Academia Málaga CF | Entrevista (I) con Juan Borrajo, de Bilba

Juan Borrajo: “El Málaga tiene claro que la primera fase se hace”

Reportar vídeo

1       

En la construcción de La Academia del Málaga todo va más lento de como se desearía. Hace casi tres semanas se puso la primera piedra, pero los trabajos aún no han comenzado al estar pendientes ahora de la inspección arqueológica. Bilba, empresa constructora, está a la espera para poder iniciar las obras y confirma que en breve comenzarán con el vallado. No hay de qué preocuparse, el desarrollo de la primera fase está completamente garantizado y así lo manifiesta Juan Borrajo, director general de Bilba, en una extensa entrevista concedida a ElDesmarque Málaga, en la que, entre otros asuntos, apunta también a la posibilidad del club blanquiazul de poder explotar las instalaciones cuando se construyan. Le ofrecemos la primera parte del encuentro.

- ¿Cuáles serán los primeros pasos toda vez que comiencen los trabajos?
“Los típicos en una obra de este estilo. Lo primero, aparte de la implantación de obra con el vallado y el control de acceso, será el movimiento de tierras, los rasanteos, y dejarlo todo a la cota que marca el proyecto y que sirve como base. En la parte del campo de fútbol haremos toda la infraestructura necesaria de saneamiento, riego y demás; y en la parte de edificación, tanto en el edificio de oficinas como en el graderío, haremos la estructura. Esa es la organización prevista”.
- ¿Cuántos campos de fútbol se realizarán finalmente?
“En principio va el campo de césped natural y luego dos de césped artificial que se dividen en campos más pequeños y, en función de cómo se desarrolle el resto de las fases, no sé si irá alguna variación en cuanto a qué campos se hacen en cada una”.
- ¿Qué otras construcciones tienen previstas en esta primera fase?
“Un graderío que va junto al campo de césped natural. No sé si en la segunda o tercera fase va otro graderío con otro campo. Además, la urbanización de acceso, con los aparcamientos, el edificio principal, que se hace una primera fase, la portada, el puesto de control y los campos de césped natural y artificial”.
- ¿Qué funcionalidad tendrá ese edificio?
“Está aún por definir, allí irá una sala de oficinas, despachos, sala de formación y algo de almacenes, pero no sé el uso que le darán”.
- ¿Qué nos puede decir del resto de las fases, hay algo estipulado?
“El resto de fases no tenemos ningún compromiso de hacerlas, lo que parece que sí hay es un compromiso por parte del club a tener que hacerlas en un tiempo determinado, no sé si en cinco o en diez años, y hay una comisión de seguimiento para que eso ocurra. Pero desconozco cómo se plantea. Una vez que esté terminada la primera fase, la construcción de la siguiente se puede compatibilizar con el uso, pero no sé qué tiempo dejarán entre fase y fase. Se hará en función de las necesidades que vean y la financiación que necesiten”.
- ¿Puede condicionar la situación deportiva al desarrollo del proyecto o al revés?
“Condicionar al desarrollo no afecta, el club tiene claro que la primera fase se hace y que la situación deportiva afecta a sus ingresos, pero dentro de eso ellos son los que tienen que ver si es o no viable hacer la segunda fase a continuación de la primera o si tienen que esperar para poder organizarse”.
- ¿Qué le parece la ubicación de Arraijanal?
“La ubicación en cuanto a comunicaciones es perfecta. Además, el entorno está completamente diáfano y el mar al lado con la brisa marina que, en cuanto entra el calor, es un desahogo. Desde los terrenos de la Ciudad Deportiva hasta el mar hay proyectado un parque, una zona verde y va a completar aún más el entorno. Será una de las zonas de desahogo de esa parte de la ciudad”.
- ¿Piensa que podrá ser un reclamo para otros clubes europeos que hacen sus pretemporadas de invierno en la Costa?
“El poder explotarla como alquiler para otros equipos es una de las líneas de ingresos que maneja el club y la Fundación para hacer viable la infraestructura. Se pretende que no sólo sea algo que cueste dinero, sino que también sea capaz de generar ingresos”.
- ¿Cuándo cree que estarán entrenando los primeros equipos?
“En cuanto se entregue el edificio por nuestra parte y se obtengan las licencias de primera ocupación. Yo calculo que en el primer trimestre del año que viene deberían estar ya si no hay complicaciones, o si en la parte de arqueología no nos encontramos algo que nos haga replantearnos cómo solucionar el proyecto. Si ahora al hacer los movimientos de tierra hay algún resto de valor, implicaría que, lógicamente, el plazo se viera afectado. La consejería de cultura debe emitir también su juicio y entrarían a valorarlo varias entidades, nosotros no”.
Puede leer la segunda parte de la entrevista aquí. 

Un contenido de:
D. Marín

Miércoles, 07 de marzo de 2018. 08:35
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *