clásico, por ahora

Madrid, 10 mar (EFE).- El Real Madrid viaja al Palau blaugrana para disputar ante el Barcelona el que será el quinto Clasico de la temporada, por ahora, y deshacer el empate a dos que mantienen los equipos esta temporada.,El Barça se impuso en Liga en Madrid (80-84) y en la final de la Copa del Rey (92-90), mientras que el Madrid se apuntó los dos partidos de Euroliga (87-75) y (74-101).,Son tantos los partidos que ha enfrentado a estos dos equipos en España, en Europa, en Liga, en Copa, en finaMadrid, 10 mar .- El Real Madrid viaja al Palau blaugrana para disputar ante el Barcelona el que será el quinto Clasico de la temporada, por ahora, y deshacer el empate a dos que mantienen los equipos esta temporada.
El Barça se impuso en Liga en Madrid (80-84) y en la final de la Copa del Rey (92-90), mientras que el Madrid se apuntó los dos partidos de Euroliga (87-75) y (74-101).
Son tantos los partidos que ha enfrentado a estos dos equipos en España, en Europa, en Liga, en Copa, en finales y en playoffs, que se pueden encontrar una casuística numérica casi para cualquier objetivo que se plantee.
Para este choque, Laso ya anunció el pasado jueves, tras el partido de Euroliga ante el Panathinaikos, la ausencia de Luka Doncic, afectado de una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha. Nada grave, pero algo que conviene cuidar para que no vaya a mayores.
Otro punto importante es que el Madrid aventaja en cinco victorias al Barça, que es el segundo clasificado de la Liga junto a Valencia y Baskonia. Esto quiere decir que la trascendencia del resultado para el Madrid es mínima, aunque en cuanto el balón sale de las manos del árbitro en el salto inicial es un Barça-Madrid y ninguna otra cosa cuenta.
Los dos equipos tienen un calendario infernal, pero en esta el Real Madrid lo tiene más comprimido en el inicio de la semana, ya que juega en Milán el martes, en Euroliga ante el AX Armani, por problemas de ocupación en el Mediolanum Forum de la capital lombarda.
El Madrid no se juega nada en Liga y en la competición europea está buscando la clasificación para los playoffs primero y el factor cancha a continuación, por lo que sería comprensible que intente ahorrar fuerzas, aunque un Clásico es un Clásico y va mucho más allá de lo que esté en juego en ese momento determinado.
Los regresos al equipo del estadounidense con pasaporte esloveno Anthony Randolph y el mexicano Gustavo Ayón hacen que Pablo Laso tenga que ajustar el juego interior del Real Madrid, que ahora con Edy Tavares, Felipe Reyes y Trey Thompkins, que también ha vuelto tras dos semanas de paro por lesión muscular, es muy fuerte pero todavía sin la química necesaria para rendir a pleno nivel.
Nada mejor que un Clásico en el Palau para testar el nivel del equipo y, de paso, para deshacer el empate.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Sábado, 10 de marzo de 2018. 10:18
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *