Las Palmas - Málaga CF | Errores graves de Keko Gontán y Samu García

Málaga, del verbo malograr


1       
Reportar vídeo

El Málaga no hizo un mal partido a nivel defensivo. Ató en corto a un jugador peligroso como Calleri y secó a Las Palmas, que sí, es el penúltimo, pero que apenas tuvo ocasiones para asomarse a la portería de Roberto más allá de una acción de Míchel en la primera parte y de disparos lejanos. Y del gol, claro está, en una jugada extraña que acabó en semifallo un Halilovic que ya fue verdugo en su día con el Sporting.

Pero otro gallo hubiera cantado si los hombres ofensivos del Málaga hubieran estado más atinados. Porque los errores groseros, los de bulto, los que se señalan con lupa normalmente en el área propia, vinieron esta vez en la rival. Los que salgan en la foto de la derrota en esta ocasión no deberán ser los defensas, sino los que marraron dos ocasiones clarísimas en la segunda parte, cuando el partido estaba más abierto que nunca y para ganarlo. Sus nombres: Samu GarcíaKeko Gontán.
El primero de ellos, que tuvo una noche discreta, protagonizó una cabalgada que pudo finalizar con la izquierda, pero que se le fue en un último control cuando tenía espacio y cierto tiempo para sacar un disparo o un penalti. Pero no fue así. "En la jugada que tuve me iba el balón botando, intenté desplazarme para protegerme y que el defensa no se metiera y se me fue el balón", explicó luego Samu, que al menos dio la cara en zona mixta.
Keko también la tuvo en un remate clarísimo con una finalización impropia de la élite. Y también en la primera parte, ésta menos clara, pero en la que no confió en su pierna izquierda. El madrileño le pone voluntad, pero está negado. 
En ambas acciones el pase fue de Ideye, que tuvo un buen debut y que en un partido ha hecho más en ataque que Borja Bastón en toda la temporada. Lamentablemente, y después de marcar sólo un gol en los últimos seis partidos, ya parece tarde, mal que nos pese y mal que nos duela.

Un contenido de:
D.M.

Lunes, 05 de febrero de 2018. 22:29
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *