Triste regreso a Vallecas de Sandoval
Secciones

Triste regreso a Vallecas de Sandoval

Tres años y medio después de su último partido sobre el césped de Vallecas, José Ramón Sandoval regresó al estadio madrileño como entrenador rival y al frente del Granada se llevó una derrota ante el Rayo que deja a su equipo hundido en la clasificación.David Ramiro
El 13 de mayo de 2012 Vallecas vivió un éxtasis de júbilo y una noche de fiesta por una victoria frente al Granada en el tiempo añadido que permitió al Rayo mantenerse en Primera en la temporada de su regreso a la máxima categoría tras ocho años penando por Segunda y Segunda B.
El artífice de ese ascenso a Primera en mayo de 2011 fue José Ramón Sandoval. El técnico madrileño, que llegó al club en diciembre de 2007 para dirigir al filial, se hizo cargo del primer equipo en 2010 para guiarlo al ascenso, aunque su sueño en la máxima categoría con el equipo vallecano solo duró 38 partidos.
La mala segunda vuelta que protagonizó el Rayo aquella temporada 2011/2012, con doce derrotas, le hizo jugarse la permanencia a cara o cruz en casa, ante el Granada. Raúl Tamudo, en el descuento y en fuera de juego, deshizo el entuerto con un gol de delantero puro que llevó el delirio a la grada.
La afición invadió el terreno de juego, los jugadores se abrazaron como una piña sobre el césped y un entrenador, José Ramón Sandoval, con brazos en alto y lágrimas en los ojos, cerró entrando en la historia su ciclo en el Rayo.
Sandoval, que no fue renovado en mayo de 2012 por el Rayo, encontró acomodo a mitad de la siguiente campaña en el Sporting de Gijón, del que fue destituido un año después, el 4 de mayo de 2014, tras no lograr los objetivos. Posteriormente, el 1 de mayo de 2015, el Granada, jugándose la permanencia, acudió a su rescate y el equipo se salvó ganando tres partidos consecutivos y empatando el último contra el Atlético.
Esta temporada, los resultados y el juego no están acompañado al Granada, que con siete puntos en diez jornadas, una sola victoria en el campeonato, y dieciocho goles encajados por solo diez a favor, se presentó en Vallecas en lo que representaba un duelo directo por la permanencia.
"Vallecas es mi casa, así me lo hicieron ver allí, donde coincidí con héroes dentro y fuera del campo. Gracias al apoyo de todos ese club sobrevivió y creció. En el Rayo pasé cinco años fabulosos en los que crecí como persona y como entrenador", dijo Sandoval, en la rueda de prensa previa al choque.
Huyendo de su pasado, Sandoval sabía que el partido ante el Rayo era una final por la permanencia y un examen a su trabajo, ya que un nuevo resultado negativo le dejaría muy tocado para poder continuar en el banquillo, y más sabiendo que Las Palmas y Levante, sus dos acompañantes en la zona del descenso, ya cambiaron jornadas atrás a sus respectivos entrenadores.
Los pronósticos de Sandoval no pudieron ser peores, ya que el Granada se vio superado en los primeros compases del partido por el juego directo del Rayo, que se alzó con la victoria gracias a un doblete de Javi Guerra en solo nueve minutos.
Pese a la expulsión de Zé Castro y jugar ante un rival con diez jugadores durante setenta minutos, el Granada fue incapaz de igualar la contienda ante la desesperación de Sandoval, que vivió todo el partido de pie en tensión.
"Ha sido un partido de sensaciones encontradas. He vuelto a casa, con un equipo diferente al que me debo ahora y que más no me puede dar. Quería conseguir los tres puntos, pero sabía que en este campo iba a ser muy difícil. Todo lo que hemos hablado no ha salido e incluso la expulsión nos ha perjudicado. Me voy con un sabor de boca muy malo. No hemos superado al Rayo en nada y el espectáculo ha sido penoso", dijo Sandoval, al término del partido.
Igual de triste que para Sandoval fue el regreso a Vallecas de Piti. El jugador catalán, emblema del Rayo y que cuenta con una peña de aficionados con su nombre, militó en el equipo madrileño de 2007 a 2013 y fue un actor principal en los éxitos del club, como el ascenso de 2011, la permanencia de 2012 y el histórico octavo puesto en Liga a las órdenes de Paco Jémez.

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Sábado, 07 de noviembre de 2015. 21:53
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *